BLOGGER TEMPLATES - TWITTER BACKGROUNDS »

jueves, 21 de abril de 2011

¿POR QUé NO SE COME CARNE EN VIERNES SANTO?

Tradiciones de semana santa
Una tradición que vale preguntarse, ante tanta especulación de precios y obsesión por comer pescado.

Estamos en medio de una de las conmemoraciones más importantes del mundo católico, Semana Santa y hoy, Viernes, se enfrenta la muerte de Jesucristo en la cruz.

Hay una tradición que dicta que hoy los católicos no ingieran carnes rojas y las reemplazan por pescados y mariscos, al igual que el miércoles de ceniza y el primer viernes de Cuaresma. Esto desata que, año a año, suban y se especule con el precio de los productos del mar.

Pero ¿Sabe usted por qué?

Los católicos comen pescado o marisco en Semana Santa –según un sacerdote consultado- “para cumplir con las Sagradas Escrituras. Los fieles católicos no consumen la carne roja porque representa el cuerpo de Cristo crucificado”.

Por otra parte, otro sacerdote, mercedario, comenta que “En realidad no se come carne por que debemos acostumbrar a nuestro cuerpo a abstenernos de comer algo que realmente deseamos. Por ejemplo, si el día Viernes Santo se nos presenta el deseo de comernos un trozo de torta muy apetecible, debemos negarnos a esa posibilidad, o bien, servirse una fracción mínima.

Es una forma de probarnos si somos capaces de abstenernos a ese apetito (...) y esa es una manera, por supuesto, de renunciar a llevar a cabo cosas que añoramos, con fervor, en esta fecha tan especial”.

Otro sacerdote añade “La abstinencia es demasiado importante en esta fecha para la Iglesia y sus fieles. Es importante que los seguidores de Cristo no duden en alejarse de la exageración de cualquier tipo de consumismo. Incluso es bueno saber que pueden moderarse o privarse de realizar cosas que les entretienen: por ejemplo, ver televisión o comer hasta quedar demasiado satisfechos”.

En el caso de los evangélicos, no hay abstinencia en el consumo de este producto. Ellos no guardan este tipo de prácticas. Ellos piensan que es más importante guardar el corazón de las contaminaciones de este mundo. La contaminación, para ellos, se llama pecado. Para ellos, la comunión con Dios se encuentra a través de la oración y el cumplimiento de las Sagradas Escrituras.

Otra versión que tiene su cimiento en la antiguedad, es que generalmente en todas las épocas la carne ha sido un bien costoso. Y, al contrario, para muchos pueblos los pescados son ingeridos por los más humildes, ya que cuestan muy poco. Es por esta razón que se prefiere también el pescado a la carne, por un signo de humildad. No engalanaremos nuestra mesa con manjares un día de recogimiento y austeridad.

Sin embargo, esta razón no tiene sentido hoy, ya que el precio de los productos marinos sube por las nubes.

Para aquellos que hoy conmemoran la muerte de Jesucristo y que quieren guardar las tradiciones es que no se atormenten por conseguir un pescado que será un manjar en su mesa. Lo más sensato es comer una comida frugal y sencilla, tal vez verduras o legumbres y comprender que

“Lo que contamina al hombre no es lo que entra, sino lo que sale de él”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TE AGRADECERIA ME DIJERAS CUAL ES TU OPINION SOBRE LO ACABAS DE LEER ?
Y POR FAVOR, DEJA TU HUELLA ANTES DE RETIRARTE, NO PIERDAS EL CAMINO DE REGRESO, QUE LA LUZ UNIVERSAL TE ACOMPAÑE.