BLOGGER TEMPLATES - TWITTER BACKGROUNDS »

jueves, 20 de octubre de 2011

Cámaras ocultas y armas secretas del espacio

Parte I. – MENSAJE SIRIANO. Hemos sugerido que la agenda espacial del Gobierno Secreto no es lo que parece y os hemos hablado, en transmisiones anteriores, de la colonia que está ya en marcha en la Luna. La División de la NASA informa ya del descubrimiento de agua allí, así como en Marte y otros cuerpos celestes de vuestro sistema solar -estas observaciones os las presentamos en el primer libro de la trilogía y observamos que los elementos requeridos para colonizar la Luna y Marte están siendo elaborados abiertamente por los científicos. Desde que os trajimos esa información hace años, han aparecido muchas cosas en vuestra comunidad científica que apoyan nuestras afirmaciones y lo que podía haber parecido ficción suena ya terriblemente científico -sólo unos años después. Ciertamente, las cosas se están acelerando en ese cuadrante de vuestra galaxia. Se os está proporcionando una gran cantidad de información seleccionada y revisada sobre descubrimientos que están lejos de ser nuevos en el vecindario de vuestra familia celeste, de modo que vuestro complejo global militar puede dar sus enormes saltos al espacio sin ser cuestionado ni examinado. Los amos militares han recibido directrices del Gobierno para controlar la crisis de la tierra desde esa posición ventajosa, mientras preparan el modo de impedir la evacuación. Algunos de vosotros estáis prestando demasiada atención a sus hallazgos. Como siempre, vosotros, el pueblo, sois los que financiáis los entretenimientos del Poder en el espacio, pero no hacéis más que comenzar a adquirir conciencia de la verdadera naturaleza del programa espacial y la raza humana, en conjunto, no importa demasiado -todavía. Hasta que no seáis contactados abiertamente por civilizaciones extraterrestres, el conjunto de la tierra no comenzará a mirar hacia fuera febrilmente, al espacio, dándose cuenta finalmente de que aquello que vuestros líderes están proyectando para llevarlo a cabo más allá de la órbita de la tierra tiene mucho que ver con lo que está regresando a vosotros. La principal 'plataforma' del programa espacial se halla no en el puerto espacial de Cabo Cañaveral, sino en la zona de guerra armada que se está construyendo allí -en la órbita externa de la Tierra. Mientras vosotros, la raza humana, estáis siendo impregnados con sueños de nuevos mundos y migraciones futuras -de 'pasos de gigante para la humanidad'- ellos, descendientes de los annunaki, están intentando apretar los grilletes de vuestra obediencia y aprovechar las energías reprimidas de la colectividad humana. Estos son los mensajes que están saliendo hacia los mundos que forman vuestra realidad galáctica 3D. En un momento en el que estáis comenzando a liberaros de su control, ellos todavía creen que se conseguirá mejor reconstruyendo la antigua rejilla electromagnética que os ha atado, como una raza servil, a su opresora intención. Paradójicamente, cuanto más fuertemente os atan, más libres os volvéis. Los días de batallas sangrientas en el campo de batalla y de despliegues masivos de tropas van a pasar pronto al olvido de la historia militar, para ser reemplazados, entre miles de 'armas exóticas', por mecanismos disparadores desde el espacio. La órbita externa de la Tierra ha sido ya encerrada en un absurdo número de satélites, la mayoría de los cuales son artilugios de espionaje patrullando todas las fronteras... y observamos que una nueva generación de tecnología militar 'punta' fue inaugurado en el campo áurico debilitado de Gaia en el año 2005 de vuestro calendario. La ilusión de un futuro de coexistencia pacífica en vuestro planeta se está construyendo, diríase, sobre la arquitectura de una zona militar en el espacio verdaderamente surrealista, desde donde máquinas fotográficas espías de ultra-alta-resolución, con mecanismos de seguimiento y sistemas de armas futuristas se supone que van a controlar a las fuerzas oscuras y a los 'enemigos de la paz'. Es necesario, os dicen, para que la democracia -ese ideal ilusorio- pueda reinar soberanamente y el 'bien' pueda triunfar sobre el 'mal', manteniéndoos a todos fuera del camino peligroso. Así es, al menos, como se os ha vendido la película recientemente, aunque desde que la ampliación irracional de la zona de temor se ha cobrado tantas vidas, la raza humana parece estar sumergiéndose de cabeza en las aguas heladas del absoluto dominio militar del planeta y del espacio que os rodea -mientras vosotros continuáis financiando y preparando el escenario de la Guerra del Espacio. Allí donde una vez ficticios artefactos espías de la edad del espacio y superhéroes a lo James Bond salvaban al mundo libre de las fuerzas del mal, ahora parece que la tecnología de campos electromagnéticos, la vigilancia a través de satélites y los láseres situados en el espacio (todo ello vendiéndooslo como modos de disuadir al agresor) están realmente apuntando sobre vuestras cabezas... observándoos, escuchándoos... evaluando vuestras conductas. Paradójicamente, vosotros, los 'buenos chicos', estáis bajo una absoluta vigilancia. Una de las redes de satélites espía más complejas es el sistema Echelon, tan confidencial que ha burlado el análisis de muchos líderes mundiales durante décadas, desde su desarrollo durante la guerra fría -ese estado de 'equilibrio' militar impuesto en vuestro escenario político global-. Lo que debería preocuparos es que el sistema elaborado apunta a industrias, negocios, organizaciones e individuos como vosotros, en todos los rincones del mundo -incluso ahí, en esos países que creéis naciones libres, los pilares de la democracia ideal-. Echelon funciona, básicamente, interceptando cantidades masivas de comunicaciones electromagnéticas (teléfono, internet, mensajes de fax) y luego enviando los datos a redes de ordenadores del gobierno confidencial para procesarlos mediante un diccionario 'electrónico' -cifrado para detectar palabras clave que puedan considerarse amenazadoras para el Poder o perturbadoras de sus planes. En esencia, todos sois vulnerables a este análisis y por ello es sensato tener presente que cualquier comunicación controvertida (aquellas que molestan de manera especial a los que intentan que sigáis siendo ignorantes e impotentes) será tenida en cuenta por los individuos que están 'escuchando'. Sí, claro que sí, el Hermano Mayor por lo visto siente la necesidad de espiaros. ¿No es hora ya de que os preguntéis por qué? En cuanto a los arquetipos del bien y el mal, observad con discernimiento esos juicios, pues las representaciones de los iconos oscuros se han pintado con frecuencia con la sangre de los inocentes. A medida que tomáis conciencia de las manifestaciones militares de la estructura del poder, os dais cuenta de que lo que percibíais como llevado a cabo en nombre de elevados ideales como 'libertad' o 'paz' es, al contrario, tiránico y destructivo -la causa-de un indecible sufrimiento en todo el globo-. Los líderes visibles de vuestro mundo -el llamado mundo 'libre'- están dirigiéndose velozmente hacia una penetración y ocupación militar masiva del espacio orbital de la Tierra y sus inmediatas fronteras. Observamos los emplazamientos de construcción secreta en vuestro planeta y percibimos sus proyecciones etéricas en el no-tiempo. Están haciendo del entorno de la Tierra un campo de batalla galáctico en el que reconocida tecnología armada apunta directamente hacia vosotros, del mismo modo que puede ser instantáneamente dirigida hacia el exterior -a la comunidad galácticaen cuanto se reciba la orden. Si alguna nave extraterrestre indeseada entrase en la zona de no-vuelo de vuestro militarizado globo, que descaradamente se niega a participar en el gran intercambio de naciones extraterrestres pacíficas, sería simplemente repelida del espacio terrestre y destrozada. Muchas lo han sido ya. Otras muchas sencillamente han elegido permanecer alejadas, evitando todo contacto con la Tierra, como hacen en otros entornos hostiles de la galaxia. Parece que la conciencia de la mayoría de la gente en vuestro planeta todavía cree que el empeño del Poder en lo desconocido tiene que ver realmente con el descubrimiento de nuevos mundos y con la ampliación del alcance de la humanidad. Cada vez tenéis más información a vuestra disposición, proporcionada por la comunidad científica, respecto a la posibilidad de vida más allá de vuestras fronteras -pero la verdad sigue todavía perdida para vosotros-. Se ha clasificado como una especie de irrealidad nebulosa, flotando entre la ciencia ficción y las posibilidades 'remotas' a ser exploradas por futuras generaciones... pero parece que todavía no quieren que creáis que será vuestra generación la que de manera abierta, clara e innegable establecerá contacto. En lo que respecta a sus verdaderos planes para el control del espacio y de la tierra, queridos, se mantiene un absoluto secreto. No se sabe prácticamente nada de la reconstitución de la antigua rejilla ni del verdadero propósito de los sistemas de vigilancia que se están realizando en el espacio y dentro de vuestras fronteras reconocibles. No se os invita ni siquiera a contemplar tales asuntos reservados. Estableciendo una tecnología que sea capaz de controlar y alterar cada uno de vuestros pensamientos, vuestros movimientos y vuestras palabras, creen que pueden llevar a toda la raza a resonar con sus vibraciones inferiores. Creen que la propia Gaia puede ser arrastrada a la frecuencia nebiruana, atando ese planeta a la órbita del vuestro y atravesando con vosotros a través del vórtice, y están convencidos de que pueden mantener ese secreto ante vosotros hasta que hayan logrado sus objetivos... del mismo modo que suponen que, como sus antepasados annunakis, pueden evitar que la luz de la conciencia superior penetre sus redes. Se equivocan. Las energías evolutivas de Gaia y vuestro increíble resplandor son tan elevados en este punto de vuestro proceso de ascensión que ni siquiera la red más oscura puede eliminaros o quebrar vuestra voluntad y el resultado final. Quienes dictan generalmente los asuntos de la tierra han cometido el error estratégico de subestimaros, a vosotros, Homo sapiens. Han engañado a un sector de la población haciéndole creer que sois un pueblo roto... una civilización moribunda al borde de la aniquilación. El Apocalipsis es su pan diario -por todas partes, la violencia parece haber reemplazado a la razón, la compasión y los ideales de vuestra humanidad. Sin embargo, han olvidado que sois capaces de avanzar rápidamente, en tanto que raza, más allá de la paralización de la adversidad, del mismo modo que se niegan a sí mismos la gloria del amor universal -amor que impregna todas las dimensiones: más allá del tiempo; más allá del espacio; más allá de la oscuridad misma. Nos preguntamos si reconocéis que el plan para encerrar el sagrado ser exterior de la Tierra en intrincados sistemas de control electromagnéticos tiene implicaciones mucho más retorcidas que las obvias ventajas militares que ofrecerán a los observadores que sirven a la élite del poder. Lo poco que os dicen respecto a la mejora de las defensas estratégicas, en realidad es una cortina de humo y os sugerimos que analicéis cómo y por qué el Gran Hermano está tan interesado en observaros y escucharos a medida que reaccionáis y mutáis, en tanto que población, a las frecuencias que están haciendo llover sobre vosotros, a través de vuestros cuerpos, y en la conciencia celular de cada unidad de vuestro ser. Esto porque todavía no habéis aprendido a decir 'no'. Globalmente, los gobiernos de manera regular interceptan vuestras conversaciones personales, copian vuestros documentos y leen vuestro correo electrónico -espiando a quien quieran... cuando quieran. Esto, en nombre de la 'seguridad nacional', se os justifica como un medio de mantener la estabilidad en un mundo de terroristas, enemigos y 'estados bribones'. En cuanto a la nueva generación de satélites de vigilancia actualmente diseñados para ser lanzados, prestad atención. Cuando esos sistemas estén en funcionamiento, la comunidad de la inteligencia militar global es capaz de ofrecer información precisa no sólo de los movimientos del 'enemigo' alrededor de todo el globo, sino también de cualquier 'individuo' del planeta Tierra -en cualquier momento, de cualquier lugar. ¿No es esto un acto flagrante de terrorismo... o es que la invasión de vuestros derechos soberanos no indica la más oscura de las intenciones? Los Estados Unidos, cuartel general del Gobierno Secreto, operan con relativa libertad en el espacio, enmascarando sus merodeos en los programas de su operación NASA, que financiáis con vuestros impuestos. Los líderes visibles están preparándoos ya agresivamente para que aceptéis y financiéis la construcción de este polémico sistema antibalístico que se supone sirve solamente para disuadir contra la violación de la paz en vuestro planeta -pero que, en lugar de eso, será capaz de golpear abiertamente y de manera agresiva cualquiera de los objetivos seleccionados. Indudablemente, reconocéis que tal poder no es menos funesto que vuestros anteriores descubrimientos de los ataques de energía nuclear, cuando la nación 'guardiana de la paz', América, lanzó sus armas atómicas en Japón. A pesar de nuestra observación de cómo vuestros medios de comunicación controlan y manipulan vuestra comprensión de los acontecimientos mundiales, nos resulta difícil imaginar que vosotros, habitantes de la Tierra, habéis guardado un recuerdo tan limitado del incidente protagonizado en Pearl Harbor y la represalia nuclear que siguió como respuesta 'justificada'. Os pedimos que consideréis el potencial de armas mucho más mortíferas -el mortal rayo de partículas de Tesla desde el espacio y la electrónica escalaren esas mismas manos. Podéis estar seguros de que lo que se os pide que aceptéis como un sistema de defensa galáctico es absolutamente ofensivo en todos los sentidos. Vayamos ahora a aguas no cartografiadas. Os invitamos a considerar el potencial que una red de comunicaciones armada, establecida en el espacio -capaz de enviar radiaciones electromagnéticas con tecnología pulsar a la Tierra- supone para el control de la mente de las masas. Recordad el incidente Woodpecker, al que nos hemos referido en nuestras anteriores transmisiones.1 La pregunta que os queremos hacer (y que creemos debéis examinar muy cuidadosamente) es esta: ¿qué os parecería si estos artefactos altamente sensibles pudieran hacer algo más que 'escucharos' y observaros'? ¿Qué pensaríais si, en lugar de eso, pudieran emitir frecuencias hacia vosotros y recibirlas de vosotros? No olvidéis que los dueños de tal tecnología están mucho más interesados en manipularos para que llevéis a cabo ciertas conductas que en observar simplemente vuestro comportamiento. 1. Véase, Vuelve la Atlántida, pp. 81-82 del original inglés. Si pueden localizaros, sin duda podrán llegar hasta vosotros a menos que por la naturaleza de vuestra intención y vuestra voluntad focalizada podáis rechazar sus Mensajes' electromagnéticos. Este viene determinado por el estado de vuestros cuerpos mental/físico/emocional, pues si sois íntegros y funcionáis desde un estado mental correcto -con una intención clara- tales mecanismos sólo pueden afectaros marginalmente... si es que pueden hacerlo de algún modo. Os aseguramos que eso se hace casi tan fácilmente como se dice -si estáis dispuestos a sacrificar algunas de las 'comodidades' ofrecidas por la tecnología moderna y si sois capaces de centrar vuestras exquisitas mentes en la tarea que tenéis ante vosotros. Es nuestra intención ofreceros la información que pueda ayudar a desarmar a los que generan oscuridad. Este es nuestro propósito, al mismo tiempo que los Seres de Luz de ámbitos elevados operan a través de nosotros, ajustando vuestras frecuencias y elevándoos hacia la luz. Ahora bien, sólo vosotros podéis crear realmente la zona 'segura'. Sólo vosotros podéis alcanzar ese lugar interior. En cuanto a artilugios de control, sabed que no sólo desde más allá de la Tierra se os está vigilando. Observad cómo el uso que hacéis de vuestras tarjetas de crédito bancarias define vuestra localización a medida que viajáis, aumentando vuestra deuda con el Poder -manejando vuestro bienestar económico, al mismo tiempo que gozan de un registro de vuestros movimientos, intereses y poder adquisitivo. Los teléfonos móviles, que proliferan por todos los rincones de la Tierra, constituyen en sí mismos dispositivos que sirven de pistas para los satélites. Al instalaros dispositivos electromagnéticos para pagar automáticamente en los peajes de autopistas y puentes permite que se registren vuestros movimientos. Cámaras de vigilancia en lugares que no podríais ni imaginar registran vuestro paradero y vuestras actividades, mientras vais arriba y abajo en vuestras ocupaciones, sin saber que estáis siendo observados, analizados e investigados. Los localizadores electromagnéticos en vuestros animales, códigos de barras capaces de transmitir información, sensores, satélites, cámaras... ¿a santo de qué viene todo ese enorme interés de los gobiernos locales o federales por lo que vosotros hacéis? Ciertamente, el Gran Hermano os observa. Extracto del Capítulo 9. Las Revelaciones Sirianas No dejéis de leer sus dos primeros libros: El Cosmos del Alma: una llamada al despertar de la Humanidad (Arkano Books) y Vuelve la Atlántida: las luchas de la oscuridad y la luz (Editorial Sirio). www.sirianrevelations.net Posteado x Cometa Azul

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TE AGRADECERIA ME DIJERAS CUAL ES TU OPINION SOBRE LO ACABAS DE LEER ?
Y POR FAVOR, DEJA TU HUELLA ANTES DE RETIRARTE, NO PIERDAS EL CAMINO DE REGRESO, QUE LA LUZ UNIVERSAL TE ACOMPAÑE.