BLOGGER TEMPLATES - TWITTER BACKGROUNDS »

sábado, 31 de agosto de 2013

LOS CICLOS DE LAS SIETE RAZAS

La humanidad evoluciona a través de ciclos. Concretamente en el planeta Tierra a través de siete grandes ciclos manifestados por las siete razas raíces. Cada raza raíz estando a su vez compuesta por siete sub-razas, estas desarrollándose en ciclos menores. El ciclo de cada raza raíz ya está predestinado y este se efectúa inexorablemente. El hombre no puede ni acelerar, ni retardar el ritmo. Así, los seres humanos por ejemplo, no pueden obrar para que la próxima raza raíz ya aparezca ahora. ¡Es imposible! La razón de esto es porque los ciclos están determinados por los rayos y estos rayos vienen en manifestación solo en ciertos momentos cósmicos muy precisos. (Explico lo que son los rayos en los siete rayos: introducción) Estos momentos de manifestación de los rayos se generan a su vez por el desplazamiento de las esferas. Deben saber que cuando las almas no están encarnadas en el mundo físico, viven en regiones ubicadas en los planos sutiles. Estas regiones se conocen como Lokas o esferas. Dependiendo de su desarrollo y de su naturaleza, el alma irá a una esfera que se corresponda con su vibración. Las esferas no son estáticas, al contrario efectúan cierto desplazamiento, alternándose para que sus habitantes puedan reencarnar en el plano físico de la Tierra. Y es justamente ese desplazamiento lo crea una apertura que hace que el rayo descienda. (Esto lo detallo en cómo el alma elige a sus futuros padres para reencarnar) Ahora bien, si es cierto que el ser humano no puede cambiar los ciclos, en cambio lo que si puede hacer es construirse la mejor vida posible durante el ciclo, separando lo verdadero de lo falso, cumpliendo el bien y rechazando el mal. El interior de los ciclos, la grandeza y la belleza de un ciclo les pertenece. Cuando desarrollan suficientes cualidades, ya no se preocupan por todavía no pertenecer a la próxima raza raíz que será más evolucionada, porque el hecho de estar plenamente evolucionados en la raza raíz actual es ya ampliamente satisfactorio y por demás, no pueden ir a la sexta raza raíz que estando plenamente desarrollados en la actual quinta raza raíz. Así que no hay que buscar procrear superhombres, sino trabajar en el plano espiritual. De esta forma efectuaran un verdadero desarrollo para cada raza. Si quisieran en un espíritu de perfección buscar que solo nazcan humanos muy evolucionados, sin importar la técnica, no lograrían mejores resultados. No obtendrían más seres iniciados que los que hay ahora. Los individuos serían más equilibrados, más orientados, es un hecho, pero no iniciados, a causa de las esferas que mencioné anteriormente y que son las matrices de las almas por nacer. Sin embargo hay una excepción y es al final de los ciclos. Normalmente los padres engendran hijos de mismo nivel evolutivo, así cuando procrean posicionados en el astral, obtienen niños predominados por el plano astral. Si procrean posicionados en el mental, obtienen niños predominados por el plano mental. Afortunadamente esta ley no es inquebrantable, de lo contrario no podría haber evolución. Por ello cuando se acerca el final de un ciclo, independientemente del nivel evolutivo de los padres, los niños llegan más avanzados, por ejemplo niños posicionados en el mental mientras que los padres siguen posicionados en el astral, pero esto solo ocurre en cada fin de ciclo, para que haya un desarrollo espiritual y un relevo vibratorio. Durante el interior del ciclo, los hijos engendrados corresponden con el nivel vibratorio de la evolución de sus padres. Pastor (maestro de sabiduría, 08-11-87) Observación El desarrollo de los ciclos es tan preciso que incluso ya se sabe con exactitud cuánto van a durar cada uno. Así, Blavatsky da la siguiente información al respecto: RAZAS RAÍCES AÑOS Primera Raza Raíz 1’574’344 Segunda Raza Raíz 3’148’688 Tercera Raza Raíz 4’723’032 Cuarta Raza Raíz 6’297’376 Quinta Raza Raíz 7’871’720 Sexta Raza Raíz 9’446’064 Séptima Raza Raíz 11’020’409 Desarrollo Globo D (total) 44’081’633 También dice: “El número de años pasados desde que el Dhyan Chohan, conocido en India como Manu Vaivasvata, inauguró el Manvantara humano en el globo D [la Tierra] en la presente [Cuarta] Ronda es igual a 18’618’725.” Lo que implicaría que faltan cerca de cinco millones de años para que inicie la sexta raza raíz. Nada de lo que escuches, sin importar quien lo diga. Nada de lo que leas, sin importar dónde esté escrito. Nada debes aceptar, sin previo discernirlo. Y por ti mismo, deberás decidir su validez o no. Lee, Informate e ¡Investiga! Cometa Azul Te saluda

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TE AGRADECERIA ME DIJERAS CUAL ES TU OPINION SOBRE LO ACABAS DE LEER ?
Y POR FAVOR, DEJA TU HUELLA ANTES DE RETIRARTE, NO PIERDAS EL CAMINO DE REGRESO, QUE LA LUZ UNIVERSAL TE ACOMPAÑE.