BLOGGER TEMPLATES - TWITTER BACKGROUNDS »

lunes, 12 de julio de 2010

El Vaticano defiende la posible existencia de vida inteligente en otros planetas

DECLARACIONES DE JOSÉ GABRIEL FUNES, ASTRÓNOMO JEFE DE LA SANTA SEDE

CIUDAD DEL VATICANO.- Dios posiblemente creó no sólo a Adán y Eva, sino también a 'E.T.'. Ésta es la sorprendente tesis que acaba de proponer el astrónomo jefe del Vaticano, José Gabriel Funes, en una entrevista publicada en 'L'Osservatore Romano' el diario oficial de la Santa Sede. El padre Funes asegura que no existe un conflicto entre la fe cristiana y la posibilidad de que exista vida inteligente en otros planetas, que quizás podría ser más evolucionada que la humana.
"En mi opinión, la posibilidad de vida en otros planetas existe", expresó el reverendo, un sacerdote jesuita de 45 años que encabeza el Observatorio del Vaticano y quien además es asesor científico del Papa Benedicto XVI.
"¿Cómo podemos excluir la posibilidad de que la vida se haya desarrollado en otro lugar?", comentó al periódico del Vaticano en una entrevista titulada 'Los extraterrestres son mis hermanos', y explicó que el gran número de galaxias existentes hacen posible pensar que la vida en otros planetas es una realidad.
Al preguntársele si se refería a seres similares a los humanos o incluso más evolucionados, Funes aseguró que "ciertamente, en un Universo tan grande, no se puede excluir esa hipótesis". El reverendo añadió además que "no ve un conflicto entre creer en la existencia de tales seres y la fe en Dios".
"Tal como hay una multiplicidad de criaturas en la Tierra, puede haber otros seres, incluso inteligentes, creados por Dios". "Esto no se opone a nuestra fe porque no podemos poner límites a la libertad creativa de Dios", afirmó. "¿Por qué no podemos hablar de un 'hermano extraterrestre'? Éstos seguirían siendo parte de la creación", señaló.
Funes, que dirige los observatorios que están ubicados al sur de Roma y en Arizona, planteó la posibilidad de que la raza humana pudiese ser la "oveja perdida" del Universo. "Podría haber otros seres que permanecen en total amistad con su creador", sostiene.

Nota al Margen:
Cuatrocientos años después de encerrar a Galileo por rechazar que la Tierra fuese el centro del universo, el Vaticano ha convocado a expertos para estudiar la posibilidad de vida extraterrestre y sus implicaciones para la Iglesia católica.
"Las cuestiones de los orígenes de la vida y el interrogante de si existe la vida en otras partes del universo son muy adecuadas y merecen seria consideración", dijo el religioso José Gabriel Funes, astrónomo y director del Observatorio del Vaticano.
El sacerdote jesuita presentó el martes los resultados de una conferencia de cinco días que congregó a astrónomos, físicos, biólogos y otros expertos para debatir el campo floreciente de la astrobiología, el estudio del origen de la vida y su existencia en otros rincones del cosmos.
Funes dijo que la posibilidad de vida extraterrestre plantea "muchas consecuencias filosóficas y teológicas", pero agregó que la reunión se centró principalmente en la perspectiva científica y el modo en que diferentes disciplinas pueden conjugarse para explorar ese terreno.
Chris Impey, profesor de astronomía en la Universidad de Arizona, dijo que era adecuado que el Vaticano organizara dicha reunión.
"La ciencia y la religión plantean la vida un como resultado especial en un universo vasto y por lo general inhóspito", dijo en una conferencia de prensa el martes. "Hay un rico terreno común para el diálogo entre los practicantes de la astrobiología y quienes buscan comprender el significado de nuestra existencia en un universo biológico".
Treinta científicos -incluso no católicos- de Chile, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Suiza e Italia asistieron a la conferencia, convocada para explorar entre otras cosas "si existen formas de vida sensibles en otros mundos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TE AGRADECERIA ME DIJERAS CUAL ES TU OPINION SOBRE LO ACABAS DE LEER ?
Y POR FAVOR, DEJA TU HUELLA ANTES DE RETIRARTE, NO PIERDAS EL CAMINO DE REGRESO, QUE LA LUZ UNIVERSAL TE ACOMPAÑE.