BLOGGER TEMPLATES - TWITTER BACKGROUNDS »

sábado, 16 de marzo de 2013

EL PAPA FRANCISCO 1, LOS JESUITAS, UN PODER BAJO LAS SOMBRAS !!! - PARTE 2


Napoleón Bonaparte hizo esta afirmación:
"Los Jesuitas son una organización militar, no una orden religiosa. Su jefe es un general de un ejército, no un mero padre abad de un monasterio. Y la meta de esta organización es: PODER"


Este es el Papa Negro en la actualidad, el general de la Orden Jesuita, Hans Kolvenbach, para algunos, el hombre más poderoso del mundo.
La Orden Jesuita fue fundada en 1491 y hasta 1540 no fue validada por el Papa de Roma.

A la Orden a menudo se la denomina la Militia de la Iglesia Católica Romana, ya que quienes se convierten en miembros, le deben una obediencia brutal y absoluta al Papa de Roma y son, a partir de ese momento, los soldados del Papa y su cometido es ejecutar los planes y objetivos del Papa y la Iglesia, a cualquier precio.

Los Jesuitas se encuentran hoy en día en todas partes de mundo (hasta los confines más alejados), pero tienen presencia especialmente en Europa con 9000 miembros, 5500 aprox. En Norte América, 5400, en Asia y 1150 en África, aproximadamente.

Las cifras reflejan únicamente los miembros del círculo más estrecho de jesuitas.

Los jesuitas supieron desde el comienzo que los principios de la Iglesia Católica no se extenderían de forma efectiva si no participaban en la educación, de forma que la fundación de colegios y universidades fue una de sus primeras tareas. Hoy hay cerca de 200 universidades jesuitas en todo el mundo donde trabajan cerca de 3000 jesuitas y más de medio millón de alumnos reciben formación.

Además, existen miles de colegios de enseñanza primaria y secundaria que aseguran la impartición de la doctrina y entrenamiento jesuita en todas partes del mundo.
 
Este documento sobre los Objetivos de los Jesuitas Para el Próximo Milenio, revelados por las propias fuentes jesuitas, es muy revelador. Es muy interesante comprobar cómo ponen especial énfasis en la nueva evangelización y el ecumenismo (es decir, todas las religiones en “una”, algo cuyo sentido lógico y religioso se cae por su propio peso).

Como Phelps o Greg Szymanski, otros muchos autores creen que la Orden Jesuita es la que controla espiritualmente el Nuevo Orden Mundial.

En cualquier caso, la Orden ha sabido mantener con brazo firme su profundo, oscuro y criminal pasado escondido de los ojos del mundo y controlan hoy en día enormes recursos, que mantienen ocultos, y un poder extraordinario sobre los líderes norteamericanos y europeos, incluyendo aquellos que controlan la agenda fascista para el planeta.

A pesar de las sólidas evidencias y documentos que apuntan al, entre otras muchas cosas, asesinato de Abraham Lincoln, uno de los presidentes más emblemáticos de Estados Unidos, por parte de la Sociedad de Jesús, rara vez se oye hablar de ello, o se menciona en los medios de comunicación, lo que nos da una idea del gran poder y control sobre la libertad de expresión que tiene la Sociedad de Jesús, así como el enorme control, sobre la educación de muchos ciudadanos.

Al igual que en la masonería y otras órdenes secretas, en la Sociedad de Jesús, por supuesto no todos sus miembros son informados ni conscientes de la totalidad de la Obra, de forma que es admisible pensar que muchos miembros, en los niveles menos accesibles a la cúpula del poder, puedan desconocer muchos de los detalles, objetivos y asuntos de los que se trata aquí.

Como en toda estructura de corte “militar”, el desglose de información “sensible” se ofrece solo a miembros destacados en el vértice de la pirámide de poder.

En el capítulo 60 de “Cincuenta Años de La Iglesia Romana” escrito por el cura que fuera católico (más tarde renegó del catolicismo), Charles Chiniquy, éste plasma las palabras expresadas por Lincoln y que ilustran cómo la historia se repite y el peligro de que los jesuitas no sean desenmascarados definitivamente.
“Hay un hecho que ha sido ignorado por los americanos, y del que yo he caído en la cuenta sólo después de convertirme en Presidente de los Estados Unidos; es el hecho de que las familias destacadas del Sur han recibido su educación en gran medida, sino en su totalidad, de jesuitas y monjas.

De forma que los degradantes principios de la esclavitud, el orgullo y la crueldad son naturales entre tantas personas de entre ellos”.

“Los ideales de juego limpio, humanidad, igualdad y libertad, tal y como los encontramos en la Palabra del Señor, son combatidos implacablemente por estas gentes. Como sabes los primeros pobladores de Louisiana, Florida, Nuevo Méjico, Texas, Sur de California y Missouri fueron católicos romanos y sus primeros maestros fueron jesuitas.

Es cierto que después hemos conquistado o ganado esos estados, pero Roma ya había dejado su virus mortal en las máximas antisociales y anticristianas de sus gentes antes de que se convirtieran en ciudadanos americanos”.

“Desgraciadamente, los jesuitas y las monjas han seguido siendo desde entonces sus profesores.”

“Han perpetuado su silencioso, pero absolutamente eficaz, método de extender su odio contra nuestras instituciones, nuestras leyes, nuestras escuelas, nuestros derechos y libertades de tal forma que este terrible conflicto resultó inevitable entre el Norte y el Sur.

Como ya te he comentado antes, es al Papado de Roma a quien le debemos esta terrible Guerra Civil”.
Estas son las palabras de Abraham Lincoln sobre la Guerra Civil norteamericana.

Como ilustración de cuan engañosa y maligna es la jerarquía de los Jesuitas aquí hay un ejemplo del Juramente Extremo de los Jesuitas (Extreme Oath o Blood Oath), también conocido como el Cuarto Voto Jesuita o el Juramento de Sangre.

Existen dos versiones ligeramente distintas de ese Juramento, el original de uno está en la Librería del Congreso y el segundo en al Registro de Congreso, de 1913.

Aquí pueden estudiarse las diferencias entre ambas versiones.
"Cuando un jesuita de menor rango va a ser elevado a un puesto superior de mando, es llevado a la capilla del Convento de la Orden, donde sólo hay otras tres personas presentes, el Superior está de pie frente al altar.

A cada lado se sitúa un monje, uno de los cuales lleva una banderín amarillo y blanco, que son los colores del papado, y el otro una banderín negro con una daga y una cruz roja sobre un calavera con huesos cruzados, con la palabra INRI escrita, y debajo de ello, las palabras IUSTUM NECAR REGES IMPIOUS, el significado de lo cual es: es justo exterminar o aniquilar a los Reyes herejes o impíos.

Sobre el suelo hay una cruz roja sobre la cual el postulante se arrodilla.

El superior le pone en la mano un pequeño crucifijo negro, el cual el postulante recoge con la mano izquierda y lo presiona sobre su corazón, y el Superior al mismo tiempo le presenta la daga que aprieta por la hoja y después sitúa la punta de la daga sobre su corazón (del postulante). ............

Napoleón Bonaparte hizo esta afirmación:
"Los Jesuitas son una organización militar, no una orden religiosa. Su jefe es un general de un ejército, no un mero padre abad de un monasterio. Y la meta de esta organización es: PODER"

Nada de lo que escuches, sin importar quien lo diga. Nada de lo que leas, sin importar dónde esté escrito. Nada debes aceptar, sin previo discernirlo. Y por ti mismo, deberás decidir su validez o no. Lee, Informate e ¡Investiga! Cometa Azul Te saluda

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TE AGRADECERIA ME DIJERAS CUAL ES TU OPINION SOBRE LO ACABAS DE LEER ?
Y POR FAVOR, DEJA TU HUELLA ANTES DE RETIRARTE, NO PIERDAS EL CAMINO DE REGRESO, QUE LA LUZ UNIVERSAL TE ACOMPAÑE.