BLOGGER TEMPLATES - TWITTER BACKGROUNDS »

domingo, 12 de septiembre de 2010

Visionario, Iluminado, Profeta ? – Julio Verne – Ayer Ficcion, Hoy Realidad - La Respuesta

Visionario, Iluminado, Profeta ? – Julio Verne – Ayer Ficcion, Hoy Realidad = Una posible respuesta...

Julio Verne nació en Nantes el 8 de febrero de 1828. Se escapó de su casa a la edad de 11 años para ser grumete y más tarde marinero, pero, prontamente atrapado y recuperado por sus padres, fue llevado de nuevo al hogar paterno en el que, en un furioso ataque de vergüenza por lo breve y efímero de su aventura, juró solemnemente (para fortuna de sus millones de lectores) no volver a viajar más que en su imaginación y a través de su fantasía.

Una promesa que mantuvo en más de ochenta libros que, según un informe públicado a principios de 1972 por la prestigiosa revista francesa Paris Match como resultado de una investigación realizada por la UNESCO, han sido traducidas a 112 idiomas, lo que coloca a Verne en segundo lugar en la lista de vendedores de éxitos detrás de otro autor de producción más reducida pero mucho más densa (Karl Marx, traducido a 133 idiomas).

Su adolescencia transcurrió entre continuos enfrentamientos con su padre, a quien las veleidades exploratorias y literarias de Julio le parecían del todo ridículas, y los continuos desaires de su prima Caroline, que sumen al joven Julio en profundas crisis de melancolía. Al fin consigue trasladarse a París donde empieza a codearse con lo más grande de la intelectualidad del momento, Victor Hugo, Eugenio Sue, etc., y consigue la amistad y protección de los Dumas, padre e hijo. En 1850 acaba sus estudios de derecho y su padre le conmina a volver a Nantes. Pero Julio se resiste, afirmándose en su decisión de hacerse un profesional de las letras.

Es por esta época cuando Verne, influenciado por las increíbles cuotas que alcanzaban por aquel entonces ciencia y técnica, concibe el proyecto de crear la literatura de la edad científica, vertiendo todos estos conocimientos en relatos épicos, ensalzando el genio y la fortaleza del hombre en su lucha por dominar y transformar la naturaleza

Pero antes está la necesidad de comer y vestirse. Para conseguir el dinero que le es necesario, una vez que su padre le cortó el suministro del mismo, se centra en el teatro y en operetas, de calidad y éxito irregulares, pero en cualquier caso un trabajo agotador e insatisfactorio, puesto que le roba el tiempo necesario para el estudio de esas ciencias que tanto admira.

En 1856 conoce a Honorine de Vyane, con la que se casa en 1857 tras establecerse en París como agente de bolsa. Su carrera como tal no le resultó en absoluto satisfactoria, y así Verne siguió el consejo de un amigo, el editor P. J. Hetzel, quien será su editor in eternum, y convirtió un relato descriptivo de Africa en la que sería la novela. CINCO SEMANAS EN GLOBO, (1863) fue un éxito fulminante y tuvo como resultado un espléndido contrato con Hetzel que garantizaba al joven e inexperto novelista (tenía 35 años cuando publicó su primer libro) la cantidad anual de 20.000 francos durante Los siguientes veinte años, a cambio de lo cual Julio Verne se obligaba a escribir dos novelas de un nuevo estilo cada año. El contrato fue renovado por Hetzel y más tarde por el hijo de éste, con el resultado de que, durante más de cuarenta años, Los voyages extraordinaires aparecieron en capítulos mensuales dentro de la revista MAGASIN D'EDUCATION ET DE RECREATION.

Estaba claro que el destino de la obra de Verne, quien se anticipó a su tiempo con más lógica y acierto que la mayoría de los escritores del género a los que podemos considerar primitivos, con la única excepción de nombres como H. G. Wells, tenía que ser como éste, un auténtico filón para el arte que estaba naciendo al mismo tiempo que sus libros: el cine.

La obra de Verne, en efecto, estará entre las más adaptadas dentro de la literatura (y en ese aspecto si que podemos decir que gana a Karl Marx) y desde LAS TRIBULACIONES DE UN CHINO EN CHINA hasta LA VUELTA AL MUNDO EN OCHENTA DIAS, los modos de adaptar su obra han sido también muy diversos, desde la aventura granguiñolesca a la francesa, como puede darse en el primer caso citado, hasta el gran espectáculo en pantalla grande y reparto estelar, como ocurre en el segundo. Pero son otros los títulos que han merecido un tratamiento más respetuoso y un acercamiento más profundo, como VEINTE MIL LEGUAS DE VIAJE SUBMARINO, VIAJE AL CENTRO DE LA TIERRA o DE LA TIERRA A LA LUNA (adaptada entre otros por George Mélies) que inspiraron lo que puede denominarse con toda justicia como el primer film serio de ciencia ficción posibilista realizado para los americanos en 1950, CON DESTINO A LA LUNA (Destination: Moon), una vez pasada la época de las delirantes fantasías de invasiones marcianas, venusianas, selenitas y de toda la retahila de catastrofismos, incluyendo el choque de la Tierra con otro cuerpo estelar, con el que el cine USA se divirtió (y nos divirtió, todo hay que decirlo) durante la década de los 30 y los 40, que incluyó la adaptación de clásicos del comic (ya entonces considerados como tales) como Flash Gordon, el Capitán Marvel, Buck Rogers o Brick Bradford.

Tan dotado para la ciencia ficción como para la aventura pura y simple (LOS HIJOS DEL CAPITÁN GRANT, MIGUEL STROGOFF), Verne une las dos vertientes en una de sus obras más sólidas y afortunadas, VEINTE MIL LEGUAS DE VIAJE SUBMARINO, en la que nos presenta a uno de sus personajes más logrados, patéticos y humanos, el capitán Nemo (nadie), especie de trágico holandés errante que vaga sin rumbo de una parte a otra del mundo, en una sorprendentemente real anticipación de lo que en su día serán los submarinos atómicos, en su Nautilus.

Pese a todo, la vida de Verne no fue fácil. Por un lado su dedicación al trabajo minó hasta tal punto su salud que durante toda su vida sufrió ataques de parálisis. Por si esto fuera poco era diabético y acabó por perder vista y oído. Su hijo Michael le dio los mismos problemas que él mismo había proporcionado a su padre y, desgracia entre las desgracias, sufrió una agresión por parte de uno de sus sobrinos, que le disparó un tiro a quemarropa dejándolo cojo. Su vida marital tampoco fue todo lo feliz que él hubiera deseado, y es comunmente admitido por todos sus biógrafos que mantuvo un matrimonio paralelo con una misteriosa dama, que sólo acabó cuando esta murió.

Verne también se interesó por la vida política, llegando a ser elegido concejal de Amiens en 1888 por la lista radical, siendo reelegido en 1892, 1896 y 1900. Ideológicamente era decididamente progresista en todo lo que concernía a educación y técnica pero de un marcado caracter conservador, y en ocasiones reaccionario, en el aspecto político.

Murió el 24 de marzo de 1905

Sus Obras mas Famosas dentro de mas de 100 escritas:
Cinco semanas en globo 1863
Viaje al centro de la Tierra 1864. (esta es la única novela que el hombre no ha podido realizar – todavía…)
De la Tierra a la Luna 1865.
Los hijos del capitán Grant 1867-1868.
Veinte mil leguas de viaje submarino 1869.

Una explicación:
La anticipación que hizo en sus libros de inventos y otros hechos que tendrían ocurrencia en el futuro se debió simplemente a que recibió “ayuda”, sin saberlo en forma consciente, de viajeros del tiempo.

UNA "POSIBLE" RESPUESTA:
Estimado Profesor Velmont: Quisiera saber su opinión sobre Julio Verne, tengo cerca de 40 libros de él. He leído la gran mayoría, me llama la atención su visión futurista sobre algunos temas, fue el primero en hablar sobre cuestiones como: viajes al espacio (De la Tierra a la Luna), submarinos (20.000 leguas de viajes submarinos), helicópteros (Rubor el conquistador), etc. ¿A que se deben estos relatos tan adelantados para su época? Sorprende los términos y también las similitudes técnicas que entrega Julio Verne en sus relatos.
¿Podría consultar a sus Maestros Espirituales respecto de quién era en verdad Julio Verne?
RESPUESTA
Apreciado Rolly: Julio Verne no era un visionario sino simplemente un buen escritor que recibió "ayuda", para decirlo de alguna manera, de viajeros del tiempo que vinieron al presente de este autor.
Aclaro que no fueron las partes encarnadas de los viajeros del tiempo las que se comunicaron con Julio Verne, sino que fueron sus Thetanes los que le sugirieron ideas en su cuerpo causal y le transmitieron hechos o descubrimientos que en la Tierra tuvieron ocurrencia mucho más adelante, como el viaje a la Luna, la invención del submarino o del helicóptero, etc.
Te transcribo seguidamente los diálogos que tuve con Johnakan Ur-el, el Thetán o Yo Superior de Jorge Olguín, y con Eón sobre este tema para que tú mismo saques las debidas conclusiones.
Horacio Velmont.

Sesión del 18/9/99
Interlocutor: ... Aquí tengo otra pregunta que me deja bastante perplejo, y se refiere a las premoniciones... La pregunta concreta es si las personas que tienen visiones o sueños premonitorios tienen alguna relación con los viajeros del tiempo, porque sabemos que nadie, ni nosotros ni ustedes, pueden ver el futuro... ¿Cuál es entonces la verdad?
Johnakan Ur-el: A veces sucede que un viajero del tiempo llega a esta época e ignora que su Thetán está en contacto telepático con las entidades espirituales. Su mente puede llegar a filtrar un pensamiento del futuro.
Si este pensamiento es percibido por los espíritus de los planos del Error, éstos frecuentemente aprovechan la oportunidad para confundir a las personas encarnadas, y entonces les "tiran" o les "sueltan", para decirlo con palabras de ustedes, alguna idea del futuro.

Interlocutor: ¿Sería el caso de Julio Verne? La pregunta concreta es si este escritor era un viajero del tiempo o le sucedió algo como lo que has explicado.
Johnakan Ur-el: Julio Verne tuvo contacto telepático con seres espirituales que, a su vez, pudieron extraer información de los Thetanes de los viajeros del tiempo y le han transmitido algunas cosas.
Interlocutor: ¿Pero Julio Verne sabía esto?
Johnakan Ur-el: No, simplemente creyó que las ideas provenían de él, de su subconsciente.
Interlocutor: Como sucede siempre con los encarnados...
Johnakan Ur-el: Efectivamente, como sucede siempre con los encarnados. Lo mismo sucedió con Galileo, con Leonardo Da Vinci, etc.

Interlocutor: ¿El Absoluto intervino en el libro de Julio Verne "Viaje a la Luna", donde se relata casi al pie de la letra el viaje a nuestro satélite que hicieron un siglo después los norteamericanos?
Eón: No, ha intervenido un viajero del tiempo. Además, no está tan basada en cuestiones científicas, porque en el libro que tú mencionas se habla de un gigantesco cañón donde tenía que haber un impulso de despegue de 11,2 Km. por segundo para escapar de la gravedad de la Tierra, y un cañón de esta magnitud, tan largo, quemaría cualquier nave con la fricción en la pared del cañón...
En este sentido es mucho más aceptable el libro de H. G. Wells, donde se habla de la antigravedad, que es algo mucho más factible.

Interlocutor: ¿De qué forma el viajero del tiempo le sugirió ideas a Julio Verne?¿Acaso personalmente, como en el caso de Nostradamus? Me refiero, obviamente, al viajero del tiempo llamado Dominic Litio que se contactó con este filósofo.
Eón: No, no fue personalmente, sino a través del cuerpo causal de Julio Verne.

Interlocutor: ¿Es algo que el viajero del tiempo no debía haber hecho?
Eón: Por supuesto que no.

Interlocutor: ¿Ese viajero es alguno de los que yo conozco?
Eón: No, tú no lo conoces.

Interlocutor: ¿Por lo tanto su nombre no tiene ninguna importancia?
Eón: Así es.

Interlocutor: ¿Doy por descontado de que cuando usted habla de que el viajero del tiempo le puso ideas en el Cuerpo causal de Julio Verne estamos hablando del Yo Superior de ese viajero del tiempo y no de su parte encarnada?
Eón: Por supuesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

TE AGRADECERIA ME DIJERAS CUAL ES TU OPINION SOBRE LO ACABAS DE LEER ?
Y POR FAVOR, DEJA TU HUELLA ANTES DE RETIRARTE, NO PIERDAS EL CAMINO DE REGRESO, QUE LA LUZ UNIVERSAL TE ACOMPAÑE.