BLOGGER TEMPLATES - TWITTER BACKGROUNDS »

sábado, 8 de enero de 2011

QUE PASA CUANDO NOS MORIMOS ?

Nos sentimos privilegiados al tener esta información. Lo que resulta absolutamente asombroso es la sólida información que se tiene sobre lo que nos pasa al morir, lo cual nos viene de muchas “personas”, desde muchos países y a lo largo de muchos siglos.

El Dr. Robert Crookall, gran científico ya fallecido, que acometió el estudio sistemático de muchas de las fuentes citadas anteriormente, y de cientos de otras comunicaciones procedentes de la vida póstuma, publicó los resultados en su libro “La Aventura Suprema” (1961).

Su trabajo es considerado como científico porque examina la evidencia de forma concienzuda y objetivamente, es internamente coherente y sus hipótesis son compatibles con el gran volumen de evidencia verdadera.

Crookall se maravilló de la solidez de la evidencia que nos viene de todo el mundo. Las comunicaciones de todos los países, como Brasil, Inglaterra, África del Sur,Tíbet, Europa, India y Australia son todas consistentes. Se maravilló al comprobar que eran idénticas a las creencias de los nativos de las Islas Hawai que no se conocía su existencia, al separados de otras civilizaciones durante años antes de su descubrimiento por el capitán Cook en 1778. También se maravilló de las evidencias proporcionadas por la gente que ha tenido experiencias extra corporales y las comunicaciones de los médiums de alto nivel.

Mensajes vitales de la vida póstuma.

Los mensajes vitales transmitidos por las Más Altas Inteligencias transmitidas en diferentes países a nosotros los humanos en las últimas décadas, repetidamente nos informan de que:

• Todos los humanos sobrevivimos a la muerte física, independientemente de sus creencias.
• En el momento de la muerte, el espíritu lleva consigo nuestra mente con todas nuestras experiencias, nuestro carácter y cuerpo etéreo, el cual es un duplicado de nuestro cuerpo terrenal. Sale del cuerpo en el instante de la muerte, estando conectado a él mediante un cordón plateado. La muerte ocurre solamente cuando este cordón se fractura y se produce la separación del cuerpo físico. “Silver Birch”, que significa Abedul Plateado y es el nombre con el que una muy alta inteligencia de la vida póstuma ha transmitido más de nueve libros, nos informa de que en el plano espiritual, el cuerpo etéreo y todo lo que nos rodea es tan sólido como las sensaciones que experimentamos en nuestro mundo físico.
• Inmediatamente después de la muerte física, muchos experimentarán la sensación de elevarse.
• El estado mental en el momento de la muerte, es crucial. Algunos cruzan “al otro lado” de forma consciente y reconocen a sus seres queridos que llegan para darles la bienvenida; otros están inconscientes y son llevados a un especial lugar de reposo.
• Aquellos que en la tierra se sienten profundamente atraídos por fuertes adicciones, tales como drogas, alcohol, juegos de azar, tabaco, o que les domina excesivamente el sexo, pueden quedar atrapados en la esfera astral, tratando de satisfacerlas.
• En el instante de la muerte, a algunas personas les resulta fácil separarse de su cuerpo físico. Otros necesitan que les ayuden activamente para efectuar la transición. Algunos muy materialistas tienen el doble etérico muy pesado, y les será más difícil separarse de su cuerpo físico ya inservible.
• En realidad no existe la ubicación del cielo “arriba en el espacio”, ni tampoco “el infierno abajo”: la localización de estos estados están situados en esferas que se ínter penetran, desde las más altas vibraciones hasta las más bajas.
• Quienes tienen unas ideas fijas, inalterables y dogmáticas acerca de lo que nos espera inmediatamente después de la muerte, está sujetos a experimentar serios problemas.
• Amor, amor incondicional es la fuerza conocida más poderosa del Universo.
• El amor incondicional es el lazo indestructible que nos une con nuestros seres queridos del plano espiritual.
• Comúnmente, la gente sensata es recibida por sus seres queridos, y por ello, las almas gemelas se reúnen. Las Inteligencias Superiores nos informan de que nuestra apariencia en el plano espiritual regresa a la de su juventud en la mayoría de los casos.
• Los seres del plano espiritual, sean los recién llegados o los otros, tienen la potestad de visitar a sus seres queridos que todavía viven en la tierra.
• A los recién llegados, por lo general, durante los tres primeros meses de transición, se les permite que transmitan, a través de mensajes visuales, sueños apariciones u otros medios, la evidencia de que están vivos.
• El tipo de vida que se desarrolla en el plano espiritual, tales como la belleza, la paz, la luz y el amor que aguarda a la mayoría de la gente, es inimaginable.
• Incluso en aquel plano se pueden aprender lecciones sobre la espiritualidad e incluso progresar a esferas más altas y bellas.
• Una vez ya en la vida póstuma, se experimenta la sensación de una enorme liviandad y bienestar.
• Las incapacidades físicas que las personas tenían en la tierra desaparecerán; una vez que se hayan ajustado mentalmente sus espíritus no habrán deformidades, ni sensación de enfermedades, ceguera ni ninguna otra cosa que les afectaba en la tierra.
• La mente tiene un enorme poder en el plano espiritual. Puede realizar la aparición de cosas con aspecto material y puede desplazarse con la velocidad del pensamiento. De esta forma, si se imagina que está en cualquier lugar del mundo, allí se encuentra al instante.
• Algunas personas que desencarnan tienen una mejor transición al plano espiritual que otros; cuanto mayor conocimiento tenemos de la vida póstuma, tanto más fácil es la transición.
• La energía, - sea positiva o negativa - es como un “boomerang”. Cuando le enviamos buena energía a alguien, ese tipo de energía nos es devuelta tarde o temprano. Si enviamos energía negativa siendo deshonestos, haciendo trampas, mintiendo, asediando, desacreditando o haciéndole daño a alguien, esa clase de energía negativa, inevitablemente regresa a nosotros.
• “Cosechamos lo que sembramos”, es la conocida frase que refleja la ley espiritual universal. Karma es la palabra corriente con la que nos referimos a la deuda contraída por la realización de malas acciones, por lo que nada queda impune. Todos los actos negativos contra los demás tienen que ser experimentadas en carne propia, con el propósito de continuar progresando espiritualmente.
• Todo pensamiento, toda palabra y toda acción quedan registrados, y nos lo será recordado durante la revisión de nuestras vidas, todos experimentaremos los efectos de todos ellos.
• En las altas esferas es posible recordarlo todo, y ver tridimensionalmente cualquier evento, a lo largo de cualquier periodo de nuestra existencia.
• El abuso de poder y el hostigamiento sistemático de los demás son dos de las acciones que desarrollan mayor nivel de karma. Un gran nivel de deuda kármica le espera a aquellos cuya misión era la de proteger a la sociedad, pero que intencionadamente abusaron de su poder entregándose a transgresiones arbitrarias y causaron daños y perjuicios a los demás.
• Nadie será excusado de su mal comportamiento aduciendo que solo cumplía órdenes.
• La crueldad, sea mental o física, contra seres humanos o animales, tiene una gran responsabilidad y nunca tiene justificación.
• El Infierno por toda una eternidad, y la Condenación eterna fueron inventados por el hombre para manipular los corazones y mentes de los ignorantes y crédulos, pero no existen, aunque bien es cierto que en el plano espiritual hay esferas inferiores que son particularmente oscuras, desagradables y pavorosas, las cuales se asemejan a lo que consideraríamos como infierno, pero no se permanece allí por toda una eternidad. La Ley del Progreso Universal nos asegura que por muy grande que sea la deuda, algún día en el futuro, aquellos con bajas vibraciones conseguirán tenerlas más altas, aunque sea a través de cientos o miles de años, consiguiendo así elevarse a esferas superiores.
• Por nuestras obras nadie nos juzga ni nos condena a ir a las esferas inferiores. Nos condenamos nosotros mismos a estas horrorosas esferas de baja vibración por las acciones acumuladas durante nuestras vidas en la tierra.
• ¿Conversión en el lecho de muerte? Hemos sido informados por los espíritus elevados, y nos lo repiten continuamente, que inmediatamente después de la muerte física, nuestras vibraciones no cambian, aún si nos arrepentimos poco antes de morir. Al ocurrir este hecho, nos llevamos a la espiritualidad las vibraciones acumuladas que hemos adquirido durante toda nuestra vida en la tierra. El bautismo como forma de lavar las culpas y el arrepentimiento de conveniencia por proximidad de la muerte, no tienen efectividad como medio de obtener “un mejor trato” para después de la muerte.
• Si ayudamos a tan solo una persona a obtener el conocimiento sobre la forma de organización del plano espiritual en relación con nuestra conducta en la tierra, habremos justificado nuestra existencia sobre la misma. (Espíritu “Abedul Plateado”).
• Impedir a los demás el acceso al conocimiento de la verdad, produce un gran karma.
• Nadie en la tierra ni en ninguna parte puede dañarnos espiritualmente.
• Ninguno de nosotros nacemos iguales espiritualmente.
• El egoísmo es una de las mayores transgresiones contra la espiritualidad, y produce un gran karma.
• No venimos a este mundo para disfrutar de una vida de ensueño, sin penas ni sufrimiento. Cuanto más variadas sean nuestras experiencias, cuanto más aprendamos de nuestros errores, tanto más valiosa es nuestra existencia en esa reencarnación.
• Muchos de nosotros nos sentiremos defraudados, seremos denigrados y perseguidos injustamente…pero estemos seguros que se hará justicia…si no en este mundo, ciertamente en otra vida posterior.
• Las leyes universales funcionan aunque no las conozcamos.
• Ser religioso no quiere decir necesariamente ser espiritual.
• En el plano espiritual, la comunicación se produce por medio de la telepatía.
• La comunicación entre los dos mundos, el terrenal y espiritual también se realiza mediante la telepatía.
• Existen algunos peligros inherentes al comunicarse con las entidades de la vida póstuma.
• Los espíritus desencarnados pueden leer en nuestras mentes y ponernos también ideas y pensamientos. Las entidades más bajas nos pondrán ideas y pensamientos negativos, y los seres elevados nos ayudan con ideas y pensamientos positivos, pero aún así, aún nos queda mucho margen para ejercitar nuestro libre albedrío.
• Tenemos libertad para llamar a los poderosos protectores del plano espiritual para que nos ayuden a enfrentarnos a los problemas diarios, pero Ellos no decidirán, pues la decisión final nos corresponderá a nosotros.
• Los materialistas ocupan mucho tiempo preocupándose por los últimos diez o veinte años de su vida en la tierra y no dedican ni una pequeña fracción de su tiempo pensando en lo que les va a pasar en los siguientes diez o veinte mil años posteriores a su muerte.
• Lo que le pase a una persona que se suicide, depende de muchas cosas. La motivación y circunstancia es siempre muy importante. Por ejemplo, habrá una gran diferencia entre uno que se suicida ante su muerte inevitable y otro que se suicida para evitar responsabilidades. Quienes se quitan la vida para evitar problemas derivados de su actuación, probablemente aumenten sus problemas y responsabilidades en la vida póstuma.
• Hay diferentes niveles de esferas en el plano espiritual - desde las vibraciones más bajas hasta las más altas - . Al morir físicamente, vamos a la esfera que mejor se adecue a las vibraciones que acumulamos durante nuestra vida en la tierra. Simplificando la cuestión, la mayor parte de los desencarnados van a la “tercera esfera”, que algunos llaman Tierra de Verano.
• Cuanto más altas son las vibraciones, tanto mejor son las condiciones que nos llevarán a esferas más altas. Nos han informado de que las esferas más altas son demasiado bellas para poderlas imaginar. Para aquellos que tengan vibraciones muy bajas, también hay esferas específicas donde existen muy serios problemas.
• De acuerdo con la Ley del Progreso, con total seguridad, aunque tardemos miles de años, todos llegaremos a las altas esferas.
• Los espíritus con vibraciones semejantes, se atraen entre sí. De forma diferente a como sucede en la tierra, los que tienen bajas vibraciones no se pueden mezclar por su voluntad, con quienes están en las esferas elevadas.
• Existe en realidad una guerra entre las fuerzas de la luz y las de la oscuridad. Quienes están continuamente emanando oscuridad, sea por la ignorancia, propagando la mentira, falsedades perniciosas, odio, hostigamiento a los demás, abuso de poder, estafas, explotación y otras acciones negativas, probablemente atraerán o formarán parte de las Fuerzas de la Oscuridad.
• Por el contrario, quienes trabajen y promuevan un mayor entendimiento entre sus semejantes, transmitan su conocimiento, generen paz, amor, luz, armonía y otras energías positivas, atraerán y formarán parte de las Fuerzas de la Luz.
• Por tener el Libre Albedrío, cada uno es responsable de sus propios actos y omisiones durante su vida en la tierra.

Abedul Plateado(Silver Birch) es un maestro espiritual extremadamente sabio y amoroso, que habló a través del médium en trance inglés Maurice Barbanell durante más de cuarenta años. Han sido publicados una gran cantidad de libros con sus enseñanzas, siendo un testigo visual de la existencia del plano espiritual que sirve de inspiración a millones de personas. Algunos de estos libros pueden encontrarse en las librerías de la Nueva Era.

Algunas de las fuentes utilizadas.
Silver Birch (Ortzen 1988, 1990, 1991), Arthur Findlay, White Eagle, Anthony Borgia, Lord Dowding, Sir William Crookes, Sir Oliver Lodge, Sir Arthur Conan Doyle, Leslie Flint, Ivan Cooke, George Meek, HP. Blavatsky, Dr. Carl Wickland, Dr. Robert Crookall, Sir William Barrett, Rev. C. Drayton Thomas, Geraldine Cummins, FWD. Myers, Raymond Bayliss, Gary Williams, Arthur Ford, Jhoannes Greber, George Anderson, Charles Hapgood, Dr. Maurice Rawlings, Allan Kardec, Emmanuel, Joe Fisher, Dr. Ian Stevenson, Emmanuel Swedenborg, Martin Ebon, Robert James Lees, Ruth Montgomery, Stainton Moses, Ursula Roberts, Elisabeth Kübler-Ross, Jane Roberts, Helen Greaves, PMH. Atwater y la asociación para la Investigación Científica de la vida póstuma.

Publicado por A.C.P.A.L. Mayo 07, 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TE AGRADECERIA ME DIJERAS CUAL ES TU OPINION SOBRE LO ACABAS DE LEER ?
Y POR FAVOR, DEJA TU HUELLA ANTES DE RETIRARTE, NO PIERDAS EL CAMINO DE REGRESO, QUE LA LUZ UNIVERSAL TE ACOMPAÑE.