BLOGGER TEMPLATES - TWITTER BACKGROUNDS »

jueves, 27 de junio de 2013

KARMA O LIBRE ALBEDRIO ?

Cuando nos ocurre algo desagradable, solemos evadir nuestra propia responsabilidad en el hecho, argumentando teorías (poco sustentables) referidas al karma. Parece más fácil intentar la justificación pensando que fue por una causa involuntaria, que proponerse seriamente analizar en qué punto y acción fuimos los creadores de las condiciones previas a ese mal rato que nos toca vivir.

Muchas veces, en esa actitud casi infantil, prevalece la ignorancia sobre las Leyes Superiores, donde, precisamente la de Causa y Efecto, estaría explicando (muy claramente) el causal de esa situación que nos duele o lastima.

Pero son pocos los seres humanos que no caen en el auto consuelo de atribuirle al karma la razón de su mal. Tendríamos que ser más honestos con nuestra propia capacidad de decisión. Hemos elegido, conscientes o no, las condiciones para que tal o cual sufrimiento o tropiezo se manifieste.
Por ejemplo, cuando dimos lugar a que nos estafen, cuando permitimos que nos ultrajen por no reaccionar a tiempo y exigir mayor respeto a nuestra persona, cuando confiamos demasiado pronto en alguien que todavía no había probado su honestidad en su trato con nosotros, ahí le abrimos la puerta al mal.

Y ahí es también donde aparecen las dudas. Volvemos a pensar, con bastante comodidad, que el dolor debe ser motivado por una deuda karmática, y es lo que estamos pagando.

Pero, en mi experiencia personal en muchos años de ejercer como terapeuta con mucha gente, he descubierto que la mayoría de los que sufrimos decepciones, mentiras, engaños y toda una cantidad de defraudaciones, hemos dado pie o lugar a que el atacante, agraviante o (siendo menos duro), la persona que nos perturba, tuvo acceso a zonas vulnerables de nuestra emotividad o individualidad.

Debemos ser más cautos en el momento de confiar. No quiero decir con esto que vayamos por la vida dudando de todos, pero es más inteligente prevenir y anticiparnos, diplomáticamente, que renegar luego, ingenuamente.

Cuando nos referimos específicamente al destino, un viejo mito nos recuerda que “está escrito”. Y no es verdad.

Lo que sí puede estar presente es nuestro historial espiritual, con un cierto condicionamiento para que nos ocurran determinadas y repetidas situaciones.

Es indudable que nos hace falta superar o aprender algo, corregir viejos errores de alguna vida anterior. Por eso decidimos y aceptamos venir a esta vida presente, bajo ciertas pautas más duras de aprendizaje, en aquellas “materias” que quedaron sin aprobar, cuando tuvimos esas encarnaciones pasadas.

Pero no hay que asustarse ni preocuparse demasiado. Generalmente, con una buena y honesta terapia, descubriremos que somos los causantes del noventa por ciento de lo que nos pasa. Esto ya se dijo, lo admito, pero todavía no se toma en cuenta. Se desmerece y hasta se desoye al profesional que nos lo recuerda, por el viejo prejuicio de sentirnos ineptos o torpes frente a los desafíos y pruebas de la vida que no superamos con buen puntaje.

Finalmente, me gustaría expresar que es conveniente ser más conscientes y no auto engañarse con la excusa del karma. Ya que si cambiamos de actitud, no nos escudaremos en excusas ni atribuyéndoles responsabilidades a nuestros allegados por lo que sufrimos.

Así, empezaremos a notar que el karma se disuelve solo, que nos va liberando. El camino se allana a medida que asumimos la hermosa responsabilidad de ser los artesanos de la mejor y más brillante obra de arte, como es embellecer y aprovechar favorablemente todas las experiencias de nuestra vida. Y estaremos más cerca de la felicidad.

Karma, Destino, Libre Albedrío o Causa y Efecto, son casi sinónimos a nivel espiritual.
Empecemos a cambiar para no lamentar. Y la vida será una verdadera obra maestra de nuestra nueva consciencia.
  Nada de lo que escuches, sin importar quien lo diga. Nada de lo que leas, sin importar dónde esté escrito. Nada debes aceptar, sin previo discernirlo. Y por ti mismo, deberás decidir su validez o no. Lee, Informate e ¡Investiga! Cometa Azul Te saluda

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TE AGRADECERIA ME DIJERAS CUAL ES TU OPINION SOBRE LO ACABAS DE LEER ?
Y POR FAVOR, DEJA TU HUELLA ANTES DE RETIRARTE, NO PIERDAS EL CAMINO DE REGRESO, QUE LA LUZ UNIVERSAL TE ACOMPAÑE.