BLOGGER TEMPLATES - TWITTER BACKGROUNDS »

viernes, 6 de julio de 2012

LA CONCIENCIA DE LA REENCARNACION KARMICA...

Y era que un día se reunieron un grupo de caminantes, sobre la cima de la montaña más alta que existía en la tierra. Todos habían perdido la fe en la vida. Era un grupo de seres humanos, quienes solo deseaban morir. Habían subido lentamente meditando sobre el sentido de su existencia. Había hombres y mujeres de todas las razas y colores, de todas las religiones y de todas las partes del mundo. Todos tenían algo en común. Odiaban a la humanidad y querían morir para terminar finalmente con este instante alucinante. Caminaban solitarios y a la vez juntos. Subían lentamente con un rostro demacrado y triste, que reflejaba una desilusión y una agonía dolorosa. Ninguno quería seguir viviendo en la tierra y deseaban desaparecer por completo de su faz. Mas sucedió que al llegar a la cima. Se reunieron todos juntos en círculo y de forma silenciosa sacaron de su pequeña bolsa cargada a la espalda una botella de veneno. Quiero morir gritaba uno de ellos, al momento de levantar la botella al cielo. Dios, tu nos haz abandonado. No existes, eres solo un sueño… Ahora viene la oscuridad y solo la muerte lavara nuestras heridas, alejándonos de este planeta maldito. -gritaba uno de ellos - Entonces, de repente se oscureció el cielo, y debajo de las nubes oscuras que taparon el cielo, un rayo de luz iluminó la montaña y un Ángel bajo lentamente de entre las rocas que se perdían sobre las nubes y la neblina, bajo despacio y se paro sobre una roca delante de toda la gente. Debajo de ella, sobre la cima, se reunieron confundidos todos los presentes. Quien eres?, grito uno de ellos. Eres un Ángel? –grito una mujer-, no lo puedo creer. Eres un verdadero Ángel, entonces no es una mentira, es cierto, existe Dios...-gritaba otra mujer excitada- Pero como, entonces el cielo es real? Entonces existe Dios? Existe el creador de todas las cosas… O acaso eres solo una alucinación? Respóndenos, quien eres? Que haces aquí? -gritaban a coro- responde, dinos, que significa esto?

El Ángel con un rostro iluminado por la expresión inexpresiva de un ser celestial. Es decir, en sus ojos se denotaba una expresión que a primera vista parecía tristeza, pero, que, al observarla un poco más, denotaba todo tipo de expresiones existentes entre los mortales. Tanto podía comunicar dolor como alegría, tristeza como euforia, pena como también placer. Era una expresión indescifrable. Era la expresión de la ausencia total de sentimientos. La expresión pura de la paz. Parecía una mascara de porcelana brillante y hermosa, con unos ojos que tranquilizaban transmitiendo una fuerza impresionante. El poder celestial de la divinidad.

Quien eres volvió a gritar uno de los hombres? Porque bajaste a la tierra, precisamente en este momento en el que queríamos terminar con este absurdo espacio llamado vida? Que haces aquí Ángel? Vienes a castigarnos por querer suicidarnos o acaso vienes a destruirnos? No te preocupes, que a eso hemos venido.

Entonces el Ángel sonrío y hablo. –vengo a hablarles sobre la conciencia de la reencarnación kármica. Ese es mi mensaje y estoy aquí porque, aquel que todo lo ha creado y lo ha imaginado, me ha enviado a ustedes para darles un mensaje. Este es mi mensaje y quiero que lo mediten, antes de hacer lo que pensaban hacer cuando llegue.

La muerte que tanto buscan no existe. Todo es un paso de una dimensión a otra. Sin pena ni gloria que los acompañe, podrán morir si toman ese veneno, como forma de rebelión contra Dios. Lo pueden hacer, pero deben de saber que no pasara nada. Ustedes no morirán. Solo se transformarán en lo que eran antes. Energía pura electromagnética que será transformada de nuevo.

De los juicios de su vida, se realizara una evaluación. De lo que hicieron y también de lo que no hicieron, deberán entregar una cuenta al salir. Entraran de nuevo en una dimensión paralela a la humana. Similar a la vida física. Pero esta vez solo sentirán la dimensión de la inmaterial y la energía. Pues, se transformarán en energía pura libre y transparente. Pero no piensen que todo acabara en ese momento. Su esencia es mucho más densa que el peso de sus cuerpos mortales. El peso de sus vivencias y sus actos. Del bien y del mal que hayan sembrado a su paso. Ese será el precio de su nueva forma física. Y aquellos que fueron hermosos y vacíos, recobraran el vacío del cuerpo y buscaran de nuevo la luz a través del alma y su dolor dentro de la fealdad. Buscarán volver a ser lo que fueron, y al haber desperdiciado todo lo que se les ha dado, con su muerte. Sufrirán de esa carencia al reencarnar. Y aquel que fue rico y egoístamente solo despilfarro para si mismo. En si mismo encontrara al regresar el dolor de la miseria. Y aquel que nació rey, y venerado y amado abuso del poder otorgado, renacerá mendigo y pedirá entonces el perdón a su pasado en su nueva miseria. Y su dignidad perderá al nacer, hasta que de sus obras renazca un nuevo ser. Y entonces del menester de la justicia y la bondad, aquel que sembró paz cosechara alegría, más sin embargo aquel que sembró guerra, dolor y lágrimas encontrara en la oscuridad solo miseria y dolor. Pues del color de sus obras será su nueva casa. Y para aquellos que no dieron en vida, jamás recibirán después de su muerte, y aquel que abuso de su poder y su hermosura, de su riqueza y buena ventura, para sembrar maldad en el camino. El solo recogerá su nuevo destino vacío de todo y falto incluso de vida. Pues al volver solo cenizas de frustración y amargura encontrara. Mas no es esta toda la verdad. Pues ustedes son libres en absoluto. Y aquel que me manda también sembró en sus corazones su fruto. Y si en obra bendita, como acto de buena fe, recobraran su juicio. En su nuevo destino, recibirán sin duda, justicia y buen reinicio. Porque el que muere vive y el que vive muere si no sabe existir.
Y aquel que vive y siembra, se duerme sin morir.

Pero la muerte no existe, dije antes y no miento. Que si en sus pensamientos se siembran gotas de amor. Amor y alegrías, paz y justicia cosecharan sin dolor. Porque la guía de la existencia no es una simple letanía, ni tampoco un mal presentimiento. Que si soñasen más sonrisas, también de alegrías se bañaran sus cuerpos. Y los lienzos de la libertad y de la vida, los harían volver a volar. Porque este que soy no es mas que el ejemplo de cada uno de ustedes. Hermanos míos, amados hijos divinos, ciegos de oscuridad, sembradores de dudas y descontentos. No busquen salir de este mundo. Sin antes aprender a cantar.

Entonces confundidos los hombres y las mujeres se miraron. Y los ojos de un hombre buscaron los de una mujer. Y el silencio se hizo sobre la montaña. -Alguien dijo en voz alta detrás de la multitud-, es una mentira. No existe la felicidad, todo es dolor en este mundo de injusticias, el hombre no es el hijo divino de Dios, como se ha proclamado a los cuatro vientos. El hombre es un ladrón, que pretende destruir la belleza de este planeta para destruirse así mismo. El hombre no ama la vida porque no puede crearla. Y odia a la mujer porque ella es la culpable de la injusticia, según el.

Dime hijo divino, Ángel de la luz, porque entonces Dios creo al hombre tan diferente de la mujer? Porque solo la mujer puede procrear y sentir la vida dentro de si. Que acaso es ella la única verdadera Diosa que tanto mencionas? Es ella un Ángel y el hombre acaso es un demonio? Porque se ha dicho en todos los tiempos y en todas las lenguas existentes, que el hombre es el único hijo divino, creado a imagen y semejanza de Dios? Que acaso no es una mentira eso que dicen? Si Dios fuera un hombre, no podría jamás crear la vida. Y no seriamos todos hijos de una mujer…

Seguro es la mujer entonces la única heredera del paraíso. Dinos Ángel hermoso de reluciente cabellera, es cierto entonces esto que digo. La mujer ha sido maltratada por causa del miedo que le creaba al hombre y al ser ella la única verdadera heredera, hija directa de Dios, fue encerrada por el hombre, en la propia cárcel de su ignorancia. Son ellos, los hombres, entonces, los que merecen morir? Deben ser entonces ellos los únicos que no deben renacer, como tú dices. Si la conciencia de la reencarnación karmica es verdadera, como tú dices, entonces el hombre, desde hace mucho tiempo, debió de haber desaparecido de la faz de la tierra. Dinos Ángel, porque entonces no nos dejas morir aquí ahora a todos, y le dices al Dios que tanto mencionas, que nos vuelva a formar. Que castigue entonces a los hombres, destruyéndolos solo a ellos. Y recuperando la alegría de su amada creación sagrada llamada mujer, que nos vuelva a formar. Porque somos las mujeres las únicas que debemos sobrevivir en la tierra. Ya basta de injusticias machistas y misóginas escritas con sangre.

Y así contesto el Ángel a la mujer que tanto reclamaba. Sin levantar la voz, con mirada firme y serena y una dulzura que solo los Ángeles pueden reflejar.

No implores justicia, si justicia buscas y das, que aquel que todo lo sabe y lo hace, también hizo la justicia y esta aquí es la verdad. Que si el hombre y sus juicios injustos han sido. Sobre su propia piel y cuerpo, así mismo han renacido. Que de un cuerpo femenino en una vida, renace un masculino sin prisa. Y del hombre injusto nace una doliente mujer y de una doliente mujer vuelve a nacer un hombre justo. Pero es entonces que el poder del libre albedrío los vuelve a cegar. Y que al renacer en otro cuerpo, el sexo se olvida y se pierde al llegar. Que no es culpa de nadie, su propia voluntad. Y aquel que exige de justicias empieza sin juicios con su propia bondad. Que no es de hombres y mujeres el amor absoluto. Y que si no se aman, el corazón viven dentro de un luto. Y la sombra de la soledad la siente por igual el hombre que la hembra. Mas el dolor del parto, no es un gran castigo, es un bien y una benevolencia. Que si bien, aquel que siembra vida, cosecha sin falla, solo amor en la nueva vida. Y un día naces hombre y al dormir de nuevo, renaces en mujer, y tus manos siembran igual que tu corazón, obras de vida…

Entonces sin decir palabra todos se miraron, bajaron los ojos y preguntaron al Angel...

Que debemos hacer divino mensajero, que es entonces esta vida? Que acaso solo es un sueño?

Entonces el Ángel sonrío y les dijo antes de salir volando...
Todos ustedes son dueños de sus propias proyecciones y sueños... Sonrían y aprendan entonces a volar...

Y salio volando sin que nadie pudiera decir una sola palabra...

Más de repente uno a uno los hombres y las mujeres empezaron a sonreír y su sonrisa franca ilumino su rostro como si se tratara de rayos de sol. Entonces, todo aquel que había aprendido a sonreír empezó a sentir en su espalda un par de alas hermosas como las de aquel Ángel y siguiéndolo en el cielo,
como una parvada divina de luz, empezaron a volar...




Nada de lo que escuches, sin importar quien lo diga. Nada de lo que leas, sin importar dónde esté escrito. Nada debes aceptar, sin previo discernirlo. Y por ti mismo, deberás decidir su validez o no. ¡Investiga! Cometa Azul Te saluda

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TE AGRADECERIA ME DIJERAS CUAL ES TU OPINION SOBRE LO ACABAS DE LEER ?
Y POR FAVOR, DEJA TU HUELLA ANTES DE RETIRARTE, NO PIERDAS EL CAMINO DE REGRESO, QUE LA LUZ UNIVERSAL TE ACOMPAÑE.