BLOGGER TEMPLATES - TWITTER BACKGROUNDS »

domingo, 22 de julio de 2012

EL 666 Y EL CODIGO DE BARRAS, NERON Y EL PAPA

Para la cultura cristiana católica, el 666 ha de ser la conjunción numérica más conocida y temida de su historia. Desde los tiempos del apóstol Juan, autor de esta profética visión, hasta los tiempos modernos, diversos analistas y estudiosos han intentado interpretar este símbolo religioso pero hasta el momento, son pocas las teorías que en verdad han calado en la discusión popular.

En este artículo discutiremos tres de las más importantes. Estas son: la teoría de Nerón y del Imperio romano, la teoría del código de barras y por último, la insospechada teoría, de que el 666 es el número que describe a la institución papal. Cabeza del propio catolicismo.

Pero en principio, debemos señalar qué dice esta profecía.

En el libro Revelaciones o Apocalipsis 13:17,18, el apóstol Juan profetiza: “Nadie puede comprar o vender salvo la persona que tenga la marca, el nombre de la bestia salvaje o el número de su nombre. Aquí es donde entra la sabiduría: El que tenga inteligencia, calcule el numero de la bestia salvaje, porque es un numero de hombre; y su número es seiscientos sesenta y seis”.

Es esta sentencia pues la raíz de todas las interpretaciones que veremos a continuación.

Nerón y el 666
Podría decirse que “históricamente” esta teoría es de las más creíbles, pues ubican la profecía de Juan en un contexto histórico determinado y en una pretensión o intención clara al momento de dar sus profecías.

Como se recuerda, en los tiempos en que San Juan escribió esta profecía el Imperio Romano estaba en todo su poderío militar, esclavizando y sometiendo diversos pueblos y culturas conforme iba avanzando su devoradora expansión territorial. Una de las principales víctimas de este imperio, fue sin lugar a dudas, el pueblo judío, que junto con su religión fue perseguida de manera violenta por este régimen.

Nerón era pues, en ese entonces la cabeza máxima de este “monstruo” que amenazaba por extinguir de manera irremediable al pueblo judío. De allí, se estima que la intención de San Juan al escribir esta profecía era clara: Instaba a sus conciudadanos a levantarse en contra de la bestia del mal, que era el Imperio romano y que estaba representada por su emperador, César Nerón. El anticristo.

En cuanto al 666, esto se obtiene con un cálculo numérico basado en la suma del nombre de este emperador en el idioma hebreo.

Si entendemos que en este idioma, César Nerón, sería Qsr Nrwn, tendríamos los siguientes resultados: Q=100, S=60, R=200, por otro lado, N=50, R=200, W=6, N=50, esto daría un resultado total del tan ansiado 666.

El código de Barras

Pero muchos no concuerdan con esta teoría. Principalmente porque hay una parte de la profecía que no concuerda con el anterior análisis. La profecía claramente señala que “nadie podrá comprar o vender salvo la persona que tenga la marca”. Para muchos, esto no tendría nada qué ver con Nerón de una manera directa, así que han desarrollado una teoría más moderna en donde refieren que el Anticristo no es más que la actual economía consumista que el mundo está viviendo en estos tiempos modernos. Dando así a la marca de la bestia, no un sentido histórico sino más bien, uno muy actual y potencialmente próximo.

Esta teoría como hemos dicho se centra en el comprar y el vender, es decir, en el mercado. Los que la defienden, señalan que es justamente el código de barras la fuente de todo el mal que caerá sobre el mundo.

¿Pero en dónde está el 666? Pues el 666 estaría en impreso simbólicamente en el propio código. Mary Steward, una de las promotoras de esta teoría, analizó cada una de las barras que pudo hallar en la cotidianeidad, y notó, que cada una de ellas tenían una particularidad que las asemejaba: al principio de todo código hay una barra doble, más larga que las demás y que no posee un número debajo, justo en el medio, hay otra igual y también existe una tercera al final.

Steward, extrañada por ello, localizó a la empresa diseñadora de aquel código informático y para su sorpresa, aquella barra doble, simbolizaba nada menos al número 6, por consiguiente, tres barras alargadas, significaban tres números 6, que en extensión, resulta el 666, aquel número clave para designar toda aquella mercancía que se comercia en todo el mundo.

El Papa y el 666
Sin embargo, hay algunos a los que tampoco esta teoría satisface, pues también esta teoría cae en error. La profecía dice claramente que “el que tenga inteligencia, calcule el número de la bestia salvaje, porque es un número de hombre; y su número es seiscientos sesenta y seis“. Esto es, el 666 representa a un hombre, no a un producto, ni a una barra, ni a mucho menos a un mercado internacional. Y este hombre para esta teoría es nada menos que el propio Papa, el llamado representante de Dios en la Tierra.

Haciendo un cálculo similar al de la teoría de Nerón, estos estudiosos en el tema, indican que no se debe tomar el nombre de un Papa específico, sino, el nombre de su cargo, que es “Vicarius Filii Dei”. Así, y tomando como símbolos los número románicos, uno podría sumar el número 666: V=5, I=1, C=100, A=0, R=0, I=1,U=5, S=0 (112) , F=0, I=1, L=50, I=1, I=1, (53), D=500, E=0, I=1 (501), sumado, tenemos la cifra 666.

Sin embargo, esta teoría fue rápidamente desestimada por las siguientes razones: en primer lugar, el nombre oficial del Sumo Pontífice no es Vicarius Filii Dei, sino, Vicarius Christi, segundo, resulta muy forzado decir por ejemplo que en la unión “VICARIUS”, la “U” (que toma el valor de “V” es decir 5) es considerado como V y no IV, porque anterior a este número está la “I”, es decir, ya no sería 5 sino 4 el valor. Y por último, un sacerdote investigó a la promotora de esta idea, quien se llamada Ellen Gould White y para su sorpresa, su nombre sí resultaba 666, con lo cual, cabe la pregunta si ella también sería la bestia citada en la profecía.


Nada de lo que escuches, sin importar quien lo diga. Nada de lo que leas, sin importar dónde esté escrito. Nada debes aceptar, sin previo discernirlo. Y por ti mismo, deberás decidir su validez o no. ¡Investiga! Cometa Azul Te saluda

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TE AGRADECERIA ME DIJERAS CUAL ES TU OPINION SOBRE LO ACABAS DE LEER ?
Y POR FAVOR, DEJA TU HUELLA ANTES DE RETIRARTE, NO PIERDAS EL CAMINO DE REGRESO, QUE LA LUZ UNIVERSAL TE ACOMPAÑE.