BLOGGER TEMPLATES - TWITTER BACKGROUNDS »

lunes, 16 de julio de 2012

EL MUNDO ESPIRITUAL

Hace falta definir primeramente cuál es nuestro objeto de estudio: el mundo espiritual. Existen distintas  acepciones. Comúnmente, en  nuestras conversaciones habituales consideramos  que el  “mundo espiritual” es un mundo paralelo al “mundo material”, hecho de materia sutil, mientras que éste es de materia densa, imperceptible para nuestros cinco sentidos físicos, pero sin embargo perceptible a trabes de otras técnicas e incluso de lo que se ha dado en llamar  “sexto sentido”, o intuición. Es común creer que el mundo espiritual esta poblado de seres o criaturas “desencarnadas, es decir, que tras pasar por la vida física han fallecido y persisten en mantener un cierto ligamen con el mundo que han conocido.

En la película “Poltergeist”, la exótica vidente Tangerine , explica a la familia  protagonista  que el “mundo espiritual” está poblado por seres que “se han extraviado del camino que conduce a la luz”. En otro más reciente, el “Sexto sentido”, el  protagonista cae finalmente en la cuenta de que ha fallecido; hasta ese momento vivía en el “mundo de los espíritus “sin advertirlo, siendo percibido solo por el niño protagonista del film. En otra película “Ghost”, el protagonista se niega a recorrer el camino hacia la luz, por que tiene algo pendiente en el mundo de los vivos, salvar a su esposa del peligro que la acecha.Una vez cumplida su tarea, se integra en la luz beatifica que le lleva más allá del mundo de los espíritus.

Todas estas películas son habitualmente repuestas en TV o en las salas de proyección y pueden  ser consultadas por los aficionados al tema en el video clubs. Todas ellas tienen la ventaja  de enseñar algo al tiempo que entretienen. Nos han servido como introducción al mundo de los espíritus .Pero también tienen el inconveniente de que más allá apenas sirven para algo más que para  introducirnos en el tema de la vida tras la muerte y de un espacio hecho de material sutil que nos resulta difícil conocer.

En este cuaderno vamos a intentar ampliar estos conocimientos  e integrar lo que éstas películas nos han enseñado en una perspectiva  más amplia. Empezaremos por ampliar el concepto de  “mundo espiritual “. En realidad existen distintas interpretaciones que dependen todas ellas de la escuela de pensamiento que uno adopte:
Para la teosofía fundada en el siglo XlX por Helena Petrona Blavatsky, el mundo espiritual es llamado  “mundo astral “ y es  “ el lugar invisible a la vista física, denominado también Mundo del Deseo, compuesto de materia sutil que Inter- penetra la física como si ésta última no existiera. Por su parte cada cuerpo físico tiene su contrapartida  astral, como tiene una contrapartida entérica..La materia del.  mundo astral se extiende hasta poco menos de la mitad de la Tierra a la Luna y, en ciertos momentos, sus esferas astrales tienen contacto “. Como es habitual la  Blavatsky no es muy clara en sus exposiciones hasta el punto que puede dudarse si realmente tenía una conciencia clara del alcance de sus afirmaciones. Quedémonos solo con la primera parte de la definición.

     Los rosacruces utilizan un concepto análogo: el de “Mundo del Deseo” que, como hemos visto, citaba la Blavatsky. El mundo del  Deseo para los rosacruces de Max Heindel es “una de las siete divisiones, planos o estados de la materia del universo. Plano de los sentimientos,  deseos y emociones, compuesta de fuerza-materia luminosa y cambiante. Se subdivide en siete regiones de nominadas: 1) de la pasión, 2) de la impresionabilidad, 3) de la atracción, 4) del sentimiento, 5) de la vida anímica, 6) de la luz anímica y 7) del poder anímico “.Como nos ocurrió antes, la definición es algo compleja y confusa. Si queremos entender algo habrá que quedarnos con la primera  parte: cuando se afirma que el mundo del deseo es una de las siete divisiones o planos de la materia del universo.  Estos rosacruces recuperaron algunos de los conceptos propios de su Sociedad que procedían de la más remota antigüedad con las nuevas concepciones teosóficas enunciadas por la  Blavatsky.

Para estos mismos rosacruces, el “mundo físico” es una de las siete divisiones o estados de la materia del universo. Max Heindel en su libro “Concepto Rosacruz del Cosmos” definió hace cien años el mundo físico como “El  plano de nuestro universo, el de materia más densa. Se divide en región química que comprende los sólidos, líquidos y gases que integran las tres subdivisiones más densas y en región  eteriza, que comprende las cuatro subdivisiones más sutiles o entéricas del mundo físico. El éter es también materia física, no es homogéneo como dice la ciencia moderna, sino que existe en cuatro estados diferentes, constituyendo el medio de acceso para el espíritu viviente, que imparte vitalidad a las formas de la  región química.”
Hay que decir que tanto Blavatsky como Lindel parten de las mismas bases. Anel tiempo puede decirse que Lindel es algo posterior a los escritos de la Blavatsky y que, posiblemente, copio de ellos lo relativo a la composición del Universo.

Ahora bien, sea como fuere, es lícito preguntarnos en el comienzo del tercer milenio:” Estos conceptos son compatibles con lo que hoy la ciencia objetiva conoce del universo”. La pregunta es fundamental por que la ciencia moderna trabaja con otros conceptos y en unas coordenadas completamente diferentes a las del ocultismo decimonónico. Sin embargo, hay que reconocer que, prescindiendo de la fraseología propia  a la ciencia moderna y al ocultismo, ambos están hablando un mismo lenguaje. Así por ejemplo cuando la ciencia moderna nos habla del Big-Bang, la gran explosión que dio origen a nuestro actual  Universo, cuando la ciencia advierte.

Hoy el  Universo se está expandiendo en algunos lugares y contrayendo en otros, deduciendo de ello que efectivamente hubo en un remoto pasado una explosión originaria, lo que nos está diciendo es que existen varios tipos de materia según sea
Su mayor o menor grado de densidad.

Los oculistas, dejando aparte toda la parafernalia y su excesiva sistematización, también han hablado de distintos grados de densidad y sutileza de la materia. Y lo han hecho unas décadas antes que se iniciara la investigación  atómica .Así pues, si bien la física convencional está reñida con los conceptos oculistas, podemos decir que entre la física más avanzada y el ocultismo no existen contradicción sino solo diferencial terminológicas y una evidente divergencia de fines.

Lo que nos están diciendo los oculistas es algo que los físicos actuales pueden admitir sin dificultad: que el átomo originario, al explotar, ha  ido descomprimiendo sus componentes. Y  así nos ha quedado una materia extremadamente densa y mineralizada y otra menos densa, la líquida y otra aun más sutil, los gases. Hasta Aquí no hay problema por qué, la física clásica llama a estos estados sólido, líquido y gaseoso y los tres tienes el común poder percibidos con los sentidos físicos (vista, oído, olfato, gusto y tacto).Sin embargo, el problema no se detiene aquí.

¿Es posible encontrar materia más sutil y rarificada que la que constituyen los gases?
La existencia del mundo espiritual es la respuesta. Hoy sabemos que incluso sólidos más compactos tienen los núcleos atómicos de sus componentes extremadamente distanciados unos de otros.

Nada de lo que escuches, sin importar quien lo diga. Nada de lo que leas, sin importar dónde esté escrito. Nada debes aceptar, sin previo discernirlo. Y por ti mismo, deberás decidir su validez o no. ¡Investiga! Cometa Azul Te saluda

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TE AGRADECERIA ME DIJERAS CUAL ES TU OPINION SOBRE LO ACABAS DE LEER ?
Y POR FAVOR, DEJA TU HUELLA ANTES DE RETIRARTE, NO PIERDAS EL CAMINO DE REGRESO, QUE LA LUZ UNIVERSAL TE ACOMPAÑE.