BLOGGER TEMPLATES - TWITTER BACKGROUNDS »

martes, 19 de marzo de 2013

LOS TEMPLARIOS, LA IGLESIA Y AMERICA - SU RELACION


En 1252, cuando los templarios llegan a la cúspide del Poder total, de manera implícita el Maestre de la Orden asume un poder de nombrar o deponer monarcas.
Los intereses de los templarios iban más allá de la guerra, la diplomacia y las intrigas políticas. De hecho, crearon la Institución de la Banca moderna, prestando vastas sumas a los monarcas empobrecidos, convirtiéndose en banqueros de todos los tronos de Europa; de igual forma con su red de preceptores en todo el Continente Europeo y en el Oriente Medio organizaron el cobro de intereses modestos, de la transferencia segura y eficiente del dinero de los comerciantes; el dinero depositado en una ciudad, por ejemplo, podía reclamarse y retirarse en otra por medio de pagarés escritos en clave. Así pues, los templarios pasaron a ser los principales cambistas de la época y la preceptoría de París se convirtió en el centro de las finanzas europeas. Incluso es probable que el cheque, tal como lo conocemos y utilizamos hoy, fuera inventado por la Orden.
Los Templarios no comerciaban sólo con dinero, sino también con conocimientos mediante sus buenas relaciones con las Culturas Islámicas y Judaicas devinieron en receptores y transmisores de las nuevas ideas, nuevas dimensiones del conocimiento, nuevas ciencias; gozaban de un verdadero monopolio sobre tecnologías más avanzadas de su tiempo, contribuyeron al desarrollo de la agrimensura, de la cartografía, de la construcción y de la navegación.
Poseían sus propios puertos de mar, astilleros y flota, una flota tanto comercial como militar, las primeras en utilizar la brújula magnética; la necesidad de tratar heridas y enfermedades en las batallas les hizo adeptos y expertos en la medicina y medicamentos. La Orden mantenía sus propios hospitales con sus propios médicos y cirujanos, cuya utilización del extracto del Moho sugiere que comprendían las propiedades de los antibióticos de donde procede la penicilina. Consideraban que la Epilepsia, no como posesión demoníaca, sino como una enfermedad controlable.
El temple en Europa fue haciéndose cada vez más rico, poderoso y satisfecho de sí mismo, quizá no sea extraño que también fuera haciéndose, quizá cada vez más arrogante, brutal y corrompido. Algunas fuentes aseguran que la Orden tenía por norma reclutar a caballeros excomulgados.
Su decadencia.
Mientras los templarios adquirían prosperidad, poder y mala fama en Europa, la situación había empeorado seriamente en Tierra Santa. En 1185 muere el Rey Balduino IV de Jerusalén. En la disputa dinástica que estalló tras su muerte; el Gran Maestre de la Orden Gerárd de Ridefort, traicionó el Juramento que había hecho al monarca fallecido, y, a causa de ello, la comunidad Europea de Palestina se encontró al borde de  la guerra civil.
De la acción censurable de Ridefort y su actitud desdeñosa ante los Serracenos precipitó la ruptura de una tregua que hacía años que existía y provocó un nuevo ciclo de hostilidades. En julio de 1187, Ridefort condujo a sus Caballeros, junto con el resto del Ejército Cristiano, a una batalla temeraria, mal concebida en definitiva desastrosa en Hattin. Las fuerzas cristianas fueron virtualmente aniquiladas; y al cabo de dos meses la propia Jerusalén, conquistada hacia casi un siglo, volvía estar en manos de los Serracenos, en donde intervinieron los Caballeros de Malta, enemigos de los Templarios.
En 1291, había caído ya casi en su totalidad  “Outremer” (tierra más allá del mar) como decían los Templarios, así como Tierra Santa, estando bajo el control de los Musulmanes, sólo quedaba Acre, y en mayo de 1291, también se perdió esta última fortaleza.

Su destierro


A la caída de Acre último bastión templario en Tierra Santa, los templarios instalaron su nuevo cuartel general en Chipre; pero debido a la pérdida de Tierra Santa, razón de su ser y dado que no quedaba ninguna tierra infiel que conquistar y al mismo tiempo fuera accesible, la Orden empeñó a volver su atención hacia Europa con la esperanza de encontrar allí algo que justificase la continuación de sus existencia.
Un siglo antes los Templarios habían presidido la fundación de otra Orden religiosa-militar la de los Caballeros Teutónicos, que habían labrado su propio principado independiente en las fronteras nororientales llamada “El Ordenstaat” u “Ordensland”, que abarcaba todo el Báltico Oriental;  este principado que se extendía de Prusia al Golfo de Finlandia, lo que constituye actualmente suelo ruso.
A diferencia de los Caballeros Teutónicos, los Caballeros Templarios no les interesaban las regiones inhóspitas de la Europa Oriental, por consiguiente, soñaban con fundar su Estado en suelo más accesible y acogedor y este lugar era “El Languedoc” (lo que es el Sur de Francia).
El Languedoc en el siglo XIII no formaba oficialmente parte de Francia, era un principado independiente, cuya lengua, cultura e instituciones políticas tenían menos en común con el Norte de Europa, que con España, sobre todo con los reinos de León, Aragón y Castilla, por su cercanía al Norte de España. Principado de familias nobles, como los Condes de Toulouse y la poderosa Casa de Trencavel; en los confines de este principado donde florecía una cultura la más avanzada y compleja de la cristiandad en aquel tiempo, con la única posible excepción de Bizcancio.
En la región del Languedoc, tenía en común con Bizancio, donde florecía la filosofía, erudición y otras actividades intelectuales como la:  poesía, el amor cortesano; el griego, el árabe y el hebreo eran estudiados con entusiasmo, habían escuelas dedicadas a la Cábala, (en Lunel y Narbona), antigua tradición esotérica del judaísmo; practicaba una tolerancia religiosa civilizada y acomodadiza; el pensamiento Islámico y Judáico fueron importados a través de centros comerciales y marítimos  como Marsella o penetraron desde España a través de los Pirineos. En esta región la Iglesia Católica de Roma no gozaba de mucha estima, debido a su notoria corrupción. Desde hacía algún tiempo la nobleza del norte de Europa como la Iglesia Católica de Roma eran conscientes de la vulnerabilidad del Languedoc y ansiaban aprovecharse de ella. Otra cosa que florecía en el Languedoc: era la principal herejía de la cristiandad medieval. Las autoridades eclesiásticas decían que el Languedoc estaba infectado, por la herejía Albigense “La Sucia Lepra del Sur”.
Desde sus primeros tiempos la “Orden del Temple”, había mantenido cierta relación efusiva y comprensiva con los Cátaros, especialmente en el Languedoc. Muchos terratenientes ricos-cátaros o simpatizantes de los Templarios, habían regalado grandes extensiones de tierras a la Orden. Se decía que cuando menos uno de los cofundadores del Temple era un Cátaro.
Se dijo que durante la Cruzada contra los Albigenses (Cátaros), los templarios permanecieron neutrales, limitándose al papel de testigos. Al mismo tiempo, sin embargo, parece que el Gran Maestre del momento dejó bien sentada la postura de la Orden cuando declaró que en realidad había solo una cruzada verdadera: La Cruzada contra los Sarracenos.
Asimismo, en las crónicas de la época revela que los Templarios ofrecieron refugio a los numerosos furtivos Cátaros y a veces dan la impresión de haber empuñado las armas en defensa de éstos refugiados. De igual forma en esta cruzada contra los Albigenses, en la lista de la Orden del Temple correspondiente a este periodo, revelan que numerosos Cátaros ingresaron a  filas del temple. A decir verdad, dichas listas muestran que una elevada proporción de altos dignatarios de la Orden del Temple procedían de familias cátaras, confirmándose la relación y fusión de los Templarios con los Cátaros.
En el Languedoc, los funcionarios del Temple eran con mayor frecuencia Cátaros que Católicos.
Debido al contacto con las culturas Islámica y Judaica, los templarios ya habían absorbido muchas ideas ajenas al cristianismo ortodoxo de Roma; además tenía  una estrecha relación con las comunidades judías, con sus intereses financieros y con su erudicción, así pues, los Templarios habían tenido contacto con muchas cosas que normalmente Roma no aprobaba y desde luego con la entrada de los Cátaros a la Orden empezaron también a tener contacto con el Dualismo Gnóstico, eso suponiendo que nunca antes lo hubieran tenido.


Su aniquilación

En 1306 El Rey Felipe IV de Francia, conocido como “Felipe el Hermoso”, deseaba vivamente limpiar su territorio de Templarios.
Los Templarios, eran eficientes y estaban muy bien adiestrados, por lo que constituían una fuerza militar mucho más poderosa y mejor organizada que las que el Rey tenía bajo su  mando. En esos momentos incluso su lealtad al Papa era nominal.  Felipe el Hermoso carecía más bien no ejercía ningún control sobre la Orden, a la que inclusive debía dinero, y que también había buscado refugio en la Preceptoría del Temple al huir de las turbas rebeldes de París, es más codiciaba la inmensa riqueza de los Templarios, además había solicitado su ingreso a la Orden, en calidad de Postulante; quien había sufrido la indignidad de ser rechazado altivamente.
Estos factores en su contra y unidos otros, como por supuesto, la alarmante perspectiva de tener un Estado Templario Independiente a sus espaldas, bastaron y derramaron la gota del vaso para incitarle a actuar, y además la herejía fue una causa oportuna para atacarlos.
Ante todo Felipe IV el Hermoso, tenía que asegurarse de la Cooperación del Papa en ese momento, a quien los Templarios, al menos en teoría, debían lealtad y obediencia.
Entre 1303 y 1305, el Rey de Francia, Felipe el Hermoso y sus ministros proyectaron el secuestro y la muerte del Pontífice (Bonifacio VIII) y muy posiblemente el asesinato por envenamiento de (Benedicto XI).
En 1305 en el mismo año Felipe el Hermoso, logró que se eligiese Papa a su propio candidato el Arzobispo de Burdeos Bertrand de Goth mejor conocido como Clemente V, quedando en deuda por la influencia de Felipe IV, no pudiendo rechazar las exigencias del Rey, y entre esas exigencias estaba la supresión de los Caballeros Templarios.
El Rey Felipe IV, el Hermoso, planeó sus jugadas cuidadosamente, redactó una lista de acusaciones basada en parte en los informes de sus espías infiltrados en la Orden del Temple, y en parte en la confesión voluntaria de un supuesto Templario renegado, como los delitos de: Que los templarios adoraban a un demonio llamado Baphomet; de infanticidio; de enseñar a las mujeres a abortar; de besos obscenos; de instigación a los postulantes o iniciados; de homosexualidad; de negar ritualmente a Cristo; de repudiar, pisotear y escupir sobre la cruz.
Y así Felipe IV el Hermoso, pudo actuar por fin, y cuando descargó el golpe, de manera súbito, rápido, eficiente y letal, en una operación de seguridad al estilo de la S.S. o de la GESTAPO Alemana.
Así el Rey Felipe, envió órdenes selladas y secretas a sus senescales de todo el país, para que se abrieran simultáneamente en todas partes y ser cumplidas en el acto mismo.
Al amanecer del día viernes 13 de octubre de 1307, todos los Templarios de Francia serían apresados por los soldados del Rey y quedarían detenidos, sus preceptorías serían incautadas en nombre de la Corona; sus bienes sería confiscados. Aunque el golpe al parecer fue por sorpresa, el Rey no logró apoderarse de su inmensa riqueza de la Orden, nunca dieron con ella, ya que el fabuloso tesoro de los Templarios sigue en misterio.
El Gran Maestre de la Orden, Jacques de Molay, poco antes de las detenciones, hizo quemar muchos libros, reglas y archivos de la Orden; también un Caballero que se retiraba de la Orden en aquel momento de las detenciones, el Tesorero (Hugues de Pairaud) de la misma le dijo que su decisión era extraordinariamente “sabia”, toda vez que era inminente una catástrofe;  en ese momento se envío órdenes a las preceptorías de Francia haciendo hincapié en que no se diese a conocer ninguna información relativa a las costumbres y rituales de la Orden.
Existen rumores persistentes pero no comprobadas, hablan de que el tesoro  fue sacado en secreto de la  preceptoría de París, al amparo de la noche y que fue transportado en carretas hasta la costa, seguramente hasta Rochelle o tal vez hasta Marsella bases navales de los Templarios, cargado de 18 galeras, de las cuales nunca más se supo, sea cierto o no.
Finalmente, en marzo de 1314, el Gran Maestre de la Orden Jacques de Molay, junto con Godofredo de Charney, preceptor de Normandía,  y el Tesorero de la Orden Hugues de Pairaud)fueron quemados vivos a fuego lento en la Pira de la Santa Inquisición en La Isla de los Judíos. (ile-des-Javiaux),
Y así acaba la enigmática historia de los Templarios, que en todo caso de eliminarlos por completo no fue del todo afortunado. El propio yerno de Felipe IV, por ejemplo Eduardo II de Inglaterra, al principio acudió en defensa de la Orden.
En otras partes como Escocia, Lorena, Alemania, la eliminación de los Templarios, chocó con muchas dificultades, por lo que la Orden jamás quedó totalmente disuelta. En otros lugares con mayor suerte como Alemania y España hallaron refugio en los Caballeros Hospitalarios de San Juan, así como en los Caballeros Teutónicos.
Cuenta la historia que en Portugal la Orden fue exonerada tras una investigación y se limitó a cambiar de nombre, pasando a llamarse “Caballeros de Cristo”. Según Vasco de Gama era Caballero de Cristo y el Príncipe Enrique el Navegante era el Gran Maestre de la Orden.
Así, los barcos de los Caballeros de Cristo navegaban bajo la conocida Cruz Paté. Y fue bajo la misma Cruz como las Tres Carabelas de Cristóbal Colón cruzaron el Atlántico y llegaron al Nuevo Mundo. El propio Cristóbal Colón estaba casado con la hija de un excaballero de Cristo y pudo haber utilizado la cartografía de navegación y los diarios de su suegro para navegar a América

Nada de lo que escuches, sin importar quien lo diga. Nada de lo que leas, sin importar dónde esté escrito. Nada debes aceptar, sin previo discernirlo. Y por ti mismo, deberás decidir su validez o no. Lee, Informate e ¡Investiga! Cometa Azul Te saluda

EL PAPA FRANCISCO Y EL FATIDICO NUMERO 13 - COINCIDENCIAS ?

En el atardecer de un jueves de abril, Jesucristo se reunió con sus discípulos para celebrar la que luego se conocería cómo la última cena. Sólo él sabía, además, que sería traicionado por uno de ellos y que al día siguiente moriría desangrado frente a los ojos de todo el mundo, en una cruz de madera. Aquella tarde se sentaron en la mesa trece personas, entre ellos un hijo de Dios y un traidor.

Desde aquella vez el 13 se extendió como símbolo de mala suerte, aunque algunos dicen tener constancia de la superstición con anterioridad. Lo cierto es que este número ha estado relacionado históricamente con la Iglesia Católica, como el tristemente viernes 13 de octubre de 1307, cuando la orden de los Caballeros Templarios fue perseguida por la Santa Inquisición, brazo radical de la propia iglesia.

Esa noche todos los miembros de aquella orden fueron perseguidos y arrestados masivamente en Francia, algunos fueron asesinados y otros condenados a la hoguera en una matanza colectiva, tal vez la más salvaje de la historia medieval. Algunos caballeros pudieron salvarse, creando luego sociedades secretas como los Masones, Rosacruces, etc. Desde entonces el 13 asociado al viernes se considera de mala suerte.

Anteayer, 13 de marzo del 2013, quedará en historia como el día en que el primer cardenal latinoamericano alcanzaba el santo honor de ser papa, bajo el nombre de Francisco. El 13 está presente en el día y el año de su elección y si es que sumamos cada uno de los dígitos de la fecha en que fue nombrado, obtenemos el mismo resultado: 1+3+0+3+2+0+1+3=13. Además, fue elegido a las 7:06 de la noche de Italia, que suma 13, y a las 13 horas del Perú.

Jorge Mario Bergoglio fue ordenado sacerdote un 13 de diciembre, tiene 76 años (que también suman 13), fue elegido 13 días después de la renuncia de Benedicto XVI y es el primer papa no europeo en 13 siglos. Toda esta numerología podría ser simple coincidencia, como el rayo que cayó del cielo directamente a la cúpula de la Basílica la noche en que Benedicto anunció su renuncia al cargo papal.
Incluso, la paloma blanca que se posó sobre la chimenea de la capilla Sixtina y a los pocos minutos expulsaría el humo blanco anunciando la llegada del nuevo pontífice es considerada para los escépticos como casual. Aunque muchos toman estos detalles como mensajes divinos, como que en el libro bíblico del Apocalipsis, en su capítulo 13, se anuncia la llegada del anticristo y que “Papa Francisco” lleva 13 letras.

Nada de lo que escuches, sin importar quien lo diga. Nada de lo que leas, sin importar dónde esté escrito. Nada debes aceptar, sin previo discernirlo. Y por ti mismo, deberás decidir su validez o no. Lee, Informate e ¡Investiga! Cometa Azul Te saluda

EL PAPA FRANCISCO I... EL PRIMER PAPA TEMPLARIO?

COINCIDENCIA?... EL PAPA FRANCISCO JESUITA, pero los jesuitas sostienen ser descendientes de la Orden del Temple.
LA CRUZ ROJA QUE TIENE EL PAPA ES SU SOLAPA, ES UNA CRUZ TEMPLARIA...

Entonces, Francisco es el primer Papa Templario? y que sea Argentino no es un dato menor, si creamos en la historia de que el Santo Grial, fue traído por los Templarios a la Argentina y depositado el secreto de su ubicación en manos Jesuitas 300 años después....

Quizás el Papa, no tenga idea de ello, o quizás s...i...
Seguro que esta información jamas la escucharon en otro lugar... pero que bueno sería seguir esta pista y ver a donde conduce...

Todos sabemos que la Iglesia ha sido infiltrada por varias ordenes y sectas religiosas a través de sus hombres. El Temple como varias veces lo mencione, tiene hombres y mujeres dentro de la Iglesia católica por supuesto...
Pero nunca se pudo comprobar la teoría jesuita como continuación de los templarios, aunque esta claro, que son ordenes muy similares en su formación y costumbres.

TEMPLARIOS EN AMERICA - El documental de History Channel  (buscalo en youtube)

NAZIS, EL GRIAL EN LA PATAGONIA, LA MESETA DE SAMUNCURA y mucho mas.-

Hace unos días terminamos de publicar dos caras de la moneda muy bien resumidas en este documental. Una donde se contrapone toda evidencia de los Templarios en America y otra, la investigación del equipo encabezado por Alejandro Vega Ossorio (Templario en la Patagonia Argentina), documentando todo lo contrario.

Para tener en cuenta, la documentación y aportes son muy buenos en gran parte del documental. En el minuto 45 del video, se menciona y a partir de ahí, todo lo relacionado con CAPILLA DEL MONTE, Córdoba, Argentina. Hay algo en el documental que no se menciona y que es crucial y le hubiera dado la certeza a lo que el documental tilda de "posible" y es que el Jefe de las SS nazis, estuvo hospedado en el Hotel Eden de La Falda a solo 25 Km del Cerro Uritorco y como prueba en el propio hotel pueden verse fotos de su paso por las sierras cordobesas, dando este dato, a ciencia cierta que los nazis buscaban el grial y los "tesoros" Templarios en el cerro Uritorco, en tierras comenchigonas.

Por otro lado en el video sale gente que se auto titula Prior de Paraguay y Senescal en la Patagonia de las Orden del Temple. Estas personas seleccionadas por History Channel, nada tienen que ver con la Noble y Ancestral Orden del Temple, sino que son miembros de mas ordenes neotemplarias como hay en todos los países de habla hispana principalmente y esta aclaración no quiere ser despectiva, sino informativa para aquellos que despistados, crean que hay miembros de la Orden Verdadera, apareciendo en TV, y manipulando espadas ceremoniales. Como hemos repetido en varias oportunidades, La Orden es secreta y sigue al día de la fecha anónima.

Así mismo la Lic. Amalia Frontini (investigadora argentina) y el Dr. Martin Rios, (historiador mexicano), son los encargados de dar la "versión oficial" de la historia, algo que podemos leer en todos los libros y no se apartan de ese libreto que todos sabemos es un nube de humo, sobre la verdadera historia.

Seguir sosteniendo que los Templarios nacieron para cuidar los caminos de Francia a Tierra Santa para los peregrinos, es una gran estupidez. Quien puede creer que 9 caballeros pueden cuidar semejante recorrido?.- Y fueron 9 por varios años hasta que la Orden tomara realmente fuerzas y aumentaran su número.-

Por eso, les recomiendo, prestar mucha atención al relato de Alejandro Vega Ossorio, quien hace unos días escribió personalmente en esta pagina de de la Historia de la Orden, agradeciendo y felicitando el tratamiento que le dimos a su trabajo y al relato del Ing. Fernando Marti.
Por que digo esto, solo porque algo me "resuena en el interior del ser" y es que están en la pista final de la búsqueda.

Hace justo un año, el 17 de Marzo para ser mas exacto, la Orden del Temple, llevo a cabo una reunión secreta a puertas cerradas en la Iglesia del Temple en Londres con 2 Senescales, dos coordinadores y 10 miembros de varios países de Europa, fui testigo privilegiados de varios minutos de dicha reunión, hasta que el conclave se hizo totalmente hermético.

Después de esa reunión, meses después me dirigí a Roma, al Vaticano y tuve una charla con un alto cargo dentro de la sede vaticana, (FOTO). A mi regreso a España, tuve una reunión de varios días por territorio español con mi gran maestro miembro de la Orden, donde quedamos en encontrarnos en una ciudad española a medio camino, el de Francia hacia el sur y yo de Marbella hacia el norte, donde se me obsequio la espada Zahra y nació la idea de la creación de esta página.

Para ese entonces, se estaba difundiendo este video que les dejo aquí el link de Youtube, obviamente yo no conocía el trabajo aun de Alejandro Vega, ni había visto este video, ya que en Europa, no lo estaban pasando, solo pude ver un capitulo que me grabaron donde hablaba del cerro Uritorco y la Orden del Temple y el mito del Grial y el bastón de mando que supuestamente aun están escondidos en su ladera con excepción del bastón de mando que ya fue encontrado hace décadas.

Este video se lo mostré a la gente de la Orden, con el objeto de saber sobre la leyenda y mostrar donde yo vivía y porque vivía ahí, ya que mi estadía en ese lugar no fue casual y estuvo plagada de señales, sueños y encuentros, que determinaron que mi lugar en el mundo era ese.
Y aquí viene el porque de la recomendación sobre las palabras de Alejandro y el Ing. Marti; mi gran amigo y maestro, me dejo muy en claro, que ellos estaban en la pista cierta y que la Orden tiene registros de esas zonas como propias, no obstante también me dijo... "NO busques lo que ya fue encontrado" y con eso se cerro el tema...

Pues como buen alumno, seguí preguntando, pero nada mas se me informo.-

Nada de lo que escuches, sin importar quien lo diga. Nada de lo que leas, sin importar dónde esté escrito. Nada debes aceptar, sin previo discernirlo. Y por ti mismo, deberás decidir su validez o no. Lee, Informate e ¡Investiga! Cometa Azul Te saluda

lunes, 18 de marzo de 2013

LOS JESUITAS, LOS ILUMINATIS Y EL NUEVO ORDEN MUNDIAL

Sin duda un buen artículo que analiza una de las facciones que forman el club Bilderberg, tras el acuerdo al que se llegó tras la 2º guerra mundial.
Estamos hablando del Vaticano que a su vez mantiene luchas entre distintos bandos para su control.

Sin embargo maestroviejo no está de acuerdo en asignar el protagonismo de la élite mundial a los jesuitas.

Pudimos ver como los ilumínate, se asentaron en EEUU y desde allí intentaron con las dos guerras mundiales adquirir el control de la élite mundial. Pero no pudieron. Ahora forman parte de una familia más en el club Bilderberg.

Inicialmente la unión entre sionistas e Illuminati logró un rápido avance en los planes de control mundial, tal y como analizamos durante el periodo 1960 hasta 1999.

Posteriormente en los primeros años del siglo XXI el consenso se fue desestabilizando. En primer lugar el linaje de las monarquías europeas perdía preponderancia, ante los países emergentes Rusia, China… Los Illuminati dejaban de ser una rama principal. La amenaza de que el linaje nipón se alineara con Oriente produjo la no declarada guerra mundial. Armas climáticas y demás juguetes que han estado utilizando las dos partes.

Sin embargo la proximidad del 2012 y la activación del portal de Jerusalén, dan definitivamente el máximo protagonismo al  linaje judío.

Durante este último año los acontecimientos parecen precipitarse. La crisis monetaria está a punto de quitar a los EEUU como 1ª potencia. Las revueltas y los movimientos sociales a lo largo de todo el planeta, auguran un cambio.

Este cambio puede representar el final de una dominación y por consiguiente el fin de los linajes que la utilizan, en base a una liberación del ser humano.

El tiempo se va a acabar, pero es el tiempo de la élite.
Con respecto a los jesuitas, el papel de la Iglesia del Vaticano ha perdido totalmente su influencia social y el control de la población. Aunque sus recursos e infiltraciones sean aún importantes, maestroviejo no cree que se pueda catalogar de líder.

Pero conozcámoslos mejor.

Ya va siendo hora que alguien comience a hablar claro sobre quien esta detrás de todo el follón montado a nivel mundial, nadie parece dar el paso y no se bien si es por desconocimiento, desinformación o interés.
Mucho se habla del “Nuevo Orden Mundial” dirigido por Judíos Sionistas y eso no es del todo cierto, los que desde 1776 tienen un acuerdo con la casa Rotchild son los Jesuitas y con el Papa Negro a la cabeza, son quienes están moviendo a los Iluminati de Baviera.
Orden creada por Ignacio de Loyola y lo más parecido a un ejercito, infiltrado en cada uno de los estamentos políticos, económicos y sociales en la actualidad. Enemigos antagónicos de Judios, Musulmanes, etc.
Un antiguo Obispo de Guatemala afirma que los Jesuitas ‘controlan el Vaticano a través del Papa Negro, y son los controladores espirituales del nuevo orden mundial’
«A través de la historia, la Orden Jesuita se ha relacionado con la guerra y el genocidio, siendo expulsada oficialmente de muchos países, incluyendo Francia e Inglaterra. Como los investigadores afirman que los Jesuitas son los verdaderos controladores espirituales del nuevo orden mundial, el autor Phelps también ha pedido el destierro de la orden en EE.UU. Sin embargo, con más de 28 universidades importantes de costa a costa, la orden ha creado un fuerte equilibrio político y financiero aquí, incluyendo el control secreto del Consejo de Relaciones Exteriores y el control de muchos bancos como el Banco de América y del sistema de actividades bancarias de la Reserva Federal, haciendo de la llamada de Phelps para el destierro una tarea improbable si no difícil.»
 
Ampliado Aquí.
 
A continuación presentamos el testimonio de alto nivel de un ex Jesuita del Vaticano, al cual se intentó descalificar de mil maneras, nunca consiguiéndolo y para nosotros un eje fundamental de credibilidad, fue asesinado por envenenamiento Alberto Rivera.
La Orden Jesuita está actualmente expulsada de más de 80 países y no hace falta recordar quien fue el responsable de las matanzas indígenas en América, durante la época de Colón.
¿Pero en que creen los Jesuitas? Tienen creencias “Satanistas” y solo le juran obediencia ciega al Papa y “NO a la Iglesia”.
 
La Orden Jesuita, junto a las Ordenes de Malta y los Caballeros de “Colón”, quienes estuvieron estrechamente ligados en “La conquista Americana” son los que controlan el “Nuevo Orden Mundial”.
Los Jesuitas de forma “espiritual” infiltrándose y manipulando ideas y conciencias.
Los Caballeros de Malta y Colón controlando los bancos y flujos de Capital.
Recordemos unas palabras de alguien que murió asesinado y esta vez seguro que las entendemos mejor:
 
Los Jesuitas controlan el CFR (Consejo de Relaciones Exteriores) de Estados Unidos, la FED (Reserva Federal Americana) con el Caballero de Malta Rockefeller, el FMI, Banco Mundial, BCE (Banco Central Europeo), la Trilateral, Consejo de Roma, Bohemian Groove y sobre todo a los “Iluminati”
 
Aunque sólo el 2% de los jesuitas hacen el juramento extremo (después de 31 años en la orden) a donde juran “eliminar a todos los herejes” siendo la definición de hereje “que no piensa que el papa es el vicario -reemplazante- de dios en la tierra” “usando todos los métodos posibles” y “siendo hereje entre los herejes” o sea, usando la infiltración.La cuestión es que no es una orden eclesiástica común, es un Ejercito conducido por un General, Adolfo Nicolás, General de la orden jesuita que usa de arma la infiltración y conocido con el nombre del “Papa Negro”.

En general infiltran todas las nuevas religiones y sociedades secretas que se crean y su mayor arma ha sido la Francmasonería! en donde ellos han creado los ritos superiores en donde eligen a ciertas personas útiles a los cuales “iluminizan”, estos son una parte de los illuminati. Otros lugares de reclutamiento son sociedades secretas en universidades como Skull and Bones (que es un símbolo jesuita, la calabera y las tibias) en Yale. Para su información Bush hijo y padre son skull and bones.
 
Ahora sabéis más verdad de la que se cuenta y una vez más me estoy jugando el tipo diciendo quien hay detrás de esto, estos si que son los malotes de la película, los “asesinos” del Vaticano.
 
Ellos pagan el Kukusclan y reparten los protocolos de los sabios de Sión entre la nación del Islám, creando así un sentimiento de Antisemitismo, culpando y haciendo ser el más odiado al pueblo Judío. Cuando lo que quieren es su aniquilación y poder poner a su Papa en el tercer Templo de Salomón en Jerusalem.
 
Son los máximos racistas, un ejemplo claro lo tenemos en el asesinato de un cardenal de origen Judío en París, Jean-Marie Lustiger fue rabino en la Sinagoga de París, reconvertido al Catolicismo fue asesinado por los Jesuitas (no quieren Judios en su iglesia) el envenenamiento encubierto bajo un maquillaje de “enfermedad terminal”.

Os puedo asegurar que fue un asesinato, “yo” no andaba muy lejos del suceso y un dato puedo aportar el escritor del Código Davinci “Dan Brown” participó en el asunto y curiosamente ese día vestía un atuendo parecido al “uniforme” de un Jesuita. Todo esto en los jardines del Louvre cerca de donde Lustiger tenía su iglesia.
Para el que todavía no lo comprendan bien, Gladio y la Lógia P2, están controladas por los Jesuitas en su parte más alta, la OTAN son ellos.

Entendéis ahora que el Mossad sin los “Jesuitas” infiltrados, no son quien dicen ser. La CIA sin “Jesuitas” no son quien dicen ser, etc, etc. Cuan fácil es entender, cuando conoces las piezas que faltaban.
 
Escandaloso verdad!! seguir investigando y por lo menos podréis salir a la calle sabiendo, el quien, como, y el por que.
 
Dado que he hablado del secreto mejor guardado y seguramente van a venir a verme, os dejo un mensaje de tranquilidad.
 
Salmo 23:
Aunque pase por un valle tenebroso, ningún mal temeré, porque Tú estás conmigo.
Tu vara y tu cayado me dan seguridad. Me preparas un banquete en frente de mis enemigos.
Nunca he sido nada religioso, por lo menos de “sus religiones” construidas para manipular al ser humano. La creación es de cada uno de nosotros y no se expresa en ninguna iglesia, eso es un camino personal, de superación y de ser mejor persona cada día. Esa es mi religión y ya es hora de dejar libre a la raza humana y no manipularla más.

Nada de lo que escuches, sin importar quien lo diga. Nada de lo que leas, sin importar dónde esté escrito. Nada debes aceptar, sin previo discernirlo. Y por ti mismo, deberás decidir su validez o no. Lee, Informate e ¡Investiga! Cometa Azul Te saluda

sábado, 16 de marzo de 2013

FRANCISCO I - EL PODER JESUITA - SEGUIMOS CON LA HISTORIA


La Sociedad de Jesús fue de allí en adelante reconocida como la principal fuerza opositora del Protestantismo. La Orden llegó a ser dominante en determinar los planes y la política de la Iglesia Romana. La hermandad creció y floreció. Plantó sus sucursales en Francia, Italia y España, y luego en todas las tierras civilizadas.

 El éxito de la orden fue fenomenal. Llegó a ser un poder en el mundo. Envió sus representantes a cada parte del globo. Sus solitarios apóstoles fueron visto eclipsando los tronos de Europa. Ellos buscaron, por cada medio conocido al ingenio humano, que se establezca y se confirme el tambaleante edificio de Roma, y que sea minado el edificio del Protestantismo en ascenso. Ellos penetraron en el [*río] Indo y el Ganges. Ellos atravesaron los desiertos del Tibet, y dijeron, "Aquí estoy yo", en las calles de Pekín. Ellos miraron hacia abajo adentro de las minas de plata de Perú, y se arrodillaron en oración en las costas del Lago Superior. Para conocer todos los secretos, sondear todos los designios, penetrar en todas las intrigas, prevalecer en todo consejo, elevarse por sobre toda diplomacia, y dominar a la raza humana, -tal fue su propósito y ambición. Ellos herirían en lo vivo a cada sociedad humana en cada parte de la tierra habitable, el silencioso reptar de su siempre en aumento complot para retomar el mundo para la Iglesia, y dominar y conquistar y extinguir los últimos remanentes de oposición a su dominio de costa a costa, desde los ríos hasta los fines de la tierra" [Historia Universal de Ridpath, John Clarke Ridpath, 1899]

* * *

Los Jesuitas son los verdaderos autores del socialismo-comunismo. El sistema económico de la Edad Media fue el feudalismo consistente en unos pocos ricos terratenientes y los muchos pobres campesinos. Era un pecado hacer alguna ganancia para cualquiera que no fueran los señores feudales. Entonces, si el mundo ha de ser retornado a la Edad de las Tinieblas, la clase media Protestante debe ser destruida. El Socialismo-Comunismo cumplimentó esto, habiendo rendido sus amargos frutos tanto en Gran Bretaña como en los Estados Unidos. El gran engaño es que los Judíos son los autores del comunismo. (¿Después de todo, no es el Sionismo comunismo Judío?) Los hechos son que los Jesuitas usaron sus Judíos Masónicos para introducirlo en 1848 y otra vez en 1917 con la Revolución Bolchevique.
Los Jesuitas entonces movieron a su Masón FDR [*Franklin Delano Roosevelt, cuando fue presidente de EEUU] a reconocer el sanguinario gobierno de Rusia en 1933. Los Jesuitas entonces financiaron el comunismo Ruso con sus Caballeros de Malta en Wall Street. Esto habilitó a Joseph Stalin a llevar a cabo las purgas de los años treinta.
Habiendo engañado al mundo en creer que el comunismo era de origen Judío, los Jesuitas entonces utilizaron a Hitler para implementar "la Solución Final a la Cuestión Judía" -en prosecución del maligno Concilio de Trento. El resultado fue el asesinato en masa de las Juderías Europeas y Rusas en las manos de los SS controlados por los Jesuitas.
Al final de la Segunda Guerra de los Treinta Años (1945) los Jesuitas, con su Línea de Fuga del Vaticano, ayudaron a los Nazis sobresalientes a escapar a Sud América. Y ¿dónde en Sud América? A los antiguos dominios donde el comunismo socialista había sido perfeccionado por los padres Jesuitas -en la nación de Paraguay.
Los Jesuitas entraron en Paraguay en los tempranos años 1600, enviados por los reyes de España y Portugal. Ellos establecieron su supremacía sobre los nativos llamados "Indios Guaraníes" y no les permitieron mezclarse con los Españoles o Portugueses. Fue entre este pueblo que los Jesuitas establecieron sus comunas llamadas "reducciones".

* * *

LOS JESUITAS - 1776

Los Jesuitas, Ahora formalmente suprimidos por el Papa, estuvieron aliados con Federico el Grande de Prusia y Catalina de Rusia. El General Jesuita estaba en control del Rito Escocés de la Masonería y ahora buscaron una alianza con la Casa Masónica de los Rothschild en Inglaterra. Para lograr esto él [*el General Jesuita] escogió a un Jesuita que era Judío por raza -Adam Weishaupt. Weishaupt era un brillante instructor de Ley Canónica -el maligno Concilio de Trento- en una universidad Jesuita en Bavaria. Nosotros leemos:
"Del Colegio Jesuita de Ingolstadt se dice haberse iniciado la secta conocida como 'los Iluminati de Bavaria' fundado por Adam Weishaupt. Su fundador nominal, sin embargo, parece haber tenido un papel subordinado aunque conspicuo en la organización de esta secta" [La Oculta Teocracia, Lady Queenborough, originalmente publicado en 1933]
El 1 de Mayo de 1776, la Orden de los Iluminati fue oficialmente fundada en el antiguo fuerte Jesuita de Bavaria. La Compañía ahora usaría a la Casa Judía de los Rothschild para financiar la Revolución Francesa y el surgimiento de Napoleón el Masón con su consejero entrenado por los Jesuitas, Abbe Sieyes. A pesar de los escritos históricos del Jesuita Abbe Barruel, quien culpó a los Rothschilds y a la Masonería por la Revolución, fue la Sociedad de Jesús que usó esas mismas herramientas para poner en práctica la Revolución y castigar a los monarcas que osaron expulsar a los Jesuitas de sus dominios. Los Jesuitas, habiendo sido expulsados del Imperio Español, encontraron refugio en Córcega. Desde allí ellos levantaron su gran vengador, Napoleón Bonaparte.

* * *

Luego, estuvo George Washington quien fue tan amado por el General Francés Lafayette. Durante la Revolución [*de la Independencia Norteamericana] nuestro gran caudillo tomó al "General niño" bajo su protección, por eso el Francés llamó a su hijo mayor: George Washington Lafayette. Con este mismo cariñoso amor el Católico Romano Lafayette advirtió:
"Es mi opinión que si las libertades de este país, los Estados Unidos de América, son destruidas, será por la sutileza de los sacerdotes Jesuitas Católicos Romanos, porque ellos son los más industriosos, peligrosos enemigos de la libertad civil y religiosa. Ellos han instigado la mayoría de las guerras de Europa".

* * *

Napoleón fue capturado por los Ingleses y desterrado a la isla de Santa Helena. Allí, fueron escritas sus Memorias las cuales describen con precisión a sus amos, los Jesuitas:
"Los Jesuitas son una organización militar, no una orden religiosa. Su jefe es un general de un ejército, no el mero padre abad de un monasterio. Y la meta de esta organización es: PODER. Poder en su más despótico ejercicio. Absoluto poder, universal poder, poder para controlar el mundo por la voluntad de un solo hombre. Jesuitismo es el más absoluto de los despotismos: y a la vez el más grande y más enorme de los abusos ...
"El general de los Jesuitas insiste en ser el amo, soberano, sobre los soberanos. Dondequiera que los Jesuitas son admitidos ellos serán amos, cueste lo que cueste. Su sociedad es por naturaleza dictatorial, y por lo tanto es el enemigo irreconciliable de toda autoridad constituida. Cada acto, cada crimen, aunque sea atroz, es una obra meritoria, si se comete para el interés de la Sociedad de los Jesuitas, o por la orden del General". [Cincuenta Años En La Iglesia de Roma, Charles Chiniquy, 1968, reimpreso de la edición de 1886 , citando el Memorial De La Cautividad de Napoleón en Santa Helena, General Montholon]


* * *

¡Los Caballeros de Malta y los Jesuitas trabajan Juntos!
(Para los buscadores de la verdad, esto puede parecer irrelevante ahora, pero es importante para usted estar informado de esta conexión. Como hemos visto, los Caballeros financiaron a Lenin y a Hitler desde Wall Street, también usando su Banco de la Reserva Federal encabezado por Judíos Masónicos, Warburg en particular). Los Caballeros negociaron el Concordato (un tratado Papal) entre el Papa y Hitler en la persona de Franz Von Papen. Ellos también ayudaron a los Altos Nazis a escapar a Norte y Sud América después de la Segunda Guerra Mundial con las personas de James Angleton y el Presidente de Argentina Juan Perón.
En América, los Caballeros, con su OSS [*Oficina de Servicios Estratégicos], que luego sería la CIA [*Agencia Central de Inteligencia], estuvieron detrás en la "Operación Paperclip". Luego de la Segunda Guerra Mundial, los Altos Nazis y científicos fueron ilegalmente introducidos secretamente a los Estados Unidos. Muchos fueron ubicados en instalaciones militares top-secret en Tonapah, Nevada, conocidas como "Area 51". El perfeccionamiento de las naves Nazis anti-gravedad (platos voladores) sería completada allí, entre otras tecnologías secretas. La "Operación Paperclip" fue supervisada por el más poderoso Caballero de Malta de América, J. Peter Grace. J. Peter Grace estaba sujeto al Arzobispo Spellman entrenado por los Jesuitas, puesto que el cuartel general Americano de los Caballeros estaba y está en la Catedral de Saint Patrick en Nueva York.

* * *

1816 - JOHN ADAMS

Nuestros Padres fundadores sabían de las intrigas Jesuitas dirigidas hacia la nueva República Protestante de estos Estados Unidos de América. En 1816, John Adams escribió al Presidente Jefferson:
"¿Acaso no tendremos regulares enjambres de ellos aquí, en tantos disfraces como solamente un rey de los gitanos puede asumir, vestidos como pintores, editores, escritores, y maestros de escuelas? Si hubo aún un cuerpo de hombres que merecieron la condenación eterna sobre la Tierra y el Infierno ese es la Sociedad de los de Loyola". [Los Nuevos Jesuitas, George Riemer, 1971].

* * *

EL PRESIDENTE ABRAHAM LINCOLN

Un amigo personal del Profesor Morse creyó en su advertencia acerca de esta conspiración Jesuita. Él fue el Presidente Abraham Lincoln. Nosotros Leemos:
"Los Protestantes tanto del Norte como del Sur seguramente se unirían para exterminar a los sacerdotes y a los Jesuitas, si ellos pudieran saber como los sacerdotes, las monjas, y los monjes, que diariamente desembarcan en nuestras costas, bajo el pretexto de predicar su religión. ... no son otra cosa sino los emisarios del Papa, de Napoleón III, y los otros déspotas de Europa, para minar nuestras instituciones, alienar los corazones de nuestro pueblo de nuestra Constitución, y nuestras leyes, destruir nuestras escuelas, y preparar un reino de anarquía aquí como lo hicieron en Irlanda, en México, en España, y dondequiera que haya algunas personas que quieran ser libres". [Cincuenta Años En La Iglesia de Roma, Charles Chiniquy, 1968, reimpreso de la edición de 1886]

Los Jesuitas - 1868-1872

Esta nueva nación será una república centralizada con el Presidente ejercitando poderes de un monarca absoluto. La antigua República Federal de Washington sería convertida en un enorme Imperio centralizado, con las diez tablas del Manifiesto Comunista Masónico reemplazando a los Diez Mandamientos de Moisés.
En orden de lograr esto, la Constitución tiene que ser enmendada -"por las buenas o por las malas". Sería enmendada de acuerdo al clamor masónico de ambas Revoluciones Francesas. "Libertad" sería la Enmienda 13. "Igualdad" sería la Enmienda 14. "Fraternidad" sería la Enmienda 15. Examinaremos ahora la Enmienda Catorce, y como ella fue el golpe de estado.

Nada de lo que escuches, sin importar quien lo diga. Nada de lo que leas, sin importar dónde esté escrito. Nada debes aceptar, sin previo discernirlo. Y por ti mismo, deberás decidir su validez o no. Lee, Informate e ¡Investiga! Cometa Azul Te saluda

FRANCISCO I - UN JESUITA, TEMIDOS Y ODIADOS, SIGAMOS CON LA HISTORIA.

Imagen IPB
Odiados y admirados, emulados y expulsados... la Compañía de Jesús se ha convertido desde su fundación en la Orden más controvertida de la Iglesia católica. Entre otros motivos, porque algunos de sus miembros participaron en revoluciones, defendieron a ultranza la fe cristiana o se convirtieron en sicarios de Papas.

Jesuitas
Los guerreros de Dios


En 1491 llegó al mundo en la pequeña aldea guipuzcoana de Azpeitia, Ignacio de Oñaz y Loyola. Perteneciente a una familia de la nobleza vasca, el joven Ignacio escogió la carrera militar como profesión. Y a buen seguro habn'a destacado en ella sino fuera por una tremenda herida recibida durante una de las guerras que en aquel tiempo libraban las tropas españolas por toda Europa. Ignacio profesaba con devoción simple la religión cristiana, pero durante su convalecencia sufrió una fuerte transmutación en su carácter que le hizo peregrinar, primero a Tierra Santa y, a su regreso, abrazar la cruz como nuevo modo de vida.
Se instruyó en la Universidad de París donde conoció a quien sena su mano derecha, el futuro San Francisco Javier, y donde redactó las ordenanzas que regirían el día a día de los futuros miembros de la Compañía de Jesús, Orden que vena la luz el 15 de agosto de 1534 cuando sus fundadores hicieron voto solemne de servicio a Nuestra Señora en la Iglesia de Santa María de Montmartre.
Durante esa ceremonia sucedió un hecho que marcaría de modo crucial el carácter de los jesuítas. En el momento de constituirse, todas las órdenes religiosas deben pronunciar bajo juramento los tres votos típicos de pobreza, obediencia y castidad; pero Ignacio de Loyola añadió un cuarto: obediencia al Papa. El nuevo voto significaba que los jesuítas deberían responder a las órdenes de los sucesivos pontífices sin preguntas ni reparos. Eran años en los que se creía ciegamente en la infalibilidad papal y donde la fe cristiana recibía ataques de sectores como los protestantes.
Para el Vaticano suponía un regalo, ya que los primeros seguidores de Ignacio no eran simples monjes. Muchos procedían del ejército e incluso a su jefe máximo se le conocía como "el General de la Orden", cargo que continúa en la figura del holandés Hans Peter Kolvenbach. La estructura se diseñó conforme a los conocimientos guerreros de los fundadores y en muchos aspectos responde a un modelo militar. De hecho -y en su origen- en la ceremonia de ordenación de nuevos mandos éstos debían pronunciar un juramento que incluía frases como: "Prometo y declaro que, cuando se presente la oportunidad, haré la guerra sin descanso ni cuartel, secreta o abiertamente, contra todos los herejes, protestantes y liberales, tal y como me ha sido ordenado hacer, hasta exterminarlos y extirparlos de la faz de la Tierra; y que no los respetaré por su edad, sexo o condición".
Con semejante juramento, y el cuarto voto mencionado, no es de extrañar que algunos Papas eligieran a miembros de la Compañía como auténticos sicarios. Así ocurrió en el siglo XVII. A la muerte del rey francés Luis XIII le sucedió su hijo Luis XIV, pero debido a su corta edad fue su madre, Ana de Austria, la que gobernó como regente. Ella eligió al cardenal Mazarino de sucesor de Richelieu en momentos difíciles para Francia ya que el Vaticano conspiraba en su contra. Mazarino introdujo espías en el entorno del papa Inocencio X para que le informaran de sus decisiones.
La jefa del espionaje vaticano era la pro pia cuñada del Papa, Olimpia Maidalchlnl, quien alertada por la presencia de los espías franceses decidió crear la "Orden ne gra". Bajo ese nombre se escondía una unidad de asesinos cuyo único cometido consistía en acabar con todos los agentes que espiaran para Francia dentro del Vaticano. La unidad la formaron once miembros, escogidos principalmente entre los jesuítas debido a su voto de obediencia papal y a su destreza en las armas y en el asesinato silencioso. A cada uno se le entregó un sello pontificio grabado en plata en el que se veía una mujer vestida con toga, con una cruz en una mano y una espada en la otra. Se sabe que la "Orden negra" actuó con tanta destreza que sucesivos Papas hicieron empleo de sus miembros para acabar con el espionaje enemigo.


Imagen IPB
Caída en desgracia

No fue aquella la única oportunidad que tuvo la Compañía de Jesús para demostrar sus conocimientos militares. A la muerte de Ignacio de Loyola, el 31 de julio de 1556, los jesuítas se quedaron sin un líder que les guiara de forma clara. Fueron años erráticos hasta que se eligió al italiano Claudio Acquaviva como nuevo General de la Compañía.
Acquaviva mantenía unas relaciones excelentes con el entonces papa, Gregorio XIII, y juntos decidieron reconquistar a la hereje Inglaterra para devolverla a la senda del catolicismo. La misión recayó sobre los jesuítas, que diseñaron un plan militar audaz. Su idea consistía en mandar una tropa bien armada al Munster -actual Ulster- desde donde se sublevaría a la población local contra las fuerzas inglesas.

Imagen IPB
El plan fue aprobado y el 2 7 de junio de 1579 varios navios zarparon desde el puerto de El Ferrol rumbo a Irlanda. La expedición partió con bandera pontificia y siempre gobernada en última instancia por Acquaviva y sus compañeros jesuítas. En un primer momento la revuelta triunfó consiguiendo que toda Irlanda se levantara en armas contra los invasores ingleses; pero la tardanza en el envío de refuerzos y la llegada de tropas mandadas por la reina Isabel I dieron al traste con la insurrección, que fue sofocada plenamente en noviembre del mismo año.
Aunque en aquel instante la credibilidad de los jesuítas no mermó en ningún sentido, siglos más tarde la situación iría tornándose en recelo. Con el paso del tiempo, la Orden creció hasta alcanzar los 50.000 miembros en todo el mundo. La seriedad que demostraban en su labor apostólica y docente les hizo merecedores de una gran credibilidad en todas las capas sociales. Y a medida que crecía su reconocimiento, también lo hacían sus bienes. Uegó un momento en el que los reyes europeos sintieron tanto temor del poder alcanzado por la Compañía que decretaron la expulsión de sus miembros y la confiscación absoluta de todas sus propiedades. Primero fueron expulsados de Portugal en 1759, luego lo serían de Francia en 1762 y más tarde de España en 1767 bajo el mandato de Carlos III. La situación llegaría a tal extremo que Clemente XIII firmó la disolución de la Compañía en 1773.
No sería hasta 1815 que resurgiría casi intacta y con la fuerza de antaño, participando en la revolución norteamericana.


Imagen IPB
Sobre estas líneas, castillo de Wartburgo, donde Lutero estuvo confinado diez meses en su lucha contra los contrareformistas jesuítas.
Entre revoluciones

A finales del siglo XVIII el cargo de General lo ostentaba el italiano Lorenzo Ricci. Hombre astuto, sobre él pesa la sospecha de haber instigado la proscripción de la Compañía e incluso de simular su propia muerte. Pero fue en la revolución Norteamericana cuando su nombre resaltó especialmente porque, según diversos documentos, Ricci se reunió con nombres tan importantes como Benjamín Franklin en los días anteriores a la revuelta. Es difícil certificarlo con exactitud, ya que en los papeles y diarios se le menciona como "el profesor", pero las descripciones del personaje aportadas por los testigos coinciden con Lorenzo Ricci, incluyendo el que mencionaran que fue una persona "con don de idiomas y de amplia cultura".
No es descabellado pensar en la participación de los jesuítas en el nacimiento de los Estados Unidos porque sus miembros poseían grandes intereses comerciales en la zona. Desde esc instante, la Compañía tendn'a en los EEUU un nuevo campo de acción y no dejan'a de partid par en el desarrollo de la futura potencia mundial. El propio Lincoln lo intuiría durante la Guerra Civil. "Cada día siento de una manera más clara que no estoy luchando solamente contra los americanos del sur. Creo que detrás de ellos se encuentra el Papa de Roma, sus jesuítas y sus esclavos", comentó a sus más allegados.


Imagen IPB
Ignacio de Loyola.
Los seguidores de Ignacio de Loyola siempre han gozado de una imagen de gente díscola e inconforme con la autoridad papal, por mucho que pronunciaran el cuarto voto de obediencia a su figura. No hay más que mirar a la procedencia de los principales predicadores de la Teoría de la liberación para percibir que tal movimiento se sustenta básicamente de jesuítas. Nombres como José María Castillo, antiguo profesor de Teología en la Universidad de Granada; Manuel Fraijó, ex profesor de la Universidad de Comillas; José María Diez, autor de varios libros censurados; Jon Sobrino, compañero del asesinado y también jesuíta Ignacio Ellacuría, dan fe de ello. Todos han sido amonestados desde el Vaticano, y en ocasiones bajo pena de excomunión, por sus declaraciones en favor de un cambio radical en el seno de la Iglesia.
Sus voces críticas han reavivado la desconfianza que los últimos Papas fueron mostrando hacia la Compañía a la que ven como un poder paralelo, una fuerza indómita dentro del seno de la Iglesia.
Jesuítas versus Opus Dei

Actualmente los medios de comunicación hablan de que ambos movimientos se hallan soterrados en una lucha dentro de la curia vaticana. Los miembros del Opus por acrecentar su poder y los de la Compañía por no perderlo tras observar cómo Juan Pablo II y Benedicto XVI han favorecido la presencia de los de Balaguer en sus círculos privados.
Para el periodista Yvon Le Vaillant. de Le Nouvel Obser-vateur. la causa de las disputas reside en el instante en el que el Opus comenzó a cortejar a la burguesía para convertirse en sus educadores y directores espirituales. Hasta entonces los burgueses eran "terreno" de la Compañía. Ese movimiento de acercamiento desencadenó la competencia por hacerse con el mercado de las élites y ni siquiera los encuentros entre los "jefes" ya desaparecidos. Balaguer y Arrupe, hizo mejorar la situación. El periodista Jesús Ynfante asegura que Escrivá sentía que los jesuítas cortaban su expansión por lo que se refería a ellos como "los de siempre", a pesar de que incluso la fachada del Edificio Central de la Universidad de Navarra sea un calco de la Iglesia de los jesuítas en Roma. En otras ocasiones, siempre según la investigación de Ynfante. Escrivá perdía los nervios y aseguraba que prefería "mil veces que una hija mía muera si recibir los Santos Sacramentos, antes que le sean administrados por un jesuíta". También causó suspicacias el que el arzobispo de San Salvador y miembro del Opus. Fernando Sáenz. aceptara ser capellán del ejército que asesinó a Ignacio Ellacuría y a otros cinco jesuítas de la Universidad Centroamericana en 1989.
De ser así. esta disputa sería un capítulo más en la historia de la Compañía, que ha demostrado saber adaptarse a las circunstancias y sobrevivir donde otras órdenes religiosas han fracasado.


Imagen IPB
Relaciones con la masonería

A pesar de tratarse de una orden religiosa, a la Compañía se la ha relacionado en diversas ocasiones con importantes grupos masónicos. No es una posibilidad desdeñable ya que los jesuítas, al igual que los masones, siempre han sentido predilección por formar a las clases elitistas.
Uno de los mejores ejemplos puede encontrarse en la Universidad de Georgetown donde se han formado personajes tan importantes como el ex presidente norteamericano Bill Clinton. Fundada en 1789 por el obispo John Carroll. hoy continúa siendo regentada por los jesuítas.
Si se observa el escudo del centro de verá a un águila sosteniendo en una pata una cruz y en la otra un compás. Como se sabe, la cruz es el símbolo de los cristianos y el compás de los masones, mientras que el águila es el animal fetiche de Norteamérica. Que sostenga ambos elementos indicaría que los masones y los jesuítas conformaron el país de forma conjunta, lo que se ratifica con la inscripción Utraque unum al pie del escudo -"lo uno y lo otro'-.


Imagen IPB
Guardias sin espada

El nacimiento de la Compañía de Jesús no fue producto del azar. En el siglo XVI el cristianismo se encontraba sumido en una grave crisis de fe. Tras siglos de obediencia ciega comenzaban a escucharse las primeras voces discrepantes hacia el papel del Papa y los obispos.
El adalid de aquella revolución fue Martín Lutero. experto teólogo quien acusó a la casta sacerdotal de corrupta y de apartarse de la verdadera liturgia. Lutero creía que la Iglesia necesitaba una remodelación en su diseño y en su manera de aplicar las escrituras; abogaba por una interpretación más libre de la Biblia, sin la obligación de acudir al clero para que los pasajes fueran explicados. Sus ideas calaron y dieron origen al movimiento de La Reforma.
Fue entonces cuando Ignacio de Loyola decidió fundar su Orden dándole al Papa un hábil instrumento para combatir a los reformistas que amenazaban Europa. Los jesuítas aceptaron la misión y se enfrascaron en la llamada Contrareforma, una lucha sin cuartel para evitar la herejía luterana que acabó con la victoria de los fieles a la voluntad papal, excepto en los países centroeuropeos.
Desde ese instante la Compañía de Jesús fue vista por Roma como un poderoso ejército a su servicio, cuyos miembros lucharían sin desaliento por la defensa de la fe católica.

Nada de lo que escuches, sin importar quien lo diga. Nada de lo que leas, sin importar dónde esté escrito. Nada debes aceptar, sin previo discernirlo. Y por ti mismo, deberás decidir su validez o no. Lee, Informate e ¡Investiga! Cometa Azul Te saluda

FRANCISCO I - LAS INSTRUCCIONES SECRETAS DE LOS JESUITAS


Capítulo 1: Como la Sociedad debe comportarse cuando ellos comienzan alguna nueva fundación.

V. En sus primeros asentamientos, que nuestros miembros sean cautos en comprar tierras; pero si ellos compran alguna bien situada, que sea hecho en el nombre de algún fiel y confiable amigo. Y que nuestra pobreza pueda ser la más engañosa apariencia de la realidad, hagan las compras, adyacentes a los lugares donde nuestros colegios son fundados, sean asignadas por el provincial a colegios a cierta distancia; por medio de lo cual será imposible que príncipes y magistrados puedan siquiera llegar a algún conocimiento de a cuanto ascienden los montos de los ingresos de la Sociedad.

VI. No sea escogido ningún lugar por ninguno de nuestros miembros cuando van a fundar un colegio sino en ciudades opulentas; siendo el fin de la Sociedad la imitación de nuestro bendito Salvador, quien hizo su principal residencia en la metrópolis de Judea, y solamente transitoriamente visitó los lugares menos destacados.

VII. Sean las más grandes sumas siempre sacadas a las viudas, por frecuentes protestas de nuestras extremas necesidades.

VIII. En cada provincia, ninguno sino el principal ha de estar plenamente informado del valor real de nuestros ingresos; y que lo que contiene la tesorería de Roma sea siempre mantenido como un secreto inviolable.

Capítulo II: En qué manera la Sociedad debe comportarse, para que ellos puedan introducirse a sí mismos, y luego de eso preservar una familiaridad con príncipes, nobles, y personas de la mayor distinción.

I. Los Príncipes, y personas de distinción en todas partes, deben ser por todos los medios manejados de modo que nosotros podamos tener sus oídos, y eso fácilmente asegurará sus corazones; por dicho modo de proceder, todas las personas llegarán a ser nuestras criaturas, y ninguno osará dar a la Sociedad la menor inquietud u oposición.

II. Esas personas eclesiásticas ganan un gran terreno en el favor de los príncipes y nobles, por guiñar ante sus vicios, y poner una construcción favorable sobre lo que sea que ellos hagan impropiamente, la experiencia convence; y esto nosotros podemos observar con sus contrataciones matrimoniales con sus relaciones cercanas y parentela, o parecidos. Debe ser nuestro negocio alentar tales cosas, tales inclinaciones continúan así, por conducirles en la esperanza, de que a través de nuestra asistencia ellos podrán fácilmente obtener una dispensación del Papa; y no dudar que él fácilmente la dará, si es apurada una razón apropiada, casos paralelos producidos, y se citan opiniones que prestan apoyo a tales acciones, cuando el bien común de la humanidad, y el mayor avance de la gloria de Dios, que son el único fin y designio de la sociedad, y pretenden ser los únicos motivos para ellos.

V. Sobre todo, debe ser tomado el debido cuidado de buscar el favor con los subordinados y domésticos de príncipes y nobles; a quienes por pequeños presentes, y muchos oficios de piedad, así nosotros podamos en gran manera inclinarlos a nosotros, como medios de hacerlos fieles inteligencias de las desviaciones de las inclinaciones y humores de sus amos; de tal forma la Sociedad estará mejor calificada para estar en concordancia con sus temperamentos.

VII. Princesas y damas de calidad han de ser ganadas fácilmente por la influencia de la mujer ayuda de cámara; por cuya razón nosotros debemos por todos los medios prestar particular atención a esas, porque de ese modo no habrán secretos en la familia sino que nosotros los tendremos plenamente descubiertos ante nosotros.
XV. Finalmente, - Ganemos con tales artificios la ascendencia sobre príncipes, nobles, y magistrados de cada lugar, para que ellos puedan estar listos a nuestra disposición, aún a sacrificar sus más cercanas relaciones y más íntimos amigos, cuando nosotros digamos que es por nuestro interés y ventaja.

Capítulo III: Cómo la Sociedad debe conducirse hacia aquellos que están al timón de los asuntos, y otros que, aunque ellos no son ricos, están no obstante en una posición de ser útiles de otro modo.
I. Todas las cosas que han sido mencionados, pueden, en una gran medida, ser aplicadas a ellos; y nosotros también debemos ser industriosos en procurar sus favores contra cada uno que se oponga a nosotros.
II. Su autoridad y sabiduría debe ser cortejada para obtener varios servicios que puedan ser ejecutados para nosotros; también debemos hacer una manipulación de sus consejos con respecto al desacato de los ricos; aunque al mismo tiempo, si su discreción y fe pueden ser confiadas, nosotros podemos privadamente hacer uso de sus nombres para amasar bienes temporales para el beneficio de la Sociedad.
Capítulo IV: Las principales cosas a ser recomendadas a los predicadores y confesores de los nobles.
VI. Inmediatamente a la muerte de alguna persona de puesto, que se tomen [*los predicadores confesores de los nobles] el tiempo necesario para conseguir algunos amigos de nuestra sociedad preferidos en su salón; pero esto debe ser sincronizado con tal astucia y manejo de modo de eludir el dar la mínima sospecha de nuestro intento de usurpar la autoridad del príncipe; por esta razón (como ya se dijo) nosotros mismos no debemos aparecer en ello, sino hacer una manipulación de los artificios de algunos fieles amigos para efectuar nuestros designios, cuyo poder puede apantallarlos de la envidia que puede de otra manera caer pesadamente sobre la Sociedad.
Capítulo V: Qué especie de conducta debe ser observada hacia las personas religiosas que son empleadas en las mismas funciones eclesiásticas con nosotros.

Capítulo VI: De los métodos propios para inducir a la viudas ricas a ser liberales con nuestra Sociedad.

I. Para el manejo de sus asuntos, tales miembros únicamente sean escogidos por su edad avanzada, de una complexión vivaz y agradable conversación; que estos visiten frecuentemente a tales viudas, y al minuto en que ellas comienzan a mostrar alguna afección hacia nuestra orden, entonces es el tiempo de mostrar delante de ellas las buenas obras y los méritos de la sociedad. Si ellas parecen dar bondadosamente oídos a esto, y comienzan a visitar nuestras iglesias, nosotros debemos por todos los medios tomar el cuidado de proveerlas de confesores por quienes ellas puedan ser amonestadas, especialmente a una constante perseverancia en su estado de viudez, y esto, enumerando y alabando las ventajas y felicidad de una vida de soltera: y dejen que ellas pongan en garantía su fe, y a ellas mismas también, como una garantía de que una firme continuación en tal piadosa resolución infaliblemente comprará un mérito eterno, y probará un más efectivo medio de escapar de las que de otro modo serían ciertas penas del purgatorio.

IV. Debe tomarse cuidado de remover tales sirvientes particularmente cuando no guardan un buen entendimiento con la Sociedad; pero esto sea hecho poco a poco; y cuando nosotros los hayamos conducido a trabajar afuera, que los tales sean recomendados como ya lo son, o voluntariamente llegarán a ser nuestras criaturas; entonces nosotros nos zambulliremos en cada secreto, tendremos un dedo en cada asunto tramitado en la familia.
Capítulo VII: Cómo tales viudas han de ser aseguradas, y en que manera ha de disponerse de sus efectos.
I. Ellas han de ser perpetuamente presionadas a perseverar en su devoción y buenas obras, en tal manera, que ninguna semana pase en la cual ellas no dejen, de su propio acuerdo, algo aparte de su abundancia para el honor de Cristo, la bendita Virgen, o su santo patrono; y lo dispongan ellas en alivio de los pobres, o en el embellecimiento de las iglesias, hasta que ellas sean enteramente despojadas de sus superfluos depósitos e innecesarias riquezas.

VIII. El confesor tome diligente cuidado en prevenir a tales viudas que son sus penitentes, de visitar eclesiásticos de otras órdenes, o entrar en familiaridad con ellos, bajo ningún pretexto, para lo cual, en la oportunidad apropiada, aclame que la Sociedad es infinitamente superior a todas las otras órdenes; por su más grande servicio en la iglesia de Dios, y por su más grande autoridad con el Papa, y todos los príncipes; y que es la más perfecta en sí misma, ya que descarta toda persona ofensiva o incalificada, de su comunidad, y por lo tanto es purificada de esa escoria y heces con las que están infectados esos monjes, que generalmente hablando, son un conjunto de hombres no eruditos, estúpidos, perezosos, negligentes de sus deberes, y esclavos de sus vientres.
XIX. El confesor les proponga a ellas, y logre persuadirlas a pagar pequeñas pensiones y contribuciones hacia el soporte anual de colegios y de casas profesantes, pero especialmente de la casa profesante en Roma; no las deje que se olviden de los ornamentos de iglesias, velas, vino, y cosas necesarias en la celebración del sacrificio de la misa.
XV. Si alguna viuda transfiere durante su vida su propiedad entera a la Sociedad; cuandoquiera que la oportunidad se ofrece, pero especialmente cuando ella está bajo la enfermedad, o en peligro de su vida, que algunos tomen el cuidado de representar ante ella la pobreza del más grande número de nuestros colegios, de donde muchos ya erigidos difícilmente tienen los cimientos; comprométanla, por una conducta ganadora y argumentos inducidores, a tal liberalidad como (puedan ustedes persuadirla) para dejar un seguro cimiento para su felicidad eterna.

XVI. El mismo arte debe ser usado con príncipes y otros benefactores; porque ellos deben ser conmovidos a creer, que esos son los únicos actos que perpetuarán sus memorias en este mundo, y les asegurará la gloria eterna en el otro mundo.

Capítulo VIII: Cómo las viudas han de ser tratadas, para que ellas puedan abrazar la religión, o una vida devota.

Capítulo IX: Del acrecentamiento de los ingresos de nuestros Colegios.
XV. Sea el confesor constante en visitar al enfermo, pero especialmente a aquellos que se piense estén en peligro; y que los eclesiásticos y miembros de otras órdenes puedan ser descartados con un buen pretexto, que el superior tome cuidado de que cuando el confesor sea obligado a irse, otros lo sucedan inmediatamente, y mantengan a la persona enferma en sus buenas resoluciones. En este tiempo puede ser aconsejable mover a la persona por aprehensiones del infierno, y al menos del purgatorio; y decirle, que como el fuego es apagado por agua, así el pecado es extinguido por actos de caridad; y esas limosnas no puede ser mejor empleadas que para el nutrimiento y apoyo de los tales que por su llamado profesan un deseo de promover la salvación de sus prójimos.

XVI. Finalmente, que las mujeres que se quejan de los vicios del mal humor de sus maridos, sean instruidas secretamente a extraer una suma de dinero, que por hacer una ofrenda de eso a Dios, ellas podrán expiar los crímenes de sus pecaminosos compañeros, y asegurar perdón para ellos.
Capítulo X. Del rigor privado de disciplina en la Sociedad.

Capítulo XI. Cómo nuestros miembros han de comportarse unánimemente hacia aquellos que son expulsados de la Sociedad.

I. Dado que aquellos que son despedidos, frecuentemente hacen muy mucho perjuicio a la Sociedad por divulgar tales secretos como los que ellos han estado en conocimiento; sus intentos deben por lo tanto ser obviados en la siguiente manera. Sean ellos convencidos, antes de que ellos sean despedidos, para dar bajo su firma, y juramento [*la promesa de] que ellos nunca, directa o indirectamente, ni escribirán ni hablarán alguna cosa para la desventaja de la Orden; y los superiores mantengan un registro de las malignas inclinaciones, fallas y vicios, que ellos, de acuerdo a la costumbre de la Sociedad, para descargo de sus consciencias, anteriormente confesaron: esto, si es que ellos nos dan ocasión, puede ser mostrado por la Sociedad, a la nobleza y los prelados, como una muy buena manipulación para prevenir su publicidad.

VIII. Que la mala suerte, e inesperados accidentes los cuales les sucedan a ellos, sean inmediatamente publicados; pero con súplicas de oración de buenos Cristianos, para que el mundo no pueda pensar que nosotros estamos saliendo rápido por pasión: sino que, entre nuestros miembros, sean esas cosas, por todos los medios, representadas en los más negros colores, para que el resto pueda ser mejor asegurado

Capítulo XII. Quién debería ser mantenido, y favorecido en la Sociedad.

Capítulo XIII. Como escoger hombres jóvenes para ser admitidos a la Sociedad y en que manera retenerlos.

V. Sean atraídos, por pequeños presentes, e indulgencias de libertades agradables a su edad, y sobre todo, que sus afecciones sean alentadas con discursos espirituales.

VI. Sea inculcado, que su elección de entre un gran número, en vez de la elección de algunos de sus compañeros de colegio, es una instancia significativa del llamamiento divino.

VII. En otras ocasiones, pero especialmente en exhortaciones, sean aterrorizados con denunciaciones de eterno castigo, a menos que ellos acepten la invitación celestial.

VIII. Cuando más ardientemente ellos deseen ser admitido en nuestra Sociedad, más tiempo debe ser diferido dicho favor, proveyendo al mismo tiempo que ellos parezcan más constante en su resolución; pero si sus mentes parecen estar ondulando, sean usados todos los métodos propios para el inmediato despido de ellos.

Capítulo XIV. De casos reservados, y causas de despido de la Sociedad.

Capítulo XV. De nuestra conducta hacia monjas y devotas.

[Es notado en la copia de pre-publicación de Los Asesinos del Vaticano del cual estos extractos han sido tomados, que una de las páginas está perdida de esta sección de las instrucciones].

Capítulo XVII. De los métodos de hacer avanzar la Sociedad.
I. Que nuestros miembros principalmente se esfuercen en esto, siempre actúen con humanidad, aún en cosas de momentos triviales; o al menos tengan la apariencia de hacerlo así; porque por este medio, ante cualquier confusión que pueda asomar en el mundo, la Sociedad necesariamente siempre acrecentará y mantendrá su terreno.

VII. El favor de la nobleza y clero superior, una vez conseguido, nuestra próxima meta será traer todas las curas y prebendas a nuestra posesión, para la más completa reforma del clero, que hasta entonces vivió bajo ciertas regulaciones de sus obispos, y hacer considerables avances hacia la perfección. Y últimamente, aspiremos a ser Abades y Obispos, la obtención de lo cual, cuando las vacancias sucedan, serán fácilmente logradas, considerando el letargo y la estupidez de los monjes, porque esto tendería enteramente al beneficio de la iglesia,

VIII. Pero si nuestra esperanza en esto fuere marchitada, y ya que necesariamente vendrán ofensas, nuestros esquemas políticos deben ser astutamente variados, de acuerdo a las diferentes posturas de los tiempos; y príncipes, nuestros íntimos, a quienes nosotros podamos influenciar a seguir nuestros consejos, deben ser empujados a embrollarse a sí mismos en vigorosas guerras unos con otros, con el fin de que, nuestra Sociedad (como promotora del bien universal del mundo), pueda por pedido de todos ser solicitada a contribuir en su asistencia, y siempre empleada en ser mediadores de disensiones públicas; por este medio los principales beneficios y privilegios en la iglesia, serán dados desde luego a nosotros como un modo de compensación de nuestros servicios.
IX. Finalmente, la Sociedad debe llevar al efecto esto al menos, que habiendo conseguido el favor y la autoridad de príncipes, aquellos que no los aman al menos los teman.


Nada de lo que escuches, sin importar quien lo diga. Nada de lo que leas, sin importar dónde esté escrito. Nada debes aceptar, sin previo discernirlo. Y por ti mismo, deberás decidir su validez o no. Lee, Informate e ¡Investiga! Cometa Azul Te saluda

FRANCISCO 1, EL JURAMENTO DE LOS JESUITAS - PARTE 3

Los siguientes son extractos directos de el libro de Eric Jon Phelps titulado Los Asesinos del Vaticano:

Los Jesuitas - 1540
Su Propósito Y Juramento


El propósito de la Orden Jesuita, formalmente establecido por el Papa en 1540, es destruir la Reforma Protestante. Ellos lo llaman la Contra-Reforma. Nicolini de Roma escribió:
"Los Jesuitas, por su mismo llamado, por la misma esencia de su institución, están ligados a buscar, por cada medio, recto o malo, la destrucción del Protestantismo. Esta es la condición de su existencia, el deber que ellos deben cumplir, o cesar de ser Jesuitas". [Las Huellas de los Jesuitas, R. W. Thompson, 1894]

Extracto del Juramento de los Jesuitas

Para este fin el Jesuita profeso se tiene obligado a sí mismo con un juramento, parte del cual fue publicado en 1899, y se lee:
"Ahora, yo renuncio y desconozco mi lealtad debida a cualquier Rey herético, Príncipe o Estado, llámense Protestantes, o liberales, o la obediencia a cualquiera de sus leyes o magistrados u oficiales.
"Luego declaro que la doctrina de las iglesias de Inglaterra y Escocia, o de los Calvinistas, Hugonotes, y otros del nombre Protestante o Liberales, ser condenables, y ellos mismos ser condenables los que no abandonarán las mismas.
"Luego declaro que yo ayudaré, asistiré y aconsejaré a todos o algunos de los agentes de Su Santidad, en el lugar donde yo esté, en Suiza, Alemania, Holanda, Dinamarca, Suecia, Noruega, Inglaterra, Irlanda o América, o en cualquier otro reino o territorio al que yo vaya, y haré mi máximo esfuerzo para extirpar a los herejes Protestantes o las doctrinas liberales, y destruir todo pretendido poder, que sea legal o no" [Errores de la Iglesia Católica Romana, 15 Colaboradores, 1894]

En 1981, uno de nuestros héroes, Alberto Rivera, descubrió el juramento que él tomó como un Jesuita profeso. Nosotros leemos:

Ceremonia De Introducción Y Juramento Extremo De Los Jesuitas

(Dado por un Jesuita de rango menor cuando él está por ser elevado a una posición de comando).

Habla el Superior:

"Hijo mío, hasta aquí tu has sido enseñado para actuar como el disimulador entre los Católicos Romanos para ser un Católico Romano, y para ser un espía aún entre tus propios hermanos: para no creer a ningún hombre, para no confiar en ningún hombre. Entre los reformadores, para ser un reformador, entre los Hugonotes (Protestantes Franceses) ser un Hugonote: entre los Calvinistas, ser un Calvinista: entre los Protestantes (aquellos que protestan y están en desacuerdo con la institución Católica Romana), generalmente ser un Protestante: y obtener su confianza y buscar aún predicar desde sus púlpitos, y denunciar con toda la vehemencia (emoción violenta) en tu temperamento a nuestra Santa Religión y al Papa; y aún descender tan bajo como para llegar a ser un Judío entre los Judíos, para que tu puedas estar habilitado a reunir toda la información para el beneficio de tu orden como un fiel soldado del Papa.

"Has sido enseñado a plantar insidiosamente las semillas del celo y el odio entre los estados que estaban en paz, e incitarlos a hechos de sangre, envolviéndolos en la guerra unos con otros, y a crear revoluciones y guerras civiles en las comunidades, provincias y países que eran independientes y prósperos, que cultivaban las artes y las ciencias y gozaban de la bendición de la paz;

"A tomar partido con los combatientes y a actuar secretamente en concierto con tus hermanos Jesuitas que pueden estar enlistados en el otro bando, pero abiertamente opuestos a lo que ustedes puedan estar ligados;
"[*Enseñado a] que solamente la iglesia pueda ser la ganadora al final en las condiciones fijadas en los tratados de paz, y que los fines justifican los medios.
"Tú has sido instruido en tu deber como espía, a reunir todas las estadísticas, hechos e información en tu poder desde cada fuente: a congraciarte y entrar en la confianza de las familias y círculos Protestantes y herejes de cada clase y carácter, así como de los comerciantes, los banqueros, los abogados, entre las escuelas y universidades, en el parlamento y las legislaturas, y en los tribunales y los consejos de Estado, 'ser todas las cosas a todo hombre', por la causa del Papa, cuyos siervos nosotros somos hasta la muerte.

"Tú has recibido todas tus instrucciones hasta aquí como un novicio (uno que no tiene entrenamiento), un neófito (un sacerdote recién ordenado), y has servido como un coadjutor (que trabajó como un ayudante), confesor y sacerdote, pero aún tú no has sido investido con todo lo que es necesario para comandar en el ejército de Loyola y en el servicio del Papa.

"Tú debes servir en el tiempo debido como el instrumento y ejecutor dirigido por tus superiores; porque ninguno puede comandar aquí que no haya consagrado sus labores con la sangre de los herejes; porque 'sin el derramamiento de sangre ningún hombre puede ser salvado'.

"Yo, _____, ahora, en la presencia del Dios Todopoderoso, la bendita Virgen María, el bendito Miguel Arcángel, el bendito San Juan el Bautista, los Santos Apóstoles, San Pedro y San Pablo y todos los santos y sagradas huestes del cielo... ...

"Yo, además de esto, prometo y declaro que, cuando la oportunidad se presente, haré y pelearé una guerra incesante, secreta y abierta, contra todos los herejes, Protestantes y Liberales, como sea dirigido a hacerlo.

"[*Y] que cuando la misma no pueda ser hecha abiertamente, yo usaré secretamente la copa envenenada, la cuerda de estrangulación, el acero del puñal (una daga) o la bala de plomo, sin considerar el honor, rango, dignidad, o autoridad, de la persona o las personas, cualquiera pueda ser su condición en la vida, ya pública o privada, como yo sea en ese tiempo dirigido a hacerlo por algún agente del Papa o superior de la hermandad de la santa fe, de la Sociedad de Jesús". [La Cruz Doble: Alberto, Parte 2, 1981]

En adición al Juramento, los Jesuitas tienen una guía titulada Secreta Monita. Para el conocimiento del autor la misma ha sido solamente puesto al descubierto ante el mundo dos veces: una en los años 1600 y otra en los años 1800. A causa de la magnitud de su contenido que se relaciona con nuestro tema, Las Instrucciones Secretas De Los Jesuitas (1857) está reimpreso en su totalidad [en Los Asesinos Del Vaticano].

[Debido a la extensión de este material, nosotros aquí en The SPECTRUM solamente presentaremos unos pocos extractos y los encabezados de los capítulos, pero esto debería ser suficiente para darle a usted una buena idea de lo que está contenido dentro de ellas. Para la presentación completa, remitirse a Los Asesinos del Vaticano. Las porciones que usted va a leer no han sido impresas, para nuestro conocimiento, en ningún diario de nuestros días modernos.

Lo que usted va a leer, Las Instrucciones Secretas De Los Jesuitas, fue publicado primero en 1669 por el venerable y erudito Dr. Compton, Obispo de Londres. En Los Asesinos del Vaticano nosotros leemos:]

Sus argumentos sobre su autenticidad, y su carácter como un erudito y teólogo, son una garantía suficiente de que él nunca habría dado su nombre e influencia para sustanciar un trabajo de dudosa autoridad, o calculado para desviar al público.

Nosotros tenemos que añadir solamente que la última edición Americana, publicada en Princeton, y ésta que nosotros publicamos, están tomadas de la traducción que fue publicada en Londres en 1723, y dedicada a Sir Robert Walpole, quien fue luego Lord Orford, y quien tuvo el alto honor de ser el primer ministro de Jorge I y Jorge II.

Nada de lo que escuches, sin importar quien lo diga. Nada de lo que leas, sin importar dónde esté escrito. Nada debes aceptar, sin previo discernirlo. Y por ti mismo, deberás decidir su validez o no. Lee, Informate e ¡Investiga! Cometa Azul Te saluda