BLOGGER TEMPLATES - TWITTER BACKGROUNDS »

martes, 16 de abril de 2013

¿Existe una conspiración Da Vinci? - Analicemos...

La Sonrisa de Mona Lisa:

El Código Da Vinci no debe ignorarse como una historia ficticia.
Su premisa, que Jesucristo fue reinventado para fines políticos, ataca al fundamento mismo del cristianismo.
Su autor, Dan Brown, ha dicho en la televisión nacional que aunque su trama es ficticia, él cree que es cierto lo que dice sobre la identidad de Jesús.
¿Entonces cuál es la verdad? Veamos.


• ¿Jesús tuvo un matrimonio secreto con María Magdalena?
• ¿La divinidad de Jesús fue inventada por Constantino y la iglesia?
• ¿Los documentos originales sobre Jesús fueron destruidos?
• ¿Manuscritos descubiertos hace poco cuentan la verdad sobre Jesús?
¿Una conspiración gigantesca resultó en la reinvención de Jesús? Según el libro y la película El CódigoDa Vinci, eso es precisamente lo que pasó. Diversas afirmaciones del libro huelen a una conspiración. Por ejemplo, el libro dice:
“Nadie dice que Jesús fue un fraude, ni negamos que existió y que inspiró a millones de personas a vivir mejor. Lo que estamos diciendo es que Constantino se aprovechó de la gran influencia e importancia de Jesús. Al hacerlo, él determinó el futuro del cristianismo que conocemos hoy”.
¿Podría ser cierta esta afirmación escandalosa del popular libro de Dan Brown? ¿O su premisa simplemente es parte de una buena novel de conspiración? – igual a creer que hubo un aterrizaje de emergencia de alienígenas en Roswell, Nuevo México, o que un segundo hombre disparaba desde la loma en Dallas cuando fue asesinado el Presidente JFK. En todo caso, es una historia fascinante. Con razón que el libro de Brown es uno de los más vendidos de esta década.

La conspiración de Jesús

El Código Da Vinci empieza con el asesinato de un curador de museo francés llamado Jacques Sauniere. Se les encarga a un erudito profesor de Harvard y una bella criptógrafa francesa descifrar un mensaje que dejó el curador antes de morir. El mensaje revela la conspiración más grande de la historia de la humanidad: el ocultamiento del verdadero mensaje de Jesucristo por una organización secreta de la Iglesia Católica Romana llamada Opus Dei.
Antes de morir el curador tenía pruebas que podían refutar la divinidad de Jesús. Aunque la iglesia (según el libro) trató de ocultar dichas pruebas durante siglos, grandes intelectuales y artistas dejaron pistas por todos lados: en pinturas como la Mona Lisa y La última cena de Da Vinci, en la arquitectura de las catedrales y hasta en los dibujos animados de Disney. Las principales afirmaciones del libro aparecen a continuación:
• El emperador romano Constantino conspiró para deificar a Jesucristo.
• Constantino seleccionó personalmente los libros del Nuevo Testamento.
• Los evangelios gnósticos fueron prohibidos por los hombres para reprimir a las mujeres.
• Jesús y María Magdalena estaban casados en secreto y tuvieron un hijo.
• Miles de documentos secretos refutan aspectos clave del cristianismo.
Brown revela su conspiración a través del especialista ficticio del libro, el historiador real británico Sir Leigh Teabing. Es presentado como un erudito sabio, y Teabing le revela a la criptógrafa Sophie Neveu que en el Concilio de Nicea en d.C. 325 “se debatió y se votó sobre muchos aspectos del cristianismo”, entre ellos, la divinidad de Jesús.
Él dice, “Hasta ese momento de la historia, Jesús era visto por sus seguidores como un profeta mortal…un gran hombre poderoso, pero sólo un hombre”.
Neveu se queda pasmada. “¿No el Hijo de Dios?” le pregunta ella.
Teabing le explica que: “Establecer a Jesús como el “Hijo de Dios” fue planteado y decidido oficialmente por el Concilio de Nicea”.
“Espera, ¿me estás diciendo que la divinidad de Jesús fue el resultado de una votación?”
“Y además, ésta se ganó por una mayoría relativamente pequeña”, le dice Teabing a la criptógrafa boquiabierta.
Neveu esta conmocionada. “¿No es el hijo de Dios?” ella pregunta.
Teabing explica: “El establecimiento de Jesús como el Hijo de Dios fue oficialmente propuesto y votado por el Concilio de Nicea.”
“Espere. ¿Estas diciendo que la divinidad de Jesús fue resultado de una votación?”
Entonces, según Teabing, Jesús no fue considerado Dios hasta el Concilio de Nicea en d.C. 325, momento en el cual los verdaderos textos sobre Jesús supuestamente fueron prohibidos y destruidos. Así, según esta teoría, todo el fundamento del cristianismo se construyó sobre una mentira.
El Código Da Vinci ha vendido bien su historia, suscitando comentarios de los lectores como, “¡Si no fuera verdad, no podría haberse publicado!” Otro declaró que él “nunca volvería a pisar una iglesia”. Un crítico elogió al libro por su “investigación impecable”.  “  Es bastante convincente para ser una obra de ficción.

Aceptemos por un momento que podría ser cierto lo planteado por Teabing. En ese caso, ¿por qué se decidió promover a Jesús a Dios en el Concilio de Nicea?
Teabing dice, “Era una cuestión de poder. Cristo como el Mesías era crucial para el funcionamiento de la Iglesia y el estado. Muchos estudiosos dicen que la iglesia temprana literalmente se robó a Jesús de sus seguidores originales, apropiándose de su mensaje humano para envolverlo en un manto impenetrable de divinidad y utilizarlo para aumentar su propio poder”.  “
En muchos sentidos El Código Da Vinci es la máxima teoría de la conspiración. Si las afirmaciones de Brown son correctas, nos han mentido – la iglesia, la historia y la Biblia. Y posiblemente también las personas en las que más confiamos: nuestros padres o profesores. Y todo por una jugada por el poder.
Aunque El Código Da Vinci es ficción, sí basa gran parte de su premisa en hechos reales (el Concilio de Nicea), personas reales (Constantino y Arrio) y documentos reales (los evangelios gnósticos). Si queremos llegar al fondo de la conspiración, debemos analizar las acusaciones de Brown y separar los hechos de la ficción.

Constantino y el cristianismo

En los siglos previos al reinado de Constantino sobre el Imperio Romano, los cristianos sufrieron una severa persecución. Pero entonces, mientras estaba atrincherado en una batalla, Constantino dijo haber visto una imagen luminosa de una cruz en el cielo, inscrita con las palabras “Conquista con esto”. Él entró a la batalla bajo el símbolo de la cruz y tomó el control del imperio.
La aparente conversión de Constantino al cristianismo fue un momento clave en la historia de la iglesia. Roma se convirtió en un imperio cristiano. Por primera vez en casi 300 años era relativamente seguro, e incluso era bien visto, el hecho de ser cristiano.
Ya no se perseguía a los cristianos debido a su fe. Luego, Constantino buscó unificar a su Imperio Oriental y su Imperio Occidental, que habían estado muy divididos por los cismas, sectas y cultos, principalmente en torno al tema de la identidad de Jesucristo.
Éstos son algunos de los granos de verdad en El Código Da Vinci, y los granos de verdad son un requisito indispensable para una teoría de conspiración exitosa. Pero la trama del libro convierte a Constantino en un conspirador. Entonces, analicemos la pregunta clave que plantea la teoría de Brown: ¿Constantino inventó la doctrina cristiana de la divinidad de Jesús?

Divinizar a Jesús

A fin de responder a la acusación de Brown, primero debemos determinar qué creían generalmente los cristianos antes de que Constantino haya convocado al concilio en Nicea.
Los cristianos habían adorado a Jesús como Dios desde el siglo primero. Luego, en el cuarto siglo, un líder de la iglesia llamado Arrio empezó una campaña para defender la unicidad de Dios. Él enseñaba que Jesús era un ser creado de manera especial, superior a los ángeles, pero no era Dios. Por lo contrario, Atanasio y la mayoría de los líderes de la iglesia estaban convencidos de que Jesús era Dios encarnado.
Constantino quería resolver la disputa, y esperaba pacificar a su imperio al unificar a las divisiones del este y oeste. Por ello, en d.C. 325, él convocó a más de 300 obispos de todo el mundo cristiano en Nicea (que actualmente está ubicada en Turquía). La pregunta crucial es, ¿la iglesia temprana pensaba que Jesús era el Creador o solamente una creación – Hijo de Dios o hijo de carpintero? Entonces, ¿qué dijeron los apóstoles sobre Jesús? Desde sus primeras declaraciones registradas, ellos lo consideraban Dios. Unos 30 años después de la muerte y resurrección de Jesús, Pablo escribió a los Filipenses que Jesús era Dios en forma humana (Filipenses 2:6-7, NTV). Y Juan, un testigo directo cercano, confirma la divinidad de Jesús en el siguiente pasaje:
En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La Palabra le dio vida a todo lo creado. Entonces la Palabra se hizo hombre y vino a vivir entre nosotros (Juan 1: 1-4, 14, NTV).
Este pasaje de Juan 1 fue descubierto en un manuscrito antiguo, que fue datado con carbono de 175-225 d.C. Entonces, queda claro que se hablaba de Jesús como Dios más de cien años antes de que Constantino convocara al Concilio de Nicea. Vemos que las pruebas forenses respecto de los manuscritos contradicen la afirmación del Código Da Vinci que la divinidad de Jesús fue un invento del cuarto siglo. ¿Y qué nos dice la historia sobre el Concilio de Nicea? Brown afirma en su libro, a través del personaje de Teabing, que la mayoría de los obispos en Nicea rechazó la creencia de Arrio que Jesús era un “profeta mortal” y adoptaron la doctrina de la divinidad de Jesús por una “mayoría relativamente pequeña”. ¿Verdadero o falso?
En realidad, la votación fue una victoria arrolladora: sólo dos de los 318 obispos no estuvieron a favor. Mientras que Arrio pensaba que sólo el Padre era Dios, y que Jesús era Su creación suprema, el concilio decidió que Jesús y el Padre tenían la misma esencia divina.
El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo fueron considerados Personas distintas, coexistentes y coeternas, pero un solo Dios. Esta doctrina de un Dios en tres Personas se llegó a conocer como el Credo de Nicea, y es el núcleo central de la Fe Cristiana. Sí, es cierto que Arrio era persuasivo y tenía una considerable influencia. La votación se ganó por una mayoría abrumadora después de un gran debate. Pero el concilio finalmente declaró por una mayoría arrolladora que Arrio era un hereje, puesto que sus enseñanzas eran contrarias a lo que habían enseñado los apóstoles sobre la divinidad de Jesús.
La historia también confirma que Jesús había consentido públicamente la veneración que recibía de sus discípulos. Y, como hemos visto, queda claro que Pablo y otros apóstoles enseñaron que Jesús es Dios y se merece ser adorado.
Desde los inicios de la iglesia cristiana Jesús fue considerado mucho más que un hombre, y la mayoría de sus seguidores lo veneraban como Dios-el Creador del universo. Entonces, ¿cómo podría haber inventado Constantino la doctrina de la divinidad de Jesús si la iglesia había considerado Dios a Jesús durante más de 200 años? El Código Da Vinci no responde esta pregunta.
 

Atacando al  Canon

El Código Da Vinci también dice que Constantino prohibió todo documento sobre Jesús que no fuera parte del canon actual del Nuevo Testamento (reconocido por la iglesia como los relatos auténticos de los apóstoles en calidad de testigos directos). Y dice además que los relatos del Nuevo Testamento fueron modificados por Constantino y los obispos a fin de reinventar a Jesús. Otro elemento clave de la conspiración del Código Da Vinci es que los cuatro evangelios del Nuevo Testamento fueron elegidos entre un total de “más de 80 evangelios”, la mayor parte de los cuales supuestamente fueron ocultados por Constantino.
Aquí hay dos temas centrales que debemos analizar. El primero es si Constantino modificó o sesgó la selección de los libros del Nuevo Testamento. El segundo es si él prohibió documentos que se debieron incluir en la Biblia.
En cuanto al primer tema, las cartas y documentos escritos por los líderes de la iglesia y por herejes en el siglo dos confirman el uso extendido de los libros del Nuevo Testamento. Casi 200 años antes de que Constantino convoque al Concilio de Nicea, el hereje Marción calificó a 11 de los 27 libros del Nuevo Testamento como obras auténticas de los apóstoles.
Casi al mismo tiempo, otro hereje, Valentín, se refiere a una amplia variedad de temas y pasajes del Nuevo Testamento. Dado que estos dos herejes eran opositores de los líderes de la iglesia temprana, no escribían solamente lo que los obispos querían. Sin embargo, al igual que la iglesia temprana, ellos también mencionaron a los mismos libros del Nuevo Testamento que nosotros leemos actualmente.
Entonces, si el uso del Nuevo Testamento ya era extendido 200 años antes de Constantino y el Concilio de Nicea, ¿cómo podría haberlo modificado o inventado el emperador? Para entonces la iglesia se había extendido y tenía cientos de miles, si no eran millones, de creyentes que conocían los relatos del Nuevo Testamento.
En su libro “La decepción Da Vinci” (The Da Vinci Deception), un análisis de El Código Da Vinci, el Dr. Erwin Lutzer comentó,
“Constantino no decidió qué libros estarían en el canon; el tema del canon ni siquiera se trató en el Concilio de Nicea. Para entonces la iglesia temprana leía un canon de libros que ya había determinado que era la Palabra de Dios doscientos años atrás”.  .”
Aunque pasarían años antes de que se complete el canon oficial, el Nuevo Testamento actual se consideraba auténtico doscientos años antes de Nicea.


Esto nos lleva al segundo tema, ¿por qué fueron destruidos y excluidos del Nuevo Testamento estos misterios evangelios gnósticos? En el libro, Teabing dice que los escritos gnósticos fueron excluidos de 50 Biblias encargadas por Constantino en el Concilio. Él le cuenta emocionado a Neveu:
“Ya que Constantino le mejoró el estatus a Jesús casi cuatrocientos años después de su muerte, ya existían miles de documentos con crónicas de Su vida como hombre mortal. Constantino sabía que se necesitaría un golpe enérgico para reescribir los libros de historia. Esto llevó al momento más trascendente de la historia cristiana. Constantino encargó y financió la elaboración de una nueva Biblia que omitió los evangelios que hablaban de los rasgos humanos de Jesucristo, y adornó los que lo representaban de manera divina. Los evangelios anteriores fueron proscritos, reunidos y quemados”.  .”
¿Estos escritos gnósticos son la historia verdadera de Jesucristo? Analicémoslo más de cerca, a ver si podemos separar la ficción de la realidad.

“Conocedores” secretos

Los evangelios gnósticos son atribuidos a un grupo conocido (que sorpresa…) como los Gnósticos. Su nombre proviene de la palabra griega gnosis, que significa “conocimiento”. Estas personas pensaban que tenían un conocimiento especial, secreto, que estaba oculto a la gente común y corriente.
De los 52 escritos, sólo cinco se clasifican como evangelios. Veremos que estos supuestos evangelios son notablemente diferentes a los Evangelios del Nuevo Testamento, de Mateo, Marcos, Lucas y Juan.
A medida que se extendió el cristianismo, los gnósticos incorporaron algunas doctrinas y elementos del cristianismo en sus creencias, transformando el gnosticismo en un falso cristianismo. Posiblemente lo hayan hecho para mantener niveles altos de reclutamiento y hacer de Jesús un símbolo de su causa. Sin embargo, para que su sistema de pensamiento encaje con el cristianismo, Jesús debió reinventarse, quitándole tanto su humanidad como su divinidad absoluta.
John McManners escribió sobre la mezcla gnóstica de creencias cristianas y míticas en su libro “La historia del cristianismo de Oxford” (Oxford History of Christianity).
“El Gnosticismo fue (y sigue siendo) una teosofía con muchos ingredientes. Ocultismo  y misticismo oriental se fundieron con astrología, magia. … Ellos recopilaron dichos de Jesús moldeados para encajar con su propia interpretación (como en el evangelio de Tomás), y ofrecieron a sus partidarios una alternativa o forma rival del cristianismo.”

Críticos tempranos

El gnosticismo fue (y aún es) una teosofía con muchos ingredientes. El ocultismo y el misticismo oriental se fundieron con la astrología y la magia.
Reunieron diversas palabras de Jesús, dándoles forma para encajar con su propia interpretación (como en el Evangelio de Tomás), y ofrecieron a sus seguidores una forma alternativa o rival de cristianismo”.
“¿Y quién es un mentiroso? El que dice que Jesús no es el Cristo. El que niega al Padre y al Hijo es un anticristo”. (1 Juan 2:22)
Siguiendo a las enseñanzas de los apóstoles, los líderes tempranos de la iglesia condenaron unánimemente a los gnósticos como una secta. El padre de la iglesia Ireneo escribió 140 años antes del Concilio de Nicea que los gnósticos eran condenados como herejes por la iglesia. Él también rechazaba sus “evangelios”. Sin embargo, en cuanto a los cuatro Evangelios del Nuevo Testamento, él dijo, “No es posible que la cantidad de Evangelios pueda ser ni mayor ni menor de lo que son”.”
El teólogo cristiano Orígenes escribió lo siguiente a inicios del tercer siglo, más de cien años antes de Nicea:
Conozco un evangelio llamado “El Evangelio según Tomás” y un “Evangelio según Matías”, y muchos más que hemos leído – no se nos vaya a considerar ignorantes por quienes creen tener algún conocimiento por conocerlos. Sin embargo, entre todos éstos sólo hemos aprobado lo que ha sido reconocido por la iglesia, que sólo cuatro evangelios deben ser aceptados.  “ 
Allí lo dice un líder muy respetado de la iglesia temprana. Los gnósticos fueron reconocidos como una secta no cristiana mucho tiempo antes del Concilio de Nicea. Pero hay más pruebas que ponen en tela de juicio las afirmaciones de El Código Da Vinci.

¿Quién es sexista?

Brown sugiere que uno de los motivos de la supuesta proscripción por Constantino de los escritos gnósticos era un deseo de prohibir a las mujeres en la iglesia. Lo irónico es que el evangelio gnóstico de Tomás es el que denigra a las mujeres. Éste concluye (supuestamente citando a Pedro) con esta afirmación impresionante: “Que se aleje María de nosotros, porque las mujeres no se merecen la vida” (114). Luego Jesús supuestamente le dice a Pedro que él convertirá a María en hombre para que ella pueda entrar al reino de los cielos. Entiéndase: las mujeres son inferiores. Si expresan este tipo de opiniones, es difícil creer que los escritos gnósticos son un llamado a la liberación de la mujer.
En contraste, el Jesús de los evangelios bíblicos siempre trató a las mujeres con dignidad y respeto. Versículos revolucionarios como éste, del Nuevo Testamento, han sido fundamentales para los esfuerzos por elevar el estatus de la mujer:
“Ya no hay judío ni gentil, esclavo ni libre, hombre ni mujer, porque todos ustedes son uno en Cristo Jesús” (Gálatas 3:28, NTV).

Autores misteriosos

En los evangelios gnósticos, casi todos los libros tienen el nombre de un personaje del Nuevo Testamento: el Evangelio de Felipe, el Evangelio de Pedro, el Evangelio de María, el Evangelio de Judas, y así sucesivamente. (Parece tomar lista en un colegio parroquial.) Éstos son los libros en los que se basan teorías de la conspiración como El Código Da Vinci. ¿Pero en realidad fueron escritos por sus supuestos autores?
Los evangelios gnósticos fueron escritos 110 a 300 años después de Cristo, y ningún académico digno de crédito cree que ninguno de ellos pueda haber sido escrito por su supuesto autor. En la exhaustiva “Biblioteca de Nag Hammadi” (The Nag Hammadi Library) de James M. Robinson, vemos que los evangelios gnósticos fueron escritos por “autores generalmente anónimos y no relacionados”.  El Dr. Darrell L. Bock, profesor de Estudios del Nuevo Testamento en el Dallas Theological Seminary, escribió:
El Dr. Darrel L. Bock, catedrático en estudios del Nuevo Testamento en el Seminario Teológico de Dallas, escribió:
“La mayoría de este material está separado de los fundamentos de la fe cristiana por varias generaciones, un aspecto clave a tomar en cuenta al evaluar su contenido”. 
El estudioso del Nuevo Testamento Norman Geisler comentó sobre dos escritos gnósticos, el Evangelio de Pedro y los Hechos de Juan. (Estos escritos gnósticos no deben confundirse con los libros del Nuevo Testamento escritos por Juan y Pedro):
“Los escritos gnósticos no fueron escritos por los apóstoles, sino por hombres en el segundo siglo (y después) que trataron de usar la autoridad apostólica para promover sus propias enseñanzas. Ahora lo llamamos fraude y falsificación”.  ”  
Los evangelios gnósticos no son relatos históricos de la vida de Jesús sino mayormente dichos esotéricos, con un halo de misterio, que omiten detalles históricos como nombres, lugares y eventos. Esto es notablemente diferente a los Evangelios del Nuevo Testamento, que contienen innumerables hechos históricos sobre la vida, labor pastoral y palabras de Jesús.

Sra. Jesús

La parte más sabrosa de la conspiración de Da Vinci es la afirmación de que Jesús y María Magdalena estaban casados en secreto y tuvieron un hijo, perpetuando así la línea de sangre de Jesús. Más aún, el libro presenta al útero de María Magdalena con la descendencia de Jesús como el legendario Santo Grial, un secreto celosamente guardado por una organización católica secreta llamada el Priorato de Sion. Menciona a Sir Isaac Newton, Botticelli, Víctor Hugo y Leonardo Da Vinci como miembros.
Romance. Escándalo. Intriga. Es buen material para una teoría de conspiración. ¿Pero es cierto? Veamos qué dicen los expertos.
Un artículo de la revista Newsweek, que resume las opiniones de los principales académicos, concluyó que la teoría de que Jesús y María Magdalena estuvieron casados no tiene ningún fundamento histórico.

El planteamiento de El Código Da Vinci está basado principalmente en un solo versículo del Evangelio de Felipe que señala que Jesús y María eran compañeros. En el libro, Teabing sostiene que la palabra para compañero (koinonos) podía significar cónyuge. Pero la teoría de Teabing no es aceptada por los académicos.
También hay un solo versículo en el Evangelio de Felipe que dice que Jesús besó a María. Saludar a los amigos con un beso era normal en el siglo primero, y no tenía ninguna connotación sexual. Pero, aún si la interpretación de El Código Da Vinci es correcta, no hay ningún otro documento histórico que confirme su teoría. Y ya que el Evangelio de Felipe es un documento falsificado que fue escrito 150 a 220 años después de Cristo por un autor desconocido, sus afirmaciones sobre Jesús no son fiables.
Tal vez los gnósticos pensaron que al Nuevo Testamento le faltaba un poco de romance y decidieron hacerlo más interesante. Cualquiera que fuera el motivo, este versículo aislado y obscuro, escrito dos siglos después de Cristo, no es una buena base para una teoría de conspiración. Puede resultar interesante como libro, pero definitivamente no es historia.
En cuanto al Santo Grial y el Priorato de Sion, el relato ficticio de Brown nuevamente distorsiona la historia. El Santo Grial legendario supuestamente era la taza que usó Jesús en su última cena, y no tenía nada que ver con María Magdalena. Y Leonardo da Vinci no podría haberse enterado del Priorato de Sion, ya que no fue fundado hasta 1956, 437 años después de su muerte. Nuevamente, es interesante como ficción, pero falso como historia.

Los documentos “secretos”

¿Y qué pasa con la revelación de Teabing sobre “miles de documentos secretos” que demuestran que el cristianismo es un engaño? ¿Esto podría ser verdad?
Si existieran tales documentos, los académicos que se oponen al cristianismo les sacarían el máximo provecho. Los escritos fraudulentos que fueron rechazados por la iglesia temprana no son secretos, han sido conocidos durante siglos. No es ninguna sorpresa. Nunca han sido considerados parte de las obras de los apóstoles.
Y si Brown (Teabing) se refiere a los evangelios apócrifos o de la infancia, estos también ya se conocían. No son secretos y no refutan al cristianismo. El especialista en el Nuevo Testamento Raymond Brown ha dicho respecto de los evangelios gnósticos.
A diferencia de los evangelios gnósticos, cuyos autores son desconocidos y que no fueron testigos oculares, el Nuevo Testamento que tenemos hoy ha pasado numerosas pruebas de autenticidad. El contraste es devastador para aquellos presionando teorías conspiradoras. El historiador del Nuevo Testamento F.F. Bruce escribió:
“No nos enseñan ni un nuevo hecho verificable sobre la labor pastoral de Jesús, y sólo unas cuantas palabras nuevas que podrían ser suyas”.  
El especialista en el Nuevo Testamento Bruce Metzger revela la razón por la que el Evangelio de Tomás no fue aceptado por la iglesia temprana:
“No es correcto decir que el Evangelio de Tomás fue excluido por un decreto arbitrario del concilio: ¡lo correcto es decir que el Evangelio de Tomás se excluyó por sí mismo! No concordaba con los demás testimonios sobre Jesús que los cristianos tempranos aceptaban y consideraban confiables”.  

El veredicto de la historia

Entonces, ¿qué debemos concluir sobre las diversas teorías de conspiración relacionadas a Jesucristo? Karen King, una profesora de historia eclesiástica de Harvard, ha escrito diversos libros sobre los evangelios gnósticos, entre ellos, “El evangelio de María Magdalena” (The Gospel of Mary of Magdala) y “¿Qué es el gnosticismo?” (What Is Gnosticism?). A pesar de ser una firme defensora de las enseñanzas gnósticas, King concluye lo siguiente. “Todas estas ideas sobre la teoría de la conspiración…son ideas marginales que no tienen ningún fundamento histórico”.   [20]
A pesar de la falta de pruebas históricas, las teorías de conspiración venden millones de libros y rompen récords de taquilla. Académicos en campos relacionados, algunos cristianos, y algunas personas que no profesan ninguna fe han refutado las afirmaciones de El Código Da Vinci. Sin embargo, las personas fácilmente influenciadas aún se preguntarán, ¿podría tener algo de cierto?
El periodista galardonado Frank Sesno le preguntó a un panel de especialistas en historia sobre la fascinación de la gente con las teorías de conspiración. El profesor Stanley Kutler de la Universidad de Wisconsin contestó, “A todos nos gusta el misterio – pero nos gustan más las conspiraciones”. [21]
Entonces, si quiere leer una gran teoría de la conspiración sobre Jesús, la novela de Dan Brown, El Código Da Vinci, puede ser justo lo que usted busca. Pero si quiere leer los verdaderos relatos sobre Jesucristo, entonces Mateo, Marcos, Lucas y Juan lo llevarán a lo que vieron, oyeron y escribieron los testigos directos. ¿A quién prefiere creerle?

¿Jesús realmente resucitó?

La gran pregunta de nuestro tiempo es “¿Quién es el verdadero Jesucristo?” ¿Fue sólo un hombre excepcional, o era Dios encarnado, como creyeron Pablo, Juan y sus otros discípulos?
Los testigos directos de Jesucristo realmente hablaban y actuaban como si ellos creyeran que él resucitó de la muerte después de su crucifixión.  Si ellos estaban equivocados, el cristianismo se fundó sobre la base de una mentira. Pero si tenían razón, dicho milagro sería una prueba de todo lo que dijo Jesús sobre Dios, sobre sí mismo y sobre nosotros.
¿Debemos creer en la resurrección de Jesús únicamente basados en la fe o hay pruebas históricas sólidas? Varios escépticos han estudiado los registros históricos a fin de probar la falsedad del relato de la resurrección. ¿Qué descubrieron?

 ¿Jesús dijo qué pasa después de la muerte?
Si Jesús realmente resucitó, entonces debe saber qué hay al otro lado. ¿Qué dijo Jesús sobre el sentido de la vida y sobre nuestro futuro? ¿Hay muchos caminos a Dios, o Jesús dijo que él era el único camino? Lea las respuestas sorprendentes en “¿Por qué Jesús?”

¿Jesús le puede dar sentido a la vida?

“¿Por qué Jesús?” analiza la pregunta de si Jesús tiene trascendencia hoy en día o no. ¿Jesús puede contestar las grandes preguntas de la vida?: “¿Quién soy?”, “¿Por qué estoy aquí?”, y “¿A dónde me dirijo?” Catedrales muertas y crucifijos han llevado a algunos a creer que él no puede, y que Jesús nos dejó un mundo fuera de control al cual enfrentarnos. Pero Jesús hizo afirmaciones sobre la vida y nuestro propósito aquí en la Tierra que se deben analizar antes de considerarlo poco compasivo o impotente. Este artículo analiza el misterio de por qué Jesús vino a la Tierra.


Nada de lo que escuches, sin importar quien lo diga. Nada de lo que leas, sin importar dónde esté escrito. Nada debes aceptar, sin previo discernirlo. Y por ti mismo, deberás decidir su validez o no. Lee, Informate e ¡Investiga! Cometa Azul Te saluda

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TE AGRADECERIA ME DIJERAS CUAL ES TU OPINION SOBRE LO ACABAS DE LEER ?
Y POR FAVOR, DEJA TU HUELLA ANTES DE RETIRARTE, NO PIERDAS EL CAMINO DE REGRESO, QUE LA LUZ UNIVERSAL TE ACOMPAÑE.