BLOGGER TEMPLATES - TWITTER BACKGROUNDS »

sábado, 28 de enero de 2012

SOMOS ESPÍRITUS

¿Qué parte de "somos espíritus" no entiendes"? Cuando alguien no tiene datos o los que tiene no le bastan para resolver alguna cuestión, duda. Pero rara vez dirá sinceramente: "No sé", sino utiliza un eufemismo para disimular su ignorancia: "Soy escéptico". No soy ignorante, soy escéptico!! El exponente máximo de esta forma de disimular la ignorancia fue Carl Sagan, quien incluso escribió todo un artículo sobre el escepticismo como una forma "saludable" de vivir (?). La duda es algo similar a dos mangueras cuyos chorros se enfrentan: en el lugar de encuentro de las aguas se produce una confusión. En la mente sucede lo mismo cuando hay ideas contrapuestas: la mente se confunde y no sabe qué resolver, es decir, cuál es la idea que debe eliminar porque es falsa. En realidad no hay duda, sino que lo que hay es ignorancia: se ignora cuál es la idea verdadera. "Del cielo no pueden caer piedras porque en el cielo no hay piedras" . A través de la historia sabemos las dificultades que ha tenido el hombre para llegar a la verdad. Recordemos, por aquello de que para muestra basta un botón, a los científicos de la Academia de Ciencias francesa que se burlaban de los campesinos cuando éstos les decían que estaban cayendo piedras del cielo. Incluso prohibieron que se debatiera un tema "tan ridículo". Todo esto duró hasta que tiempo después un aluvión de piedras cayó sobre Francia y los "sabios" de la Academia tuvieron que reconocer que se habían equivocado y que los campesinos decían la verdad. Y mejor no recordar el risueño caso del sabio Newcomb, que con abstrusas fórmulas había demostrado al mundo que ninguna máquina más pesada que el aire podría volar. Dos días después los hermanitos Wrigth, que no sabían nada de lo que había dicho Newcomb (¡menos mal!) volaron en un artefacto más pesado que el aire. ¿Qué dijo Newcomb cuando lo supo? Pues que solo serviría para entretenimiento y nunca tendría valor comercial alguno!! De la misma forma que antes los eruditos negaban la caída de piedras del cielo --que hoy es la ciencia de los meteoritos--, hoy esos mismos eruditos niegan la existencia de los Ovnis, "porque en el cielo no hay ovnis". En realidad, quienes niegan la existencia de los Ovnis desconocen que la esencia de los seres humanos es el espíritu. En concreto, encarnados somos espíritus manejando un organismo físico, organismo que dejamos al desencarnar. Se podría decir que regresamos a nuestro hogar, aunque en realidad no es así porque nunca lo abandonamos. Lo que ocurre es que cuando encarnamos lo hacemos solo en un 10 % de nuestro espíritu quedando nuestro 90 % en su plano de origen. Nuestra conciencia, es decir, nuestro 10 %, queda enfocada en el plano físico, pero seguimos ligados a nuestro 90 % (Yo Superior, Alma o Thetán, según cada filosofía). Al desencarnar, simplemente nuestra conciencia deja de estar enfocada en el plano físico y vuelve a ser otra vez espíritu puro 100 %. Es algo similar a una varilla pasada a través del ojo de la cerradura, quedando un 10 % de un lado y el 90 % del otro. Siempre es la misma varilla, y desencarnar sería algo así como retirarla del ojo de la cerradura. Siendo espíritus 100 %, es decir, puros, podemos decidir encarnar, que es simplemente enviar a través del nacimiento en un determinado organismo físico un 10 % de nosotros a algún planeta en el cual podamos experimentar lo que deseamos. Como las expectativas de los espíritus o los deseos de experimentar determinadas cosas son infinitas, así se puede optar por encarnar en organismos humanos, en tipo humanos, humanoides, animales, anfibios e incluso plantas y minerales. Hay planetas donde las plantas han logrado desplazarse e incluso tienen capacidades analíticas superiores a la de los seres humanos. También hay seres de silicio, por ejemplo. El espíritu puede encarnar libremente en cualquier organismo cuya capacidad conceptual esté acorde con la capacidad conceptual de su espíritu. Un espíritu que hoy encarnó en un organismo humano no podría encarnar en el futuro en un gato o un perro, pero sí podría encarnar en un organismo Langar (langostas extraterrestres que han logrado construir naves espaciales, una de las cuales se encuentra en poder de los Estados Unidos). Como bien saben quienes hay leído las sesiones mediúmnicas que tuve con mi 90 % Radael, en una de mis encarnaciones nací como anfibio, y lo más curioso es que a pesar de ser mi elemento natural el agua morí ahogado. ¡Vaya forma tonta de pasar a mejor vida! Si un espíritu ha decido encarnar en un planeta donde la tecnología está tan avanza da que ha construido naves espaciales, es posible que termine siendo un tripulante de una de ellas y venga a investigar al planeta Tierra, quizás abduciendo animales o seres humanos para experimentar con ellos. ¡Hola a todos, en mi próxima vida encarnaré como humano y seré escéptico de los extraterrestres! Más tarde ese espíritu desencarna y decide volver a encarnar en un organismo humano, pero como no tenemos memoria reencarnativa resulta que no recordamos haber nacido en otro planeta y haber venido antes como extraterrestre a la Tierra. Sería interesante saber cuántos astrónomos o escépticos que niegan a los extraterrestres han nacido antes en otro planeta y venido a la Tierra en una nave espacial... ¡Así de estúpidos son, y vaya con la sorpresa que se llevarán al desencarnar! A pesar de tanto escepticismo y tanta ignorancia, estos tiempos son muy especiales para el planeta Tierra porque como bien dice uno de los refranes esotéricos: "Cuando el discípulo está listo, el Maestro siempre aparece". A lo que me estoy refiriendo es a la encarnación de Jorge Olguín, que hace dos mil años apareciera como Juan Zebedeo (Juan el Evangelista), el amado discípulo de jesús, hoy dotado de una mediumnidad tan elevada que ronda casi el 100 % de fidelidad en la traducción de los mensajes espirituales. Es a través de él que los Maestros de Luz pueden enviar mensajes a la humanidad y revelarnos todos los secretos que hasta momento estuvieron ocultos, muchos de ellos con fines de manipulación. Como los Maestros de Luz nunca se equivocan, hecho comprobado a través de los años, sus enseñanzas pueden servir de base segura para resolver muchos enigmas antes insolubles. Y esto es lo que ha venido haciendo el Grupo Elron desde hace más de dos décadas. Es importante aclarar que el contacto con los Maestros de Luz para dialogar con ellos o solicitarles cualquier aclaración no está circunscripto a personas "privilegiadas", sino que está abierta a cualquiera que desee hacerlo. Aquí no hay diferencia entre "santos" o "pecadores", pues los Maestros de Luz son Servidores de todos sin excepción. La clave es ésta: "La verdad y el sentido común van de la mano. Si lo que proponemos como verdad hiere el sentido común, entonces no es verdad. La unica verdad para ti es la que tú consideras como verdad". Posteado x Cometa Azul

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TE AGRADECERIA ME DIJERAS CUAL ES TU OPINION SOBRE LO ACABAS DE LEER ?
Y POR FAVOR, DEJA TU HUELLA ANTES DE RETIRARTE, NO PIERDAS EL CAMINO DE REGRESO, QUE LA LUZ UNIVERSAL TE ACOMPAÑE.